Polestar 2, la ofensiva eléctrica de Volvo contra el Tesla Model 3

Enrique Canivell · 28 febrero, 2019
Con un precio competitivo, gran autonomía y prestaciones dignas de deportivo, el Polestar 2 es una berlina compacta que... ¡plantará cara al Tesla Model 3!

Que los coches eléctricos son el futuro –ya veremos si a medio o largo plazo– es una realidad patente. Y si bien parecía que en esta carrera la firma americana Tesla iba en cabeza en solitario, le ha salido un duro competidor. El Polestar 2 es la berlina de la marca de coches eléctricos prestacionales de Volvo que competirá de tú a tú con el Tesla Model 3.

Estética del Polestar 2

El fabricante considera al Polestar 2 como un compacto de cinco puertas con carrocería fastback, dada la caída del techo hasta un sutil y cortísimo portón del maletero. Si bien es cierto que la forma de la carrocería acompaña, por sus dimensiones también se podría decir que se trata de un sedán o berlina compacta.

Polestar 2: lateral
Lateral del Polestar 2.

La cintura del Polestar 2 es especialmente alta, con ventanillas pequeñas en proporción a la carrocería

Las líneas de este vehículo son sencillas, rectas y clásicas, en cierto modo parecidas a las del Volvo S60 o Volvo S90. Discreto y elegante, sí es cierto que la imagen de este sueco es más juvenil y deportiva. A ello contribuyen el techo panorámico negro, la parrilla oscura sin cromados y la presencia de plástico negro en los bajos de ambos paragolpes, en los pasos de rueda y en las taloneras.

Polestar 2: trasera
Trasera del Polestar 2.

Los retrovisores exteriores llaman la atención por la ausencia de un marco exterior.

La zaga destaca por sus formas cuadradas y por los pequeños pilotos traseros, que se unen en una misma banda por la parte inferior, mientras que la superior queda incompleta.

Interior del Polestar 2

El diseño del habitáculo del Polestar 2 está muy cuidado, con formas limpias y materiales que lo dotan de gran sensación de calidad sin necesidad de presentar revestimientos ostentosos. Se trata de un interior que sugiere un toque espartano propio de un deportivo de los de antes en un vehículo moderno.

El sistema de infoentretenimiento tiene control por voz, mientras que la conectividad móvil permite ver la carga de la batería antes de subirse al coche.

Polestar 2: interior
Interior del Polestar 2.

Es cierto que no pasa desapercibida la gran pantalla de 11 pulgadas del sistema de infoentretenimiento, bien integrada en la alta consola central. Pero el fondo negro de esta pantalla hace que no desentone, que no sea estridente en un ambiente muy logrado para un coche con pretensiones dinámicas y altas prestaciones.

Dinamismo y rendimiento

El Polestar 2 no es un simple coche eléctrico y económico. Empezando por su chasis, las baterías se integran en el suelo, lo que incrementa la rigidez torsional, lo que no solo mejora el comportamiento dinámico, sino también la absorción de baches y reducción de vibraciones y ruido.

Hay un paquete opcional denominado Performance Pack que incluye amortiguadores Öhlins, frenos Brembo y llantas forjadas de 20″ en vez de 19″.

Con dos motores eléctricos, el Polestar 2 es un vehículo de tracción total que rinde 414 CV y 660 Nm, lo que le vale para un 0-100 km/h en menos de 5 segundos, lo que es digno de deportivos de altas prestaciones. La gran capacidad de la batería de 78 kWh le dota de una autonomía de 500 kilómetros en ciclo WLTP.

Precio y pedido online

El Polestar 2 estará disponible por pedido online desde los 39 900 euros (mercado alemán), un precio que, si bien no es bajo, es más que razonable considerando sus prestaciones en línea recta y su gran autonomía eléctrica.

A principios de 2020, y durante los primeros 12 meses de producción, se comercializará la versión de lanzamiento Launch Edition, con un coste de 59 900 euros. Ya se pueden dejar hechos pedidos en polestar.com.