Toyota Yaris GR-Sport, la versión deportiva del utilitario híbrido

Enrique Canivell · 25 diciembre, 2018
El Toyota Yaris GR-Sport goza de una estética más llamativa y un interior con orientación más deportiva; destaca la puesta a punto de un chasis que recibe cambios para hacerlo más responsivo a nivel dinámico

Tener un utilitario híbrido no implica rechazar una estética y un tacto deportivos. Así, el gigante japonés lanza al mercado el Toyota Yaris GR-Sport,un pequeño subcompacto que goza de retoques estéticos en su carrocería, un interior más orientado a la conducción y modificaciones a nivel de suspensión.

Y es que a los que nos gusta practicar una conducción dinámica siempre nos atrae la idea de un vehículo pequeño –3,95 metros en este caso– de poco más de 1 000 kilos– y de batalla corta –2,51 metros entre ejes– con un chasis bien puesto a punto.

La marca japonesa emplea en este Toyota Yaris las siglas GR (Gazoo Racing) en referencia a sus equipos de competición. Por un lado, el Toyota TS050 HYBRID lidera el Campeonato del Mundo de Resistencia (WEC) –con Fernando Alonso al volante– y el Toyota Yaris WRC es el campeón de 2018 en el Campeonato del Mundo de Rallys (WRC).

Exterior del Toyota Yaris GR-Sport

Lo primero que llama la atención del Yaris GR-Sport es la carrocería bitono disponible en pintura blanca o roja con detalles en negro en: techo, alerón trasero, antena tipo aleta de tiburón, logo de la marca, faros, molduras alrededor de los faros antiniebla y en la parte baja de las puertas, y carcasas de los retrovisores.

Toyota Yaris GR-Sport: frontal y trasera
Frontal y trasera del Toyota Yaris GR-Sport.

Destacan la entrada de aire frontal de panal de abeja y las lunas traseras oscurecidas.

Interior del Toyota Yaris GR-Sport

Por su parte, el habitáculo del Toyota Yaris GR-Sport denota deportividad en dos elementos clave que traen las costuras en blanco: los asientos, que sujetan mejor el cuerpo y cuyo tapizado es distinto por el centro a los pétalos laterales, y un volante forrado en piel con un diseño de tres radios inspirado en el del deportivo Toyota GT86 (hermano gemelo del Subaru BRZ) . También redondean el conjunto las inserciones en cromado brillante de volante, palanca de cambios y marco de las rejillas de ventilación.

Toyota Yaris GR-Sport: interior
Interior del Toyota Yaris GR-Sport.

La parte mejorable del interior es la presencia y el aspecto de de los plásticos duros al tacto en puertas, salpicadero y consola central, aunque en el segmento B es muy habitual encontrarse con materiales de este tipo.

El maletero se sitúa en la media de sus competidores con 286 litros.

Motor y comportamiento dinámico

El único propulsor disponible para el Toyota Yaris GR-Sport es el híbrido de 1,5 litros y 100 CV, con el que el utilitario puede acelerar de 0 a 100 km/h en 11,8 segundos, unas prestaciones correctas dada la orientación del vehículo y la lentitud de la caja de cambios automática de variador continuo con la que vienen los modelos de la firma nipona.

Lo mejor sin duda son los ajustados consumos que ofrece este motor, de unos 5,0 l/100 km reales en ciudad y de aproximadamente 6,0 a 7,0 litros en carretera según la velocidad y las pendientes de la vía. Otra ventaja es que va asociado a la Etiqueta ECO, con la que se puede circular por el centro de las grandes ciudades incluso con episodios de alta contaminación y pagar menos por aparcar.

A nivel dinámico, este Yaris incorpora unos amortiguadores Sachs Performance, unos muelles que rebajan la carrocería en 0,9 centímetros y una barra estabilizadora maciza en lugar de que sea hueca para que el coche vire más plano y sea más reactivo a los inputs de volante y pedales.

Toyota Yaris GR-Sport: llanta
Llanta del Toyota Yaris GR-Sport.

El mayor agarre corre a cargo de unos neumáticos Bridgestone Potenza RE50 en medida 205/45 que van montados sobre unas llantas multiradio de 17″ en color negro.

Precio del Toyota Yaris GR-Sport

El precio por el que se puede adquirir el Toyota Yaris GR-Sport es de 18 600 euros al contado o de 186 € / mes con la opción de financiación de la marca denominada Pay Per Drive. Sin duda es un precio competitivo para la relación entre fiabilidad, consumo y prestaciones de las que hacen gala los modelos de Toyota.