Mercedes GLE 2024, mejoras sutiles

El Mercedes-Benz GLE 2024 recibió pequeños ajustes para seguir compitiendo en un segmento de lo más exigente. Entérate en esta lectura de las principales características de esta renovación.
Mercedes GLE 2024, mejoras sutiles

Escrito por Alberto Fuentes

Última actualización: 21 junio, 2024

El SUV de lujo de la firma de la estrella se renovó con ligeros pero interesantes cambios que afectaron a la estética, la mecánica, el equipamiento y el interior. Aunque dicho así parece una nueva generación, el Mercedes GLE 2024 no fue más que un restyling del GLE del 2019. 

Como ha venido pasando desde hace más de una década, sus principales rivales son el solvente BMW X5, el Range Rover Sport y el Audi Q7, modelos con la opción de equipar hasta siete plazas y con acabados de primera, aunque cada uno aporta su toque personal.

Sigue leyendo para que conozcas los detalles que trajo este todocamino y si vale la pena optar por este modelo renovado.

Diseño exterior del Mercedes GLE 2024

A primera vista los cambios no son muy esperanzadores, pero si te fijas con un poco de esmero, podrás ver que las formas en la parte baja de los paragolpes son diferentes, la forma interna de los focos es más estilizada y la parrilla dibuja unas formas cromadas distintas. Estos cambios mejoran ligeramente la imagen refinada del GLE, aunque no te arrepentirás si eliges el modelo anterior a este restyling.

Mercedes-Benz GLE 2024 lateral
Diseño lateral del Mercedes-Benz GLE 2024. Créditos de imagen: mercedes-benz.com.

Con todo y ello, la primera impresión que transmite este Mercedes GLE 2024 es una de las más convincentes del segmento, y solo consigue hacerle algo de sombra el BMW X5 en cuanto a estética se refiere. El Volvo y el Range Rover son un poco más veteranos y eso se nota los mires por donde los mires.



Interior

Si por fuera los cambios son más bien escuetos, en el interior vas a tener que sacar la lupa para encontrarlos. Todos ellos son detalles pequeños, pero que mejoran sensiblemente la calidad de uso, como la actualización del software del sistema de infoentretenimiento, que permite funciones como dar comandos de voz sin tener que empezar por «Hey, Mercedes», o una mejor conexión inalámbrica de los sistemas de Apple CarPlay y Android Auto.

Por otra parte, se ha prestado más atención a los detalles de calidad, y eso se puede ver en cambios como los marcos de las salidas de aireación delanteras, que ahora son de auténtico metal. También se han ampliado la gama de colores con las que puedes bañar de luz el habitáculo; pequeñas pijadas que te sacan una sonrisa cuando las tienes.

Mercedes-Benz GLE 2024 interior
Diseño interior del Mercedes-Benz GLE 2024. Créditos de imagen: mercedes-benz.com.

En lo que respecta al espacio del habitáculo, sigue siendo el mismo, por lo que podrás presumir de espacio a raudales. Principalmente, en el espacio para las rodillas en la segunda fila, aunque si tienes que meter a tres adultos en estas plazas con frecuencia, es mejor que optes por un BMW X5, ya que tiene una de las mejores anchuras traseras del mercado. Por supuesto, también estará disponible la tercera fila de asientos, diseñada para llevar a niños o personas de pequeña estatura.



Motores

La gama de motores del Mercedes GLE 2024 sigue siendo la misma (con uno que otro caballo de fuerza arriba o abajo) que la de los modelos actuales. Ahora bien, todas ellas cuentan con algún tipo de hibridación, ya sea convencional o ligera, por lo que todas las opciones tienen la etiqueta ECO o CERO de la DGT.

Mercedes-Benz GLE 2024 lateral
Vista trasera del Mercedes GLE 2024. Créditos de imagen: mercedes-benz.com.

Precio del Mercedes-Benz GLE 2024

En cuanto al precio de partida de este modelo, cabe decir que no varió demasiado con relación al del 2019. Así pues, la versión 300d 4-Matic de 269 CV cuesta 89 700 euros, una cifra que lo pone en un término medio frente a sus rivales. Por ejemplo, un BMW X5 es ligeramente más económico, y un Range Rover Velar es un poco más caro.

Créditos de imagen principal: mercedes-benz.com.