Mitsubishi ASX 2019, un nuevo restyling para el SUV de los diamantes

Juan · 2 marzo, 2019
El Mitsubishi ASX 2019 se vuelve a renovar este 2019 con un profundo restyling que cambia su imagen por completo. Estrena un nuevo motor gasolina de 150 CV. Sin embargo, el interior apenas ofrece un sistema multimedia actualizado como novedad.

Mitsubishi ha pasado en unos años de ser un fabricante con pedigrí de competición a producir en su mayoría vehículos enfocados a la conducción off-road. De ventas más bien anecdóticas en nuestro país, el Mitsubishi ASX 2019 se posiciona como el modelo más exitoso. Y para este año se renueva una vez más.

Decimos una vez más porque desde 2010, año en el que comenzó la comercialización del Mitsubishi ASX, han sido tres los restyling que ha sufrido el modelo. Estéticamente gana muchos enteros, pero su habitáculo apenas diverge del anterior. Lo que también ha cambiado es la gama mecánica, con un nuevo motor.

En producción desde 2010, el ASX es uno de los coches más longevos actualmente a la venta, y uno de los primeros SUV compactos en llegar al mercado.

La nueva identidad del Mitsubishi ASX 2019

Mitsubishi ha modificado por completo frontal y zaga, y mantiene intacta la vista lateral. Esta decisión se debe al ahorro de costes, pero ha repercutido en un perfil un tanto anticuado con respecto a la competencia. Con los cambios introducidos se asemeja a sus hermanos, los L200, Eclipse Cross y Outlander, mucho más modernos.

Zaga del Mitsubishi ASX 2019.
Zaga del Mitsubishi ASX 2019.

El frontal luce imponente y musculoso, con grandes faros Full LED y una contundente parrilla en la que el cromado gana importancia. Es similar a lo visto en el Eclipse Cross, con los grupos ópticos divididos en dos. La zaga por su parte, mantiene la carcasa para los pilotos, pero con un nuevo diseño de iluminación.

El paragolpes también recibe cambios sustanciales, con nuevas tomas de ventilación, un nuevo difusor cromado, así como un antinieblas central reposicionado. Los diseños de llantas se actualizan, y se ofrecen en diferentes medidas según acabados.

Pocos cambios en su habitáculo

Si el exterior presenta grandes novedades, el habitáculo no sigue el mismo camino. Ni rastro de tapizados nuevos, volante u otros elementos tecnológicos de última hornada. Mitsubishi solo ha comunicado la introducción de un nuevo sistema multimedia, el cual preside el salpicadero con su pantalla de 8 pulgadas.

Habitáculo del Mitsubishi ASX 2019.
Habitáculo del Mitsubishi ASX 2019.

Con este nuevo equipo el ASX se actualiza en el aspecto donde más flaqueaba: la conectividad. Ahora ofrece conectividad total con los smartphones vía Apple CarPaly y Android Auto, y navegación TomTom con información de tráfico a tiempo real.

Un solo motor

En el apartado mecánico la marca ha sido muy escueta en cuanto a información. Se conoce que solo equipará un motor, el cual será de gasolina, con 2,0 litros de cilindrada y 150 CV de potencia. Este podrá combinarse con un cambio automático CVT opcionalmente, con el manual de cinco relaciones de serie.

No podemos hablar de sorpresas en este ámbito, y es que desde hace meses la gama ASX no tiene disponible una motorización diésel. Tampoco hay mecánicas híbridas ni se las espera, al menos en la presente generación. Si quieres un todocamino híbrido, la marca ofrece el Mitsubishi Outlander PHEV.

El último envite

Desde 2010 a 2019 el parque móvil ha evolucionado. Tanto en nuestro mercado como en el europeo y el mundial, la proliferación de SUVs ha marcado las gamas de todos los fabricantes. Con los porcentajes en la mano, queda claro que este segmento cada vez más popular tiene cuerda para rato, y es que ha pasado el umbral de moda.

 Mitsubishi ASX 2019: detalle de la parrilla.
Detalle de la parrilla del nuevo Mitsubishi ASX 2019.

Pocos son los SUVs que han vivido todos los cambios que ha sufrido el mercado. El Mitsubishi ASX es uno de esos pocos, y es que con nueve años a sus espaldas es todo un veterano. El Hyundai Tucson, por citar un ejemplo claro, ha pasado por tres generaciones diferentes: el Tucson original, el posterior ix35 y el nuevo Tucson.

En el tiempo que el SUV coreano se renovaba por completo varias veces, el ASX se mantenía con ligeros restyling. Nuevos paragolpes, nuevas llantas y poco más. Sin embargo, el modelo de 2019 supone el último envite. Como se suele decir, lo bueno se hace de rogar, y es que el nuevo ASX es el mejor hasta la fecha.

¿Será suficiente para ganar cuota de mercado en un segmento tan duro como el de los SUV compactos? El tiempo lo dirá, pero la marca está apostando comercialmente muy fuerte por él en los últimos meses. Si te gusta, podrás verlo en vivo en el Salón de Ginebra de 2019.