Porsche 911 Speedster, combinación irresistible

Alberto Fuentes · 7 mayo, 2019
En estos días, Porsche ha dado la magnífica noticia de que a mediados de 2019 comenzará la comercialización del que será una auténtica pieza de coleccionista, como todos los modelos con pedigrí que traen algún tipo de celebración bajo el brazo.

Para celebrar el 70 aniversario de la marca, Porsche ha presentado la que será su nueva joya de salón, el Porsche 911 Speedster.
Este es un prototipo descapotable que ha llegado para poner los dientes largos a los fieles de la firma.

Frontal del porsche 911 speedster concept II año 2018

La producción estará limitada a 1 948 unidades, una cifra extraña pero con sentido. La razon es que ese fue el año en el que salió al mercado el Porsche 356, el primer modelo de la historia de la marca.

Estética del Porsche 911 Speedster

Si por algo se caracteriza la historia del 911 es por la falta de innovación en sus líneas entre unas generaciones y otras. Este es uno de los motivos por el cual se ha ganado un público muy estable y fiel, que ama sus líneas por encima de todas las demás y no tolera cambios innecesarios. Así, el prototipo del año 2018 se muestra similar en muchos aspectos pero también introduce pequeñas modificaciones:

  • Con esta variante, el Porsche 911 Speedster se desmarca de la tradicional capota de lona y deja paso a una solución más parecida a la de la versión Targa. Lleva dos enormes jorobas, situadas justo detrás de los asientos, que hacen que te sientas mucho más protegido. Además le otorgan mucha más fluidez a las líneas del coche.
  • Tanto el frontal como la parte trasera son 100% 911. Por ejemplo, en sus inconfundibles focos ovalados y la atractiva caída de la zona trasera.
    En realidad, a los que buscan un plus de exclusividad, les encantará la mezcla de tradición e innovación que reúne este modelo.
  • Por otra parte, para mejorar la eficiencia y la estética del coche se le ha incluido una tapa del capó de fibra de carbono, llantas de 21 pulgadas, retrovisores específicos, incluso unas ventanillas laterales más pequeñas. Esta última característica, disminuye las turbulencias cuando circulas a cielo abierto.

Diseño del interior

Una de las novedades que trae el Porsche 911 Speedster es el enorme abanico de posibilidades de personalización. Esto se hace posible gracias al paquete Porsche Exclusive. Así, podrás jugar con el color de tapicería, sus materiales y el color de las costuras. Además también se pueden elegir gran cantidad de piezas del interior, para hacer más exclusivo y personalizado tu modelo.

Por lo demás, estamos ante un 911 normal, con una posición de conducción muy deportiva y una calidad general sobresaliente. Como buen alemán, la sobriedad y la ergonomía toman protagonismo; poco tiene que ver con la mayoría de superdeportivos del mercado.

No encontrarás piezas innecesarias ni formas extravagantes, todo está enfocado a la conducción y la eficiencia. Por ejemplo, lleva el mítico cuentarevoluciones en el centro del cuadro de instrumentos, un sello inconfundible de la marca.

Interior Porsche 911 Speedster Concept II 2018

El techo de este descapotable está hecho de materiales rígidos y ligeros que se comportan mejor a altas velocidades. Con ello se consigue una mejor insonorización y no compromete la rigidez estructural del coche.

Motor

Para dar vida a semejante belleza, la marca ha decidido montar al Porsche 911 Speedster un bloque similar al que lleva el 911 GT3 RS, un seis cilindros en línea atmosférico capaz de estirarse hasta más allá de las 9 000 rpm, con aproximadamente 500 caballos de potencia.

Esta configuración está pensada para el uso y disfrute de los clientes más nostálgicos; para los conductores que echan de menos las sensaciones que transmitían los modelos de antaño. Por ello, se ha prescindido de cualquier sistema de sobrealimentación.

Vista trasera Porsche 911 Speedster concept II año 2018-trasera

La marca aún no ha dado datos sobre sus prestaciones. Sin embargo, algo que está claro es que va a ser la máquina perfecta para disfrutar de la conducción más pura y natural, al estilo Porsche de los 90.

La parte negativa siempre es el precio, de 308 743€.