Porsche Panamera Turbo

· 12 octubre, 2018
Los aficionados más conservadores de la compañía que desde 2012 es propiedad del Grupo Volkswagen, nunca se han sentido entusiasmados con este modelo y alegan que va contra la esencia de la compañía convertir al célebre Porsche 911 en un vehículo sedán de cuatro puertas; pese a ello tiene muchos argumentos para triunfar

El Porsche Panamera Turbo es la prueba de que para esta automotriz alemana no hay límites. No conformes con desarrollar la berlina más deportiva de todas, elevan todavía más el listón en cuanto a velocidad y potencia. Sin renunciar al lujo, el confort y la exclusividad que respalda a cada nuevo modelo de la firma.

Además, entre la gama de posibilidades para los amantes de la conducción, una versión híbrida con muchas posibilidades en cuanto a nuevas tecnologías de motorización.

Después de los modelos SUV (Macan y Cayenne), el Panamera es el coche más popular de la casa. Destaca dentro del enorme y pujante mercado asiático, un continente en donde la marca goza de una aceptación cada vez mayor.

Diseño exterior

La versión ‘corriente’ del S Turbo no ofrece mayores diferencias respecto al Panamera ‘estándar. De no ser por la inscripción que identifica al coche, ubicada justo bajo la franja oscura que adorna el portón trasero, muchos no notarán ninguna diferencia.

También destacan unas pinzas de frenos rojas que resaltan bajo las llantas y un spoiler adaptativo en la parte trasera. Accesorio que lejos de limitarse a una función meramente decorativa, sirve para ayudar a estabilizar y disminuir la marcha a altas velocidades.

El Porsche Panamera Turbo S E-Hybrid sí ofrece una imagen distinta a simple vista. Su carrocería Shooting Brake busca rescatar un aire de mayor versatilidad y familiaridad; en ambos casos se agrega de serie la tecnología LED a todos los juegos ópticos. Resaltando el diseño tridimensional que exhiben los pilotos traseros.

Diseño interior

Tratándose de un Porsche, no puede ser de otra forma: el habitáculo es de primer nivel. El diseño de las butacas delanteras es el primer elemento que demuestra el carácter sport. Complementado con un tapizado en cuero, provisto de detalles que elevan la categoría, como es el caso de la inscripción Turbo S sobre los reposacabezas.

Interior del Porsche Panamera Turbo.

El modelo Turbo S mantiene la configuración de dos plazas para la fila trasera, detalle que no ha estado exento de alguna polémica. Hay quienes cuestionan el hecho que se trate de una berlina con capacidad ‘solo’ para cuatro pasajeros. Este aspecto es corregido en el Turbo S E-Hybrid.

Salvo el panel de instrumentos que mantiene las clásicas agujas para velocímetro y cuentarrevoluciones, junto con una pantalla digital, el Porsche Panamera Turbo da un gran salto adelante en cuanto a tecnología.

Destaca una enorme pantalla táctil de 12 pulgadas para infoentretenimiento. Se trata de un gadget desde donde se configuran todas las funciones del coche, desde los modos de conducción, hasta la abertura e inclinación de las ventanillas del aire acondicionado.

Por otro lado, el enorme teclado que acompañaba a la palanca de cambios, ha ido dando paso a una pantalla táctil. Dejando a toda la consola central casi desprovista de botones.

Mecánica

Esta berlina es impulsada por una máquina a gasolina de cuatro litros, V8 twinturbo y 550 CV. El 0 a 100 lo desarrolla en 3,8 segundos; puede mejorarse a 3,4 si se equipa con el paquete Sport Chrono. Su velocidad punta supera ligeramente los 300 kilómetros por hora.

El Porsche Panamera Turbo S-Hybrid agrega un motor eléctrico de 110 Kw, con 136 Caballos de Fuerza adicionales. En cuanto a su peso y dimensiones, se trata de de un volumen de 2 070 Kg (a la versión híbrida hay que sumar otros 300 kilogramos) y poco más de cinco metros de largo.

Diseño del Porsche Panamera Turbo.

Para mostrar la agilidad de un súper deportivo, el Panamera Turbo equipa una serie de avanzados sistemas: suspensión neumática adaptativa y estabilización activa, entre otros. En ambas versiones, caja de cambios PDK de ocho relaciones y doble embrague, así como tracción en las cuatro ruedas.

Porsche Panamera Turbo: ¿rápido o más rápido?

Este es un coche para quienes busquen una berlina potente y premium, además de poseer prestaciones Off Road que dejarían en entredicho a muchos SUV de espíritu guerrero. Aunque llevar fuera del asfalto a un Porsche de estas características, es una idea que parece no tener demasiado sentido.

Lo que sí está más acorde con el modelo y por lo que representa la marca, es el precio; un coste que dejará sin opciones a la mayoría de los interesados. Desde 179 614 € la versión a combustión fósil, 188 866 € la combinación híbrida.