Opel Insignia GSi 2020, la versión más tentadora

Alberto Fuentes · 24 julio, 2020
El nuevo Opel Insignia GSi 2020 desprende deportividad por los cuatro costados y no le faltará potencia bajo el pie derecho

El Salón del automóvil de Bruselas ha sido el encargado de sacar a la luz el nuevo Opel Insignia GSi 2020, una versión que saca el lado más radical de la berlina alemana y que promete no defraudar a los amantes de las míticas siglas GSi.

Dichas letras en el portón trasero son la equivalencia a M en el caso de BMW o AMG para Mercedes, una preparación específica que hace del alemán un modelo más dinámico y con una imagen más poderosa. Por otra parte, sus rivales no serán ninguno de estos y tendrá que luchar mano a mano con modelos como el Mazda 6, el Peugeot 508 o el Ford Mondeo, los más dinámicos entre las berlinas generalistas.

Opel Insignia GSi 2020, frontal.
Frontal del Opel Insignia GSi 2020.

Imagen exterior del Opel Insignia GSi 2020

Una preparación deportiva no tendría sentido sin una imagen a la altura, cosa que en Opel siempre han conseguido. Con el Opel Insignia GSi 2020 han logrado dar carácter a una berlina un tanto insulsa, con un diseño que echa en falta la personalidad de la anterior generación, cosa que se está reflejando en las cifras de ventas.

Aun así, no se puede negar que con esta preparación ha ganado muchos enteros y será capaz de llegar a un público más joven. Para lograrlo, se han incluido multitud de detalles que rompen con esa sobriedad que desprende el Insignia estándar.

El frontal añade unas piezas en color aluminio en la zona de los antinieblas, además de un diseño específico del paragolpes. Por lo demás, mantiene las lineas del Insignia 2020, muy fluidas y aerodinámicas.

Si esto te ha dejado un poco frío, las taloneras y las enormes llantas de diseño específico dejarán muy claro que no estamos ante un Insignia cualquiera, y más aún si lees la palabra Brembo escrita en las pinzas de freno rojas.

Trasera del Opel Insignia GSi 2020.
Opel Insignia GSi 2020, partes trasera y frontal.

La parte trasera rebosa deportividad, con un paragolpes más voluminoso, un spoiler en la parte alta y unos marcos en color aluminio que rodean las salidas de escape. Con tanto detalle hace que te olvides de que estás ante una cómoda berlina de casi 4,90 metros de longitud…

Interior

Pocas marcas saben dar un estilo tan deportivo al interior de sus berlinas, y gran parte de ese mérito se lo llevan los magníficos asientos de estilo casi bacquet con las siglas GSi que, además, pueden presumir de otorgar beneficios positivos para la espalda al contar con el certificado AGR que otorgan diversas instituciones médicas alemanas.

Otro de los aspectos más destacables es la incorporación de los nuevos focos con el sistema matricial IntelliLux LED Pixel de 168 diodos led en lugar de los 32 que tenía hasta ahora, con lo que garantiza toda una experiencia en conducción nocturna.

Interior del Opel Insignia GSi 2020.
Opel Insignia GSi 2020, interior.

Por supuesto, la conectividad y los sistemas de seguridad activos se han tenido muy en cuenta, con sistemas como el frenado de emergencia en caso de colisión inminente, control de velocidad adaptativo, compatibilidad con Android Auto y Apple CarPlay… No vas a echar nada en falta.

Motor del Opel Insignia GSi 2020

Otro de los puntos fuertes de una versión deportiva debe ser el motor y, en este aspecto, el Opel Insignia GSi 2020 cumple, pero no sorprende. Se trata de todo un 2.0 Turbo de gasolina de 230 CV, unido a un cambio automático de nueve relaciones.

Para mantener a raya dicha fuerza, cuenta con un nuevo sistema de tracción total con reparto vectorial del par y diferencial trasero Twinster, una solución que promete muy buen paso por curva.

Por otra parte, y como nos tiene acostumbrados Opel, también tiene el sistema adaptativo FlexRide, que permite elegir el modo de conducción que mejor se adapte a cada momento y que modifica sustancialmente el comportamiento de la dirección, el cambio, la suspensión y la respuesta del acelerador, mucho más instantánea.

Hasta junio de este año no estará disponible en los concesionarios, pero se avecina una buena acogida entre aquellos que busquen una berlina familiar con algo de pimienta bajo el acelerador.