Opel Adam

· 25 mayo, 2018
El Opel Adam tiene un diseño simpático y desenfadado que no resulta para nada estridente, que sigue los patrones marcado por toda la gama de fabricante

El Opel Adam es un utilitario de diseño alemán que apuesta por un diseño similar al del Fiat 500. Este modelo ofrece unas cualidades menos prácticas y económicas que sus rivales, pero cuenta con una estética más cuidada.

El exterior del Opel Adam

El Opel Adam cuenta con tres líneas de equipamiento, Jam, Glam y Slam. La primera de ellas, la Jam, tiene ya prácticamente todo lo que se necesita, y muchas cosas que nunca se esperarían en un coche de características básicas. En el Fiat 500 y otros rivales sí hay versiones bastantes escasas de equipamiento, pero en el caso del Adam, esto no es así.

Exterior del Opel Adam.

El exterior del vehículo combina dos colores, uno para los pilares y el techo, y otro para el resto del cuerpo. Por otro lado, las llantas de 16 pulgadas, las carcasas de los espejos retrovisores y el frontal de la parrilla se pintan a juego con esta parte superior.

El interior del Opel Adam

En el habitáculo, detalles como el equipo de sonido Infinity de siete altavoces, la iluminación interior de colores, el techo interior que simula el cielo estrellado, el salpicadero acolchado en la zona superior, los asientos abatibles con memoria o una pantalla táctil de 7 pulgadas eran accesorios impensables hace poco tiempo, incluso en compactos de más categoría, como los modelo de MINI.

Interior del Opel Adam.

Eso sí, no todos los accesorios del interior del modelo son dignos de alabanza. El subwoofer del equipo de sonido deja el maletero en unos raquíticos 95 litros, en los cuales apenas cabe una maleta de tipo cabina de avión.

Por otro lado, los asideros superiores rebotan con fuerza, el portón del maletero no siempre cierra bien y la pantalla táctil no siempre lee con claridad. Estos son, en esencia, los principales puntos negativos del habitáculo del Opel Adam.

Por último, el volante es un poco grande. Este elemento podría haber sido diseñado con un tamaño más pequeño perfectamente, quedando acorde a las características generales de un modelo compacto.

La luz solar, en determinados momentos, casi anula la pantalla. Además, según los gustos de cada conductor, el tacto del cuero del volante puede ser algo áspero, pero nada nuevo en los modelos de Opel. Por lo demás, predominan las luces sobre las sombras en el diseño general.

La mecánica del Opel Adam

La mecánica del Opel Adam es bastante interensate. Mientras que muchos fabricantes se centran en reducir los consumos y las emisiones, lo que hace que los motores sean cada vez más pequeños, el Adam incorpora un 1.4 atmosférico con un funcionamiento muy adecuado.

Este propulsor entrega un par de fuerzas de 130 Nm a 4 000 rpm, que en la versión de GLP baja a 125 Nm. Es un motor de cuatro cilindros, con inyección multipunto y de tipo atmosférico.

En lo referente a su consumo, el modelo de gasolina tiene un valor homologado de 5 litros a los 100 km. Además, en carreteras interurbanas se podrá circular con consumos alrededor de los 4,7 litros a los 100 km. Esto supone que su reducido depósito de 35 litros aporta una generosa autonomía y su motor hace un uso bastante eficiente del combustible.

Por otro lado, la mecánica del Opel Adam incorpora una amortiguación de serie no deportiva que hará que el conductor pueda sentir todas las irregularidades del asfalto. Por ello, combiene tener cuidado con los resaltos tomados a elevadas velocidades, ya que supondrán un buen rebote en la parte trasera del coche.

En cuanto al cambio de marchas, el Adam solo está disponible con cambio manual y de cinco velocidades, ya que no necesita una sexta marcha. Aunque a 120 km/h alcanza las 3 700 rpm, el aislamiento es adecuado y no resulta para nada molesto, dejando que el motor se oiga en su justa medida para poder ser consciente de los momentos en los que se debe cambiar de marcha.

Los precios del Opel Adam

La gama de precios del Opel Adam parte de los 14 500 euros para la variante con motor 1.2 de 70 CV y acabado Jam. A medida que ascendemos por la gama de precios, podemos encontrar el primer 1.4 de 87 CV por 14 900 euros.

Más allá de este modelo, tenemos los acabados Glam por precios desde los 16 300 euros hasta los 17 00 euros. Finalmente, el tope de gama está en el modelo 1.4 de 150 CV, que alcanza los casi 22 000 euros.