Subaru WRX STI Final Edition: 8 unidades despiden a un mito de los rallys

Enrique Canivell · 2 abril, 2019
El triste adiós a un coche icónico de los rallys trasladado a la calle se plasma en el Subaru WRX STI Final Edition... ¡Corre porque solo hay 8 ejemplares!

Subaru dejará de fabricar su coche estrella. Triste pero cierto. Estamos en unos tiempos en los que, para la mayoría, ya no importan las prestaciones, la deportividad o las sensaciones de conducción. Estética, imagen de marca, eficiencia y equipamiento quizás son factores de mayor peso para un mercado que ve la despedida de uno de los grandes con las 8 unidades del Subaru WRX STI Final Edition.

El Subaru Impreza es un imcomprendido entre el público actual, pero si encima hay que desembolsar un dinero importante por un coche no considerado ‘premium‘, ya puedes argumentar como quieras que tu coche es muy rápido, y que tiene el más eficaz sistema de tracción del mercado, que igualmente te lo vas a ‘comer’.

Al final, ha ocurrido lo inevitable. Su elevado precio y consumo, una estética de las que amas u odias, y el que no tiene ‘imagen de marca’ para algunos, podrían ser los motivos que han precipitado que la marca japonesa dé de baja definitiva al Subaru WRX STI, el máximo exponente de lo que es Subaru.

Ya pasó con el Mitsubishi Lancer EVO, el otro modelo icónico japonés de los rallys que en la calle solo competía con el STI. El EVO desapareció 2016, lo que parecía que dejaba el camino libre a Subaru como único coche de este particular segmento: un sedán o compacto con motor turboalimentado y un eficaz sistema de tracción integral propio de los coches de rallys.

Subaru WRX STI Final Edition: frontal
Frontal del Subaru WRX STI Final Edition.

Pero justamente apareció la nueva versión del Ford Focus RS, que pasaba de la tracción delantera a la tracción total. Aunque su sistema no sea tan eficaz como los bloqueos mecánicos con tres diferenciales –el central de tipo activo electrónico– del EVO o el STI en un uso extremo y continuado, porque cuenta con un embrague multidisco que se recalienta si abusamos, lo cierto es que para un usuario normal cumple su cometido de sobra.

El sistema de tracción del Ford Focus RS es capaz de mandar el par a la rueda exterior trasera, con un modo drift muy accesible y fácil para cualquiera.

La ventaja del sistema de la firma americana es que en conducción relajada se circula prácticamente con tracción delantera, con el embrague desenganchado, lo que evita los importantes rozamientos de un sistema de tracción integral más convencional que repercuten –y de qué manera– en el consumo. Tanto es así, que el Subaru paga un 4,75 % más de impuesto de matriculación –vinculado al gasto de combustible– que el Ford, algo que tampoco ayuda a competir.

Además, el motor del Ford Focus RS tiene un sistema de inyección directa de combustible, lo que todavía lo hace más eficiente. Si al precio final, al consumo y lo divertido que puede resultar su modo drift le unimos que su propulsor desarrolla de serie 350 CV, 50 CV más que el STI, entonces es difícil que el público renuncie a todo ello en favor de la eficacia en uso continuado de la tracción del Subaru. Quizás todo esto haya propiciado su desaparición…

La exclusividad del Subaru WRX STI Final Edition

Sin embargo, tener una de estas últimas ocho unidades del Subaru WRX STI Final Edition puede suponer un plus de exclusividad por el que estos coches apenas pierdan valor en el mercado de segunda mano. 

Subaru WRX STI Final Edition: interior
Interior del Subaru WRX STI Final Edition.

Aunque no solamente nos llevamos eso, sino una serie de mejoras a nivel de estética e interior que son dignas de mencionar:

  • Placa conmemorativa –con el número de la unidad– tras la palanca de cambios.
  • Volante forrado en alcántara, para mejor agarre.
  • Botón de arranque rojo.
  • Ribete rojo en la parte inferior de la calandra.
  • Pinzas de freno plateadas.
  • Llantas doradas.
  • Embellecedores cromados en el difusor que recoge las salidas de escape.
Subaru WRX STI Final Edition: trasera
Trasera del Subaru WRX STI Final Edition.

El Subaru WRX STI Final Edition solo estará disponible en pintura azul o negra.

Todo esto se une a la gran base con la que ya contaba:

  • Motor bóxer, con el centro de gravedad más bajo.
  • Cilindrada de 2,5 litros con turbo.
  • 300 CV a 6000 rpm y 407 Nm a 4000 rpm.
  • Aceleración de 0 a 100 km/h en 5,2 segundos.
  • Tracción integral con bloqueos mecánicos y diferencial central activo.
  • Active Torque Vectoring: frena las ruedas interiores para ceñirse al interior.
  • Frenos Brembo con discos ventilados y perforados de 340 y 326 mm.
  • Dirección hidráulica de 2,5 vueltas, comunicativa y rápida.
  • Neumáticos 245/35 en llantas de 19 x 8.5 pulgadas.

Precio del Subaru WRX STI Final Edition

Hacerse con esta versión es considerablemente más costoso que el modelo estándar. Y es que cada una de las 8 unidades del Subaru WRX Final Edition cuestan 57 500 euros. Pero probablemente, como ya dijimos, no pierdan mucho valor en el mercado de segunda mano, así que dentro de que es una compra muy emocional, este podría ser el aliciente racional. Seguro que todavía queda quien valore un coche tan especial…

El Subaru Impreza se hizo con tres títulos mundiales de rallys de marcas en 1995, 196 y 1997, y tres de pilotos en 1995, 2001 y 2003, una trayectoria de éxitos que llega su final.