Airbag, un elemento de seguridad básico

Vamos a hablar de una de las medidas de seguridad que incorporan los coches de calle hoy en día, de lo importante que es y de lo poco que sabemos en realidad sobre ellas, vamos a hablar del Airbag.

Orígenes del Airbag

El Airbag lleva con nosotros desde el año 1981. La primera en utilizarlos fue la marca Mercedes-Benz, comenzó a incorporarla en el Mercedes Clase S.

Poco a poco con el paso de los años ha pasado a ser un sistema de seguridad imprescindible para nosotros. Hasta tal punto de encontrarlo instalado en las motos o chaquetas de motoristas.

Mercedes tardó 10 años en desarrollar el sistema. Este gran margen de tiempo es comprensible tras ver el complejo sistema que se esconde tras el mecanismo.

Posteriormente, en 1993 Ford comienza a incluir el sistema en todos sus coches. Algunas marcas lo llamaron SRS, ya que su traducción del inglés quiere decir sistema de seguridad complementario al cinturón.

Localización del airbag dentro de un vehículo
La localización de los Airbag en el vehículo viene señalizada bien con el nombre o las siglas SRS.

Un aliado en carretera

No podemos olvidar que el Airbag por si solo en choques lentos sirve de poco y prácticamente de nada en las colisiones fuertes, pero si lo combinamos con el cinturón de seguridad salva muchas vidas.

El Airbag sirve principalmente para cuatro cosas:

  • Absorber parte de la energía cinética del cuerpo, gracias a esto frena suavemente el movimiento de estos.
  • Evitar el impacto contra los elementos que hay en el interior del coche.
  • Reducir el riesgo de heridas producidas por los fragmentos de cristal
  • Disminuir el movimiento de la cabeza y así reducir el riesgo de sufrir lesiones en las cervicales.

Distintas variedades

La parte más importante del Airbag, por así decir, es el cerebro del sistema llamado UCE (Unión de control del Airbag), este es el encargado de determinar si es necesaria la activación del Airbag o no.

Se encuentra fijamente anclado al coche en una localización lo más segura posible. En el coche podemos encontrar Airbags frontales, los cuales se encuentran ocultos en el volante, frente al conductor, en el salpicadero…laterales, los tenemos escondidos en el lateral de los asientos o incluso en el interior de las puertas. También podemos encontrarlos en el techo o de cortinilla, se colocan en el techo y por encima de las ventanillas.

Cada fabricante tiene su propio UCE, el cual será diferente al de sus competidores en el mercado. Pero en general, determinará si la deceleración que se ha producido es suficiente como para que el Airbag aparezca en escena, cuanto aire se debe introducir teniendo en cuenta el peso del ocupante, a que velocidad se debe inflar la bolsa etc..

¿Cómo funciona?

El UCE está compuesto por varias piezas, entre ellas debemos destacar el sensor, pero no debemos olvidar el microprocesador, los condensadores  y la EPRO.

Aún así como ya hemos dicho, la parte más importante es la del sensor de impacto. Este, mide las deceleraciones del coche registradas durante el impacto. Su función principal es llevarlas en milesimas de segundo hasta el microprocesador, el cual teniendo en cuenta todos los parametros de la situación decide si activar el aribag o no.

Al tener condensadores estamos hablando de un sistema que funciona de forma independiente al sistema eléctrico del coche, por lo que puede seguir funcionando aún en caso de que la batería se desactive como consecuencia del impacto. El Epro realiza un historial del sistema y le brinda al mecánico la información necesaria y un historial de incidencias.

Cinturon de seguridad y airbag en funcionamiento tras colisión
El uso del airbag es complementario al uso del cinturón.

Si la decelaración es suficiente como para que el microprocesador decida que es necesaria la aparición del airbag, esta tarda entre 15 y 30 milisegundos en hacer acto de presencia. Tras este período de tiempo, tiene lugar una detonación que libera el gas necesario para inflar la bolsa de aire.

La bolsa de aire tarda entre 60 y 80 milesimas de segundo en inflarse en el caso del conductor. Si hablamos del copiloto, el margen de tiempo será mayor ya que la bolsa del copiloto tiene más volumen de aire. Tras el accidente la bolsa se va desinflando poco a poco.

Como hemos visto, el coche está repleto de airbags con los que se pretende proteger al conductor y sus ocupantes. Sin embargo, recordemos que el elemento de seguridad más importante del coche es el de seguridad pasiva, es decir, el cinturón de seguridad. No olvidemos que juntando ambos sistemas salvamos muchas vidas.

 

Categorías: Tecnología Etiquetas:
Te puede gustar