Tesla pretende ser el rey automovilístico de China

· 2 agosto, 2018
La compañía de Elon Musk pretende abrir su segunda fábrica en Shangái para 2020 y así dar salida a sus innovadores coches eléctricos en el mercado con mayor demanda de este tipo de vehículos

Tesla, la enorme compañía estadounidense que casi ha conseguido conquistar el mundo de la tecnología, el motor, la ingeniería y muchos otros campos, quiere adentrarse en el mercado el gran gigante comercial con paso firme.

Hablamos de China, donde entre tanta competencia es difícil hacerse un hueco, pero claro, estamos antes una de las empresas con más futuro, nada más y nada menos que Tesla, el rey de los coches eléctricos.

Por qué Tesla en China

A pesar de ser una de las empresas más punteras del mundo, Tesla no se conforma y quiere seguir creciendo. ¿Qué mejor lugar para hacerlo que en el gran gigante del comercio?

Y no solo eso, porque China es el principal mercado de coches eléctricos del mundo, un terreno en el que Tesla está apostando fuerte, pues sabe que es el futuro.

A pesar de sus esfuerzos, hasta ahora la gran empresa solo ha conseguido un 3% de las ventas de coches eléctricos en China, por lo que ocupa el décimo puesto. ¿Y cómo piensa revertir Tesla la situación? Estando presente allí, en el país en el que la demanda de coches eléctricos es la mayor del mundo.

La gran empresa estadounidense ve en China un diamante en bruto para el mercado del coche eléctrico, y claro, hacerlo todo desde Estados Unidos es más complicado desde que Donald Trump encareció los aranceles en los negocios llevados a cabo entre USA y China. Por no hablar de la venganza China, que gravó los productos americanos en un 40%. Fabricar en China será la mejor manera de saltar esa barrera para Tesla.

Tesla en China

Tesla ya está presente en China

Lo que en principio pareció una simple idea, una propuesta más o un sueño más, ya es una realidad. Nunca habían pensado en crear una segunda fábrica hasta ahora. ¿Para qué si con solo la que tienen se han ganado un puesto en el mercado mundial? Pues ahora su segunda fábrica estará en Shangái, lo cual marcará la historia de la marca y del país asiático.

Se estima que la nueva fábrica de Tesla en China producirá una media de 500 000 coches al año, de los cuales se obtendrán grandes beneficios por ser fabricados allí mismo y por saltarse los enormes aranceles que Donald Trump ha impuesto.

Esto no solo supondrá una gran ganancia para Tesla, sino que además su reputación subirá por las nubes, por no hablar del prestigio que ganará el país al impulsar la compra de coches eléctricos del gigante mundial de los coches eléctricos. Todos ganan con este acuerdo.

Tesla Model S en China

Por otro lado, China también será un trampolín para llegar a otros mercados asiáticos y favorecer la producción de vehículos eléctricos. La expansión de Tesla será una realidad, pues China quiere incrementar las ventas de coches eléctricos antes del 2025 en siete millones anuales, por lo que un buen pedazo de este pastel será para la gran empresa americana.

¿Tendrá Elon Musk alguna sorpresa para inaugurar  su nueva fábrica en China en forma de un modelo innovador? Tendremos que esperar para eso, aunque no mucho, pues quiere que la nueva fábrica esté en funcionamiento para el año 2020 y que su máximo rendimiento se alcance como mucho en el 2023.

El Goliat de los coches eléctricos llega a China y promete pisar a quienes se encuentre por el camino para hacerse con el trozo más grande de la tarta. Seguiremos muy de cerca los avances y el desarrollo para informarte, porque nos parece una noticia muy interesante.