Skoda Citigo-e iV: el primer eléctrico checo promete 265 km de autonomía

Juan · 30 mayo, 2019
Con 265 kilómetros de autonomía y una velocidad punta de 130 km/h, el Skoda Citigo-e iV –primer eléctrico de la marca– está diseñado para un uso eminentemente urbano

Skoda ha presentado su nueva submarca ecológica: iV. Bajo su sello se formará una gama de vehículos electrificados en mayor o menor medida. Su presentación ha tenido como protagonista al nuevo Skoda Citigo-e iV, el primer modelo 100 % eléctrico de la marca checa en sus 124 años de historia.

Este movimiento forma parte del plan de expansión del Grupo VAG en cuanto a la movilidad ecológica urbana. Además, sirve de revulsivo para el pequeño urbano checo, el cual no ha disfrutado del éxito esperado por la cercanía en precio al Skoda Fabia. Lo mismo ocurrió con sus gemelos, los Volkswagen Up y Seat Mii.

El Skoda Citigo-e iV no es el único de la familia. A este se suma también el Skoda Superb iV, un híbrido enchufable que se estrena ahora que ha llegado la actualización de medio ciclo de la berlina de representación de la marca, del mismo modo que suma a su gama el acabado Scout.

Diseño exterior

Disponible en solo dos acabados, Ambition y Style, los cambios estéticos del Skoda Citigo-e iV se concentran en la parte frontal. La entradas de aire para la refrigeración del motor se han reducido a la mínima expresión, tapadas con parrillas opacas del mismo color de la carrocería.

Skoda Citigo-e iV: frontal.
Frontal del Skoda Citigo-e iV.

Tanto la iluminación diurna en LED como los antinieblas delanteros forman parte del equipamiento de serie. Las carcasas de los retrovisores, con los intermitentes integrados, pueden ser del color de la carrocería o en negro.

Otro cambio corresponde a las inscripciones de la zaga; se abandona el logo tradicional y se incluye la correspondiente placa Citigo-e iV en el portón. La paleta de colores dispone de siete opciones, mientras que las llantas son de 14 pulgadas –acero– en el acabado Ambition y 16 pulgadas –aleación– en el Style.

De forma opcional, los Citigo-e iV Ambition pueden montar las llantas de 16 pulgadas.

Nuevo cuadro de instrumentos

Dado que esta versión eléctrica se presupone más cara y exclusiva, el equipamiento de serie es mayor que en cualquier modelo de la gama. De serie, incluye elevalunas eléctricos delantero, climatizador, bloqueo central remoto, radio Swing II y el acoplamiento para smartphones Move&Fun.

Skoda Citigo-e iV: trasera.
Trasera del Skoda Citigo-e iV.

Con la aplicación Skoda Move&Fun podremos utilizar nuestro propio móvil como una pantalla adicional donde consultar datos del vehículo, el sistema multimedia y la navegación. Además, para los Citigo-e iV añade acceso al estado de las baterías y a la climatización del coche también de forma remota.

El asistente de cambio de carril es de serie en todos los acabados, mientras que el Style se reserva la luz ambiental, los retrovisores eléctricos calefactados y cuero en volante, palanca de cambios y freno de mano.

Opcionalmente quedan los asientos delanteros calefactados, cuatro altavoces adicionales y los sensores de aparcamiento traseros, detector de lluvia y luz, doble fondo para el maletero, control de crucero y lunas tintadas.

Además de las nuevas funciones del Skoda Move&Fun, el Citigo eléctrico se diferencia por el nuevo cuadro de instrumentos. Este nos muestra la velocidad, la cantidad de carga restante y la regeneración o gasto de energía instantánea.

Las baterías no restan espacio al maletero, con 250 litros.

Sistema eléctrico del Skoda Citigo-e iV

La novedad más importante del Skoda Citigo-e iV es su tren motriz, completamente eléctrico. Equipa un motor de 61 kW de potencia y 210 Nm de par máximo que, como buen eléctrico, son instantáneos. Firma un 0-100 km/h y el 60-100 km/h en 12,5 y 7,6 segundos respectivamente, con una velocidad punta limitada a 130 km/h.

Skoda Citigo-e iV: baterías.
Esquema de baterías del Skoda Citigo-e iV.

Su velocidad máxima es pobre, ya que el coche está concebido para un uso eminentemente urbano.

Su autonomía es de 265 kilómetros según el ciclo WLTP, y es capaz de recargar el 80 % de los 36,8 kWh de capacidad con los que cuenta en menos de una hora si se usa un cargador rápido de 40 kW. Con un sistema de carga de 7,2 kW CA –wallbox– el mismo proceso se demora cuatro horas y ocho minutos, mientras que en casa tardará más de 12 horas y media.

La batería cuenta con 168 celdas y está situada en el suelo.

El cable para el cargador rápido y el wallbox vienen de serie en el acabado Style y son opcionales para el Ambition, que solo incluye enchufe doméstico de fabrica, de la que por cierto empezará a salir el Skoda Citigo-e iV en la segunda mitad del 2019.