Tesla Roadster

· 3 septiembre, 2018

Impresiona que una compañía de coches eléctricos prometa que ya tiene el coche más veloz del mundo. El resto de la industria ecológica no ha podido superar el reto de la velocidad, pero el Tesla Roadster romperá varios récords en el año de su lanzamiento: 2020.

Es difícil analizar a un coche de futuro. No obstante, el gran Tesla Roadster se erige como un súper deportivo eléctrico capaz de alcanzar la mayor velocidad, al menos en aceleración. Más allá de las proyecciones de su motor, la propuesta es más que interesante para los conductores gama alta.

No sabemos cuáles serán sus competidores, pero al Tesla Roadster se le equipara a modelos como el Mercedes SLS AMG ‘alas de gaviota’. Un coche que llegará a todos los países del mundo.

Diseño exterior

Moderno, curvilíneo y futurista; así es el exterior de este super-deportivo de lujo. La colocación de dos asientos traseros y algunos matices le dan un pequeño toque familiar como para darle versatilidad.

Diseño del Tesla Roadster.

Del resto, esta máquina parece sacada de una película del futuro y el diseño nos da cuenta de su cuidadosa aerodinámica. Su carrocería es tipo larga, lo que habla aun mejor de sus prestaciones.

Diseño interior y habitabilidad

El diseño interior del Tesla Roadster es quizás aún más futurista que su exterior. El concepto de este modelo es una conjunción entre lo minimalista y la evocación a la tecnología de punta. Esto se ve en la atípica forma de sus asientos individuales, o su moderno volante en donde ya no tiene sentido la forma redonda.

Interior del Tesla Roadster.

Además, este vehículo vendrá con una pantalla grande incorporada para el info-entretenimiento y la asistencia en la conducción. En dicho artículo tecnológico se condensarán al parecer, todos los controles e informaciones para el conductor.

Con respecto al espacio, tenemos dos asientos delanteros y dos traseros. Quizás la falta de un espacio más amplio sea lo único que pueda generar algún tipo de inconformidad.

Motores y comportamiento

La promesa de los creadores del flamante Tesla Roadster, se fundamenta en superar dos records puntuales. El primero es la capacidad de alcanzar una velocidad máxima de 400 km/h, lo cual sería muy revolucionario teniendo un motor de combustión eléctrica. Esto podría significar el hecho de que esta maquina supere los registros dejados por el Bugatti Chiron.

La segunda marca que podría romper, es el de aceleración. Según su fabricante, este descapotable puede pasar de cero a 100 km/h en apenas 1,9 segundos. Su cifra de par máximo es de 10.000 nm, por lo cual este vehículo tendría una transición de cero a 160 km/h en tan solo 4,2 segundos. Lo mejor es que lo lograría sin emitir CO2.

No se sabe demasiado sobre la batería utilizada. Lo que sí se a manifestado es de su capacidad de almacenamiento: 200 kWh. Además, se espera que el automóvil pueda tener una autonomía de 1.000 kilómetros, algo bastante notorio.

De ser ciertos los datos, la relación entre peso y potencia de este producto estaría como sacada de una fórmula perfecta. La transmisión entre las baterías y motores eléctricos será digna de estudiar.

Precio

El Tesla Roadster es más que un coche de gama alta, un súper deportivo. Se sabe que su fabricación será bastante limitada y serán contadas las personas que podrán acceder a este producto al rededor del mundo.

En primer lugar se realizarán 1.000 unidades que estarían lista en el año 2020, teniendo esta camada un precio de 215.000 por unidad. En la actualidad la empresa Tesla Motors ha comenzado a habilitar una lista para pre-ordenar en esta edición especial denominada Founders Series.

La compañía también ha afirmado que después de esta primer grupo de coches, saldría una segunda camada que será un poco más barata en relación a la primera. En este caso, el coste de cada coche sería de 175.000 euros.

Cabe destacar que, para poder ingresar a la exclusiva lista de espera, los consumidores deben adelantar un pago que asciende a los 39.000 euros.

La calidad de los productos de este fabricante ha sido comprobada con modelos tan potentes como el Tesla Model X y el Tesla Model S. Si todas las expectativas se confirman, entonces estaremos en presencia de una de las maravillas más importantes en materia automotriz.

Junto a todo lo anterior, el vehículo más rápido puede ser también amigable con el medio ambiente y podrá llegar a las autopistas en menos de dos años.