Skoda Octavia 2020, más deseado que nunca

Alberto Fuentes · 28 noviembre, 2019
El nuevo Skoda Octavia 2020 ha causado furor entre los amantes del modelo, con una imagen más premium que nunca

El modelo más importante para mantener la economía de la marca checa ha deslumbrado con un diseño mucho más sólido y fluido. Esta nueva generación, denominada Skoda Octavia 2020, se atreverá con un público un poco más exigente en cuanto a estética se refiere, ya que todas las cualidades que ha tenido siempre las mejora aún más.

No es fácil pertenecer al segmento de las berlinas hoy día, pero si te apellidas Octavia la cosa cambia mucho. Son muchos los que son totalmente fieles al modelo, y es que se nos ocurren muy pocas compras más lógicas que este modelo.

Diseño exterior del Skoda Octavia 2020

No es que le hiciera falta un cambio muy profundo de diseño al anterior Octavia, ya que va dirigido a un público que no se mueve tanto por esas virtudes, pero el nuevo da un salto cualitativo y hace que se acerque más al empaque de su hermano mayor: el Superb.

Skoda Octavia 2020, versión familiar.
Versión familiar del Skoda Octavia 2020.

El frontal es, quizás, la parte más continuista, sobre todo en la forma redondeada y algo pincelada de la parrilla, aunque todo lo demás es mucho más moderno y atrevido. Además, deja atrás los cuestionados faros divididos, una solución que no aportó nada en absoluto.

Lateralmente es donde empieza a notarse la magia de este modelo, sobre todo a partir del pilar C, mucho más grueso y robusto, con el que consigue una línea más fluida y menos clásica. Por otra parte, tanto la carrocería familiar como la berlina miden lo mismo e incrementan en cuatro centímetros la longitud del modelo actual.

La parte trasera es la más ovacionada de checo, con unas formas mucho más cercanas a un vehículo premium que, además, le permiten mejorar el espacio de carga. En el caso de la carrocería familiar pasa algo parecido y está mucho más conseguida que antes. No nos atreveríamos a decir cuál de las dos carrocerías nos parece más atractiva, y eso es lo mejor que puedes decir de un modelo familiar.

Los pilotos son más alargados y van colocados en posición horizontal, lo que mejora la sensación de anchura, mientras que la luna posterior va colocada en una posición menos vertical que antes, con lo que consigue un aspecto más deportivo.

Trasera del Skoda Octavia 2020.
Skoda Octavia 2020, parte trasera.

Diseño interior y habitabilidad

Todo el avance que se aprecia en el exterior se ve reflejado también en el interior del nuevo Skoda Octavia 2020. El siglo XXI ha llegado a la berlina generalista más deseada por los taxistas y ahora luce un aspecto mucho más tecnológico, alejado de esa sobriedad que el Grupo VAG le daba a todos sus modelos.

La pantalla central puede ser 8 o 10 pulgadas y el cuadro de instrumentos es analógico en los acabados más básicos, con las clásicas agujas y la pantalla entre ellas, o toda una pantalla de 10,25 pulgadas con cuatro opciones de configuración para las versiones más equipadas.

Como curiosidad, el sistema de reconocimiento de órdenes vocales se llama Laura y promete una comunicación con el coche para realizar acciones básicas sin retirar la vista de la carretera cuando vamos en marcha.

Interior del Skoda Octavia 2020.
Skoda Octavia 2020, interior.

En cuanto al espacio disponible, con que se pareciera al modelo al que sustituye ya podría mirar por encima del hombro a la mayoría de sus rivales, pero es que lo mejora. Tanto en las plazas delanteras como en las traseras se incrementa algún centímetro el espacio disponible, salvo en la distancia para las rodillas, que se mantiene.

Donde también mejora es en el estratosférico maletero, que pasa de unos magníficos 590 litros a la cifra mágica de los 600 litros, suficientes para la familia mejor equipada. En el modelo familiar pasa de 610 a 640 litros, lo que lo convierte en el referente del segmento.

Motores del Skoda Octavia 2020

La gama inicial será muy completa y muy competitiva, con un total de 10 motorizaciones para elegir, más de lo que muchas berlinas con más renombre pueden ofrecer. Además, se podrá elegir entre el cambio manual de 6 velocidades o el DSG de 7 relaciones, tracción delantera o total, con el sistema de microhibridación de 48 V, una versión híbrida enchufable e incluso una que funciona con gas natural.

Las potencias comprendidas estarán entre los 110 y los 190 CV en el caso de los gasolina turboalimentados, entre los 116 y los 200 CV en el caso de los diésel y con 204 CV para la versión más potente: la híbrida enchufable. Cuando llegue la esperada versión RS este último perderá el trono…

Aún no tenemos datos sobre los precios, pero, como siempre en Skoda, serán muy competitivos y con una relación entre calidad, equipamiento y precio de lo más competitiva, a lo que hay que sumar una estética que, ahora sí, enamora.