Suzuki Ignis, pequeño pero rebelde

Alberto Fuentes · 15 diciembre, 2018
Esta es la apuesta de Suzuki para circuitos urbanos, un vehículo compacto con atractivas opciones como el poder añadir un motor híbrido o la tracción a las cuatro ruedas.

El pequeño utilitario de la marca japonesa es uno de los SUV de tamaño más reducido que hay en el mercado. También es uno de los más interesantes de su segmento. Así, el Suzuki Ignis ha llegado para quitarle el sueño al Fiat Panda 4×4, que lleva demasiado tiempo reinando a sus anchas.

Por tamaño se sitúa entre el Celerio y el Swift. En realidad, aunque parezca que la marca tiene sobrepoblación de utilitarios, cada uno tiene su público. Además, el Ignis se guarda un as bajo la manga del que pocos rivales pueden presumir: un sistema híbrido entre sus opciones.

frontal del suzuki ignis año 2017

Diseño exterior del Suzuki Ignis

El nuevo Suzuki Ignis es de ese tipo de coches que te encanta o lo odias. No obstante, esto se podría decir de todos los coches que van un paso más allá en cuanto a diseño saliéndose de lo establecido:

  • A simple vista no es más que un diminuto SUV de 3,70 metros de longitud por 1,69 metros de anchura. Estas son unas medidas perfectas para callejear por las grandes ciudades y con el plus de visión que te proporciona su alta posición de conducción.
  • El frontal es moderno y resultón, con unos focos muy integrados en la parrilla y con una iluminación diurna de LED muy original. Por otra parte, el pequeño y alto morro le otorga ese estilo SUV tan buscado hoy día.
  • La parte trasera es la más criticada del modelo. La razón, su caída excesivamente vertical y unos enormes pilotos traseros que no le quedan especialmente bien. Una lástima, porque la parte frontal cumple con creces. Aun así, esa solo es una apreciación personal.
parte trasera suzuki ignis año 2017

Diseño interior y habitabilidad

Una vez dentro, el Suzuki Ignis se desmarca totalmente de sus competidores. Cuenta con una habitabilidad y un aprovechamiento del espacio sin parangón para un coche de su tamaño:

interior del suzuki ignis año 2017

  • El salpicadero está realizado con materiales sencillos pero con la calidad justa como para no convertirse en un inconveniente. Además, dispone de una dotación tecnológica muy avanzada e incluye ayudas como:
    • Sistema de reconocimiento de peatones
    • Acceso y arranque sin llave
    • Cámara que detecta el cambio involuntario de carril
  • La pantalla multifunción del centro del salpicadero tiene un buen tamaño, está situada a muy buena altura y viene con GPS integrado. Todo está en su sitio y luce formas modernas y desenfadadas. Estos son los detalles que le gustan al comprador de un coche de estas características.
  • Las plazas traseras tienen mucho espacio para las rodillas y una aceptable distancia libre hasta el techo. Sin embargo, su estrechez solo le permite estar homologado para cuatro ocupantes. Los asientos traseros son reclinables y se pueden desplazar longitudinalmente. Esta opción mejora mucho el confort en caso de viajar con adultos, pues en posición normal pecan de demasiada verticalidad.
  • El maletero es de 260 litros en casi todas las versiones. La excepción es la GLX Allgrip, la versión 4×4, en la que se reduce a los 204 litros.
    Un Fiat Panda cubica 225 litros y un Citroën C1 se queda en 196 litros, lo que nos da una idea de las buenas capacidades del japonés.

Mecánica y capacidades dinámicas

Otro punto a tener en cuenta es que, en igualdad de precio, el Suzuki Ignis ofrece una media de 20 caballos más que sus competidores más directos. Concretamente cuenta con 90 caballos. Esta es una cifra que pocos rivales pueden equipar y que le da cierto desahogo cuando sale a carretera.
A continuación, las características y opciones de motorización de este modelo:

  • El bloque elegido es un 1.2 atmosférico de 16 válvulas y cuatro cilindros. Entrega un modesto par de 120 Nm a 4 400 rpm, suficiente para mover con dignidad sus 810 kilogramos de peso. Consigue realizar la prueba de 0 a 100 km/h en 12,2 segundos y alcanza los 170 km/h.
  • Si optamos por el sistema híbrido, denominado SHVS, añade un pequeño motor de 3 caballos eléctrico que apoya al de gasolina. Este sistema solo está disponible con el acabado GLX, el más alto. Así, mejora su consumo en 0,3 litros por cada 100 kilómetros respecto al modelo no electrificado.
  • Sin embargo, aunque la diferencia de consumo sea insignificante, el coche consigue el valioso distintivo ECO.  Por ejemplo, mejora la fuerza en marchas largas al ayudar al motor de combustión.

Respecto a su comportamiento, no es el mejor modelo para salir de la ciudad con garantías a pesar de que el motor nos lo permita. La carrocería balancea mucho más que en modelos como el Hyundai i10 o el Seat Mii. Se aprecian algunas reacciones bruscas y poco predecibles.
Con ello no queremos decir que sea un coche inseguro, pero en caso de cambios de dirección inesperados, los movimientos de la carrocería sorprenden negativamente. La culpa de este comportamiento la tiene el arcaico eje rígido trasero que equipa.

En cambio, si lo quieres usar para pistas en buen estado, es una buena alternativa comparado con el Panda 4×4, por su buena altura libre al suelo de 18 centímetros, por 16 del italiano.

Precio y conclusión

El precio del Suzuki Ignis más económico es de 13 070 euros con descuentos incluidos. Se considera un buen precio para el equipamiento base que ofrece y la buena potencia que entrega. La versión híbrida tiene un precio de 15 620 euros con descuentos incluidos. Esta es una cifra muy tentadora, dadas las ventajas que tiene un coche ECO en la ciudad y el ahorro que supone.

asientos Suzuki Ignis año 2017

La buena habitabilidad y las buenas posibilidades fuera del asfalto son puntos a tener en cuenta. Sin embargo, si vas a salir mucho a carretera con él, hay opciones más aconsejables y agradables de conducir.