Mercedes CLA, la berlina compacta con complejo de coupé

· 17 noviembre, 2017
El Mercedes CLA nace con el claro objetivo de llevarse de calle a un publico más joven del que suele ser su cliente habitual, con un nivel de calidad-precio más ajustado que en otros modelos deportivos de los de la estrella

Dentro de la gama Mercedes podría decirse que hay una subgama de acceso a la marca conformada por la familia compacta de la firma. El Mercedes CLA es quizás el más especial de todos. A modo de mini-CLS, se trata de una berlina de cuatro puertas y aspecto deportivo orientado a un público más joven de lo habitual.

Además, el CLA está disponible como Shooting Brake, una versión familiar que mantiene el corte deportivo del coche del que deriva. Esta versión mejora uno de los puntos más criticados: el espacio interior y un mejor acceso al maletero, y es que la boca de carga del sedan no invita a introducir objetos voluminosos.

Diseño exterior

Como uno de los productos más llamativos de Mercedes, el Mercedes CLA hace uso de un diseño deportivo y dinámico, que tras seis años en el mercado aún se ve tan actual como el primer día. El frontal bajo está presidido por la gran parrilla con el emblema de la marca integrado en ella que junto a unos faros afilados LED.

Visto de perfil lo más llamativo es la curvatura del techo y la poca superficie acristalada a la vista. Como buen coche con tintes de coupé que se precie, se prescinde de los marcos de las ventanillas. En cuanto a la zaga, es el punto más alto del coche, con un bonito difusor simulado y un pequeño spoiler integrado en el portón del maletero.

Habitáculo

Visto desde dentro, uno podría pensar que se encuentra en otro coche. Las pocas diferencias entre un Clase A y el CLA se reducen a un menor espacio para la cabeza en la citada berlina, producto de la anticipada caída del techo.

Interior del Mercedes CLA.

En cuanto a las similitudes, se encuentra la pantalla de 8 pulgadas sobre el salpicadero, las molduras en diferentes materiales y los aireadores tipo aviación. Sobre el maletero, sorprenden los 470 litros de capacidad de la berlina debido a su tamaño, cifra que aumenta 25 litros en el caso del Shooting Brake.

Mecánica

La gama mecánica se ha visto reducida levemente tras la actualización sufrida en 2016. El propulsor diésel más pequeño, el 180d que también montan los Clase A y Clase B ya no se encuentra disponible, dando comienzo la gama con el 200d de 136 CV.

Para optar por la tracción total 4MATIC en los diésel hay que elegir obligatoriamente la versión más potente, el 220d de 177 CV.

Con respecto a los gasolina, se mantienen los tres niveles de hasta ahora, es decir, los 180, 200 y 250 Sport, este último como única versión compatible con la tracción total 4MATIC y 218 CV. En cuanto a las transmisiones, hay disponible una manual de 6 velocidades y una automática de 7 velocidades 7G-DCT.

La diferencia de precio entre las dos carrocerías disponibles está comprendida entre los 600-650 euros extra que hay que añadir a la factura en el caso del Shooting Brake. Sea como fuere, es un modelo muy dado a las promociones, por lo que comúnmente está disponible por varios miles de euros menos.

Precios

La gama CLA tiene un precio de partida de 30 000 euros para la versión de gasolina más pequeña. Desde 32 500 euros puedes hacerte con el siguiente nivel, el CLA 200 de 156 CV. Por último y un tanto desorbitado está el 250 Sport, disponible desde 54 000 euros. Antes que este es más recomendable acceder al Mercedes-AMG CLA 45

Mercedes CLA por la parte trasera.

Pasando a hablar de las opciones diésel, la versión más accesible tiene un precio de partida de 35 150 euros. A modo de conclusión, la gama se completa con el 220d, a la venta desde 40 425 euros.

Datos Mercedes CLA

  • 4 y 5 puertas
  • 5 plazas
  • Maletero: 470 litros (Coupé) y 495 litros (Shooting Brake)
  • Motores de 4 cilindros con potencias desde los 122 CV hasta los 218 CV
  • Caja de cambios manual de 6 velocidades o automática 7G-DCT de 7 velocidades
  • Tracción delantera o total 4MATIC
  • Consumo y emisiones: Desde 4,0 l/100 km y 104 g/km de CO2
  • Precio: desde 30 000 euros