Subaru BRZ, el deportivo hecho por y para puristas

Juan · 1 mayo, 2019
Este 2+2 de peso contenido y tracción trasera está hecho para la diversión por un precio relativamente asequible, lo que es consecuencia de compartir plataforma con su 'mellizo', el Toyota GT86

El Subaru BRZ es el resultado de una colaboración entre Subaru y Toyota, en la que crearon un coche de corte deportivo y relativamente asequible. Lleva en el mercado desde 2012, y desde 2016 está a la venta la actualización que incluye un nuevo diseño, más equipamiento y tecnología.

Lamentablemente, en los últimos años la oferta de deportivos de los de toda la vida ha ido reduciéndose paulatinamente. Apenas quedan unos pocos, y es que su lugar lo han tomado los compactos de altas prestaciones, un segmento que arranca entorno a los 200 CV y que alcanza casi los 400 CV en algunos casos.

No cabe duda de que el Subaru BRZ es un coche en peligro de extinción, más si atendemos a las escasas ventas que lo acompañan desde su lanzamiento al menos en nuestro país, donde priman más las compras racionales que las pasionales. Veamos qué nos ofrece este interesante deportivo.

Exterior muy japonés

Como decíamos, el BRZ es fruto de una colaboración con Toyota, quienes tienen en el Toyota GT86 su modelo más deportivo hasta la llegada del nuevo Supra. Como se trata del modelo original, el diseño de este bebe directamente de deportivos clásicos de la marca como el 2000GT.

Subaru BRZ: trasera
Trasera del Subaru BRZ.

Sin embargo, el Subaru toma la misma base, a la que le cambian el frontal, por lo que tiene elementos de diseño que poco o nada tienen que ver con la marca porque son de Toyota. Al menos, cuenta con el azul Subaru en la paleta de colores disponibles.

Sin más rodeos, el BRZ cuenta con una carrocería baja y ancha, con unos pasos de rueda ensanchados en ambos ejes y llantas de 17 pulgadas. Equipa faros con tecnología LED delante y detrás; quizás la zaga es el punto más interesante. Monta un gran difusor y dos salidas de escape, así como un llamativo alerón en el maletero.

Habitáculo justo

A nivel interior cuenta con un diseño único, específico para este deportivo. El salpicadero –muy trabajado en sus formas– integra botoneras tipo aviación en la zona inferior. El volante, pequeño, tiene el grosor perfecto y es completamente redondo, sin zonas achatadas. Es un deportivo y no tiene que demostrarlo.

Sin embargo, las cuidadas formas de la carrocería repercuten negativamente en el espacio interior. Solo hay espacio para cuatro ocupantes, aunque los pasajeros de atrás viajarán muy justos, así que las plazas traseras son más bien de emergencia. Al mismo tiempo, un maletero de solo 243 litros no da lugar a muchas libertades.

Subaru BRZ: interior
Interior del Subaru BRZ.

Poco motor para tanto chasis

Desde su llegada al mercado en 2012, tanto el Subaru BRZ como su hermano gemelo han sido criticados por el gran trabajo realizado para el chasis y que no está acompañado por una mecánica a la altura. No tiene mal motor, pero su bloque de cuatro cilindros bóxer y 200 CV de potencia se antojan escasos.

Para colmo, el par máximo tampoco es muy alto (205 Nm), lo que no ayuda a mejorar las prestaciones de este deportivo, problema que se agrava si se monta la caja de cambios automática en vez de la manual, ambas de seis relaciones. Sin embargo, el enfoque purista del coche contrarresta un poco estos males.

Para extraer lo mejor del motor hay que llevarlo muy alto de vueltas, cerca de la zona roja.

Un peso reducido y una trasera viva lo hacen perfecto para carreteras con curvas y preparaciones de competición, especialmente de drift. En estos casos suelen cambiarse los motores para facilitar su potenciación, y es que el bloque original atmosférico no es muy amigo de las potenciaciones.

Precio

Pese a la similitud del Subaru BRZ con el GT86 de Toyota, el de las estrellas cumple el papel de modelo económico. Está disponible en dos acabados, Sport y Executive, con precios de 29 900 y 31 600 euros respectivamente. En ambos casos se les aplica la promoción de 1 250 euros que hay actualmente.

Los menos de 2 000 euros de diferencia entre ambas versiones se deben a que el BRZ Executive añade la tapicería mixta de cuero y alcántara en vez de tela. Por lo demás, a nivel exterior, interior, tecnológico y de seguridad son exactamente iguales.