Peugeot 208 GTi by Peugeot Sport

El ya de por si agresivo Peugeot GTi se supera en esta versión especial, evolución del 208 GTi 30 aniversario.

Este nuevo modelo de la marca del león nos impresiona en todos sus aspectos. En el aspecto estético, sus acabados en negro mate, rojo vernisi y otras opciones del Peugeot 208 GTi by Peugeot Sport, seducen hasta al conductor más exigente.

Nuevas versiones

El Peugeot 208 GTi By Peugeot Sport es la evolución de serie del 208 GTi 30 Aniversario, que a su vez era la versión mejorada del 208 GTi normal. Este 208 GTi no parece haber calado en el mercado como un potente GTi.

En el aspecto técnico, la nueva generación Peugeot obtuvo 8 CV más del motor 1.6 THP turboalimentado en las versiones GTi. Con ello se llegó a los 208 CV junto a 300 Nm de par motor. Estas prestaciones, combinadas con un ligero peso, poco más de los 1.260 kilos, consiguen datos interesantes. Por ejemplo, una velocidad punta de 230 km/h y 6,5 segundos en la aceleración de 0 a 100 kilómetros por hora.

Una imagen atractiva

Como vemos, el nuevo Peugeot 208 GTy by Peugeot Sport nos ofrece una carrocería más rebajada (en 10 mm). La caracteriza el negro mate que luce en sus aletas y en el faldón. Sus llantas de gran tamaño, de 18”, parecen haber nacido para una eficaz respuesta deportiva. El plástico negro va de un paso de rueda a otra, recorriendo la carrocería.

Peugeot 208 GTI by Peugeot Sport diseño en rojo y negro bicolor.
Peugeot 208 GTi by Peugeot Sport.

La parte trasera de este vehículo viene con un logo 208 GTi by Peugeot Sport. Además, el escape se ha diseñado en una doble cánula cromada con forma redonda. El marco ideal para emitir un sonido arrollador, de su nuevo motor 1,6L THP 208 S&S.

Sus mejoras estéticas permiten distinguir claramente al 208 GTi By Peugeot Sport de un 208 normal. Uno de estos cambios es que gran parte de los plásticos cromados que el 208 GTi tenía a lo largo de la carrocería, han desaparecido.

El interior del 208 GTy by Peugeot Sport

Si nos adentramos en el interior del vehículo, nos damos cuenta de lo peculiar de este modelo. Saltan a la vista unas alfombrillas rojas, lo mismo que el aplique exterior de ‘Peugeot Sport’.

¿Cómo son los asientos? Se trata de asientos tipo ‘semibaquet’, muy potentes, con tapicería de tela y alcántara. Parecen preparados para cualquier tipo de calzada y complicaciones en la conducción. Los soportes laterales son acogedores, blandos, lo que ofrece una sensación de confort, a pesar de mucho tiempo de rodada.

En lo que respecta a las plazas de detrás, al ser muy fuertes los asientos delanteros, el acceso a la parte trasera es un poco limitado. Lo mismo ocurre con el espacio disponible en la parte de detrás. Si sus ocupantes son altos, posiblemente las piernas tengan que estar encogidas.

Visión interior del Peugeot 208 GTi
Interior del 208 GTi by Peugeot Sport.

El motor del 208 GTi By Peugeot Sport

Este pequeño gran vehículo lo tiene todo para ofrecer placer en su conducción. Una dinámica muy conseguida, suspensiones muy operativas y una puesta a punto preparada para todo lo que el conductor quiera exigir.

Todo está diseñado para una invitación a correr, a usar todas sus prestaciones y disfrutar de una conducción deportiva.

Cuando arrancamos el motor, escuchamos dos sonidos claros, el del escape y el del bloque. El sonido del escape no tiene nada que ver con el del 208 GTi. Se trata de un sonido áspero y grave, hasta profundo. Se trata de un sonido atractivo y llamativo, que atraerá la atención de curiosos y aficionados.

El motor responde antes de las 3.000 vueltas, con la fuerza y solvencia suficientes.

Embrague y transmisión

Al probar este modelo, vemos que el recorrido del embrague es más largo de lo que cabría esperar.

La transmisión se realiza con una caja manual de seis velocidades. Los cambios son sencillos y placenteros de realizar, y parecen invitar a cambiar continuamente.

Al conducir en situaciones adversas, puertos de montaña, etc., el 208 GTi By Peugeot Sport ofrece una eficaz respuesta. Gira de una forma rápida y obedece los comandos en el momento. En las curvas ofrece garantías y seguridad.

Al conducir por ciudad, la suspensión baja y también los neumáticos de bajo perfil hacen incómodo el tránsito por zonas de resaltos y badenes. Sin embargo, el vehículo sigue siendo un Peugeot 208, un utilitario urbano, fácil de aparcar y se desenvuelve con soltura en zonas céntricas.

En conclusión, un pequeño modelo de Peugeot muy interesante y apto para aquellos conductores que buscan emociones. Tanto una conducción deportiva, como para experiencias de aventura rural.

Te puede gustar