SEAT Altea, una generación que deja marca

Carlos Vera Villarreal · 28 diciembre, 2018
Recordamos este interesante coche del fabricante español SEAT que solo se encontró en el mercado durante un breve espacio de tiempo, pero que sentó las bases para los siguientes modelos de la marca.

El SEAT Altea es un monovolumen que fue fabricado por la marca Española SEAT desde el año 2004. Este coche combina el gran espacio de un monovolumen con las medidas de un compacto; en el año 2009 sufrió una reestilización junto al SEAT León dándole un lavado de cara a ambos modelos.

A pesar de ser un coche de segmento C, es más bajo que otros monovolúmenes del mismo segmento. Sin embargo, es más alto que los turismos que pertenecen al C. El Altea dio una nueva imagen a la marca SEAT; el vehículo se dejo de producir en el año 2015.
Este monovolumen
solo cuenta con una generación, pero existen muchas versiones que abrieron puerta para la creación de otros modelos o prototipos. Por ejemplo, encontramos el SEAT Toledo III y el Altea Freetrack o el SEAT Altea XL Electric Ecomotive.

Gracias a su último lavado de cara el vehículo gano más presencia, una nueva motorización y más equipamiento; haciéndole frente a rivales como el Citroën C4 Picasso, el Ford C-MAX, el Renault Scenic o el Toyota Verso.

Exterior del SEAT Altea

Este monovolumen de tamaño mediano presentaba un diseño enfocado a lo urbano. Así, contaba con unas medidas de 4,28 metros de largo, 1,77 metros de ancho y 1,58 metros de alto.
Los cambios de aspecto más notables se encontraban en una nueva calandra y en los pilotos delanteros más grandes.

vista trasera seat altea 2009

Asimismo, se cambió el diseño de los retrovisores, parachoques, la iluminación delantera y posterior. Para la parte posterior del Altea, presentaba un nuevo portón muy similar a los de la generación anterior. A esto lo acompañaba una luneta más grande que modifica la visibilidad del conductor, junto con los robustos retrovisores.

Este lavado de cara del SEAT Altea, incluía la posibilidad de elegir llantas de aleación de 13 pulgadas. Por otra parte, las de 14 solo se encontraban disponibles para el SEAT Altea XL, junto a distintos colores para toda la carrocería.

Interior del SEAT Altea

Este rediseño es más notable en el interior del SEAT Altea:

  • El volante modifica su estilo con un diseño de tres radios con base plateada similar al del SEAT León de esa época. Por otra parte, se han cambiado los paneles de las puertas delanteras, que lucen muy diferentes a de las entregas anteriores.
  • De igual manera, cambia el panel de instrumentos. Además, se utilizaron materiales de mejor calidad, lo que le da un buen aspecto; para los asientos es posible escoger entre tela o tapizado en cuero.
interior seat altea interior 2009

El puesto para conducción del coche es bueno, similar al de un turismo, gracias a la distancia que hay entre el asiento, los pedales y el volante. Por otra parte, se compensa un poco la falta de espacio para los usuarios de la fila posterior de asientos. Cabe destacar que este monovolumen es bastante cómodo para cuatro pasajeros y demasiado estrecho para cinco.

El SEAT Altea brinda la suficiente comodidad en las plazas delanteras y traseras para adultos que no sean muy altos. Para el caso contrario, se nos presenta la opción del Altea XL, que mejora mucho este aspecto con su alargada carrocería.

Por otro lado, la capacidad del maletero es:

  • 409 litros para el Altea
  • 532 litros para el alargado Altea XL
  • 490 litros para el Altea Freetrack.

Equipamiento

El equipamiento del Altea, en tema de seguridad, incluye de serie en todas sus versiones ABS con asistencia de frenada de emergencia, tracción TCS, control de estabilidad ESP y seis airbags.

Para los acabados del coche, existieron tres niveles de equipamiento:

  • Reference equipa aire acondicionado, radio y ordenador de abordo.
  • Style añade llantas de aleación de 16 pulgadas, climatizador, detalles en cuero y faros antiniebla con función cornering.
  • En el acabado tope se incluyen las llantas de aleación de 17 pulgadas, asientos deportivos y una suspensión reforzada.

Hay que tener en cuenta que el SEAT Altea no era un coche que destacara por su variado equipamiento. Por ejemplo, de serie solo incluía algunos elementos básicos de seguridad y una radio con seis altavoces.

Al cesar su producción, el Altea dio paso a la creación de nuevos SUV de la casa SEAT. Se ha ido mejorando mucho en diseño y equipamiento, brindando más confort a los usuarios de estos.

Motores

En cuanto a la motorización, el SEAT Altea ofreció una mecánica variada; cinco motores a gasolina, todos ellos con tracción delantera:

  • Un 1.4 litros con 86 CV y transmisión manual de cinco marchas.
  • Un 1.4 TSI con 125 CV de potencia y transmisión manual de seis marchas.
  • Un 1.6 litros de 102 CV y transmisión manual de cinco marchas.
  • Un 1.8 TSI, 160 CV y transmisión manual de seis marchas o automática de siete marchas.
  • Un 2.0 FSI FR de 211 CV con transmisión manual de seis marchas, o automática de seis o siete marchas según versión.
motor seat altea 2009

En los motores a diésel ofrecieron cuatro versiones, todas ellas con tracción delantera:

  • Un 1.9 TDI de 90 CV con transmisión manual de 5 marchas, y de 105 CV con transmisión manual de seis velocidades o automática de seis.
  • Un 2.0 TDI con 140 CV de potencia con transmisión manual o automática de seis marchas.
  • Un 2.0 TDI FR de 170 CV y transmisión manual o automática de seis marchas.

Las motorizaciones TDI 2.0 entre los años 2009 y 2015 formaron parte del escándalo de emisiones contaminantes de vehículos Volkswagen.

Una puerta a nuevas opciones

Era un automóvil muy completo y su rango de precios rondaba por los 21 770 y 22 900 euros. Un precio bastante justo, gracias a la tecnología y comodidades que ofrecía este modelo español.

perfil seat altea 2009

A pesar de que tuvo una vida muy corta, el Altea es un coche que dio mucho que hablar. Las razones fueron que muchas propuestas interesantes salieron de este. Era un vehículo diseñado para para cumplir muchas necesidades, porque ofrecía desde lo más básico hasta opciones bastante potentes.

Puede que en un futuro el modelo Altea reviva, una segunda generación llegue y nos llene de sorpresas. O puede que sea la base para la creación de nuevos modelos SEAT y que recordemos la esencia que el Altea ha dejado. De lo que no cabe duda es de que aquellos que poseen un SEAT Altea, tienen la suerte de tener un coche excelente.