McLaren 720S, el superdeportivo del que todos hablan

· 3 marzo, 2018
El bólido de la firma inglesa presenta, además de unas prestaciones envidiables, un diseño exterior más agresivo y un interior más tecnológico, pero orientado al conductor al mismo tiempo

El nuevo McLaren 720S marca un nuevo punto de partida para la marca británica. Tras más de un lustro ofreciendo un sinfín de versiones desarrolladas sobre la misma base, en 2017 dieron el pistoletazo de salida a la segunda generación de los Super Series. Es el comienzo de la renovación de la gama y llega cargado de novedades.

Dentro del selecto grupo de los superdeportivos, el nuevo bólido salido de Woking se ha situado como la referencia. Supera a rivales claros como el Ferrari 488 GTB, Lamborghini Aventador y las versiones más potentes del Porsche 911. Incluso supera a los afamados Tesla Model S P100D y su inmediata aceleración.

No hay duda, el McLaren 720S es el nuevo rey de la carretera.

Diseño exterior

Hay que dar la enhorabuena de forma obligada a los diseñadores e ingenieros de McLaren. De forma magistral han logrado un diseño mucho más limpio y agresivo que en los MP4-12C o 650S y una mejor aerodinámica. El frontal, mucho más afilado que antes, integra perfectamente los faros en las entradas de aire.

Llama la atención lo fluido que es el lateral, con multitud de líneas que dotan al coche de un aspecto diferenciador. Se nota la ausencia de la anterior entrada de aire tras la puerta, y es que han conseguido desviar el aire mediante unos surcos situados en la propia puerta, tras el panel de la carrocería.

McLaren 720S: trasera
Trasera del McLaren 720S.

Con estos cambios se ha conseguido reducir el drag y mantener una correcta refrigeración para el propulsor, montado en posición central-trasera. Por último, el nuevo alerón móvil puede generar hasta un 30% de carga aerodinámica extra en momentos críticos como las frenadas. 

Diseño interior

El habitáculo se presenta vestido de gala con un aire deportivo y tecnológico. El cuadro de instrumentos es ahora digital, y cuenta con dos pantallas: la normal que aparece en las fotos y una de menor tamaño, en la que se muestra poco más que las revoluciones, velocidad y marcha.

Para acceder a esta segunda pantalla hay un botón en el salpicadero que hace rotar el cuadro 90 grados. McLaren llama a esto Folding Driver Display, y es la principal novedad del habitáculo. Por lo demás, el salpicadero está orientado al conductor, y la pantalla central es de mayor tamaño y resolución.

McLaren 720S: interior
Interior del McLaren 720S.

Especificaciones

El McLaren 720S estrena la enésima evolución del propulsor V8 biturbo de la marca, que en su última especificación ha aumentado su cilindrada hasta los 4,0 litros. Esta mejora se debe a la gran cantidad de elementos nuevos del propulsor –la marca habla del 41%– como pistones y el turbo de doble entrada.

Homologa una potencia de 720 CV y un par motor de 770 Nm, que le catapultan de 0 a 100 km/h en 2,9 segundos y a una velocidad punta de 341 km/h. Toda esta potencia es transmitida a las ruedas traseras a través de una caja de cambios de doble embrague automática de 7 velocidades.

En orden de marcha el McLaren marca menos de 1 500 kilogramos en la báscula.

Además de la notable reducción de peso con respecto a su predecesor, el comportamiento en carretera –y sobre todo en circuito– ha mejorado considerablemente. Todas estas mejoras se deben en parte al mencionado chasis ‘Monocage II‘ de última generación, mucho más ligero, rígido y resistente.

Destacar el sistema Proactive Chassis Control II, que con tres controles podemos elegir entre los modos confort, sport y track; estos parámetros afectarán al chasis, al motor y la suspensión. La mayor novedad de este sistema es que puede actuar en cada aspecto de forma individual, por lo que se puede ir con el motor en modo circuito y el chasis en el modo más cómodo.

Precios

Para finalizar, mencionar que el precio que se pide por un McLaren 720S es de 284 700 euros sin opciones. Atendiendo al configurador oficial de la marca apreciamos que hay tres líneas de diseño diferentes: el 720S, 720S Luxury y 720S Performance, diferenciados por el material, y por la decoración del interior y exterior.

Entre los opcionales más destacados para el exterior se encuentra la fibra de carbono, disponible para multitud de elementos, incluso con parte del monocasco a la vista. En el interior, lo más llamativo es el techo de las puertas de cristal, una opción que aumenta la sensación de espacio y la exclusividad del coche. 

El cristal de este opcional es el mismo que en la pantalla de los smartphone, el Gorrilla Glass.

Datos McLaren 720S

  • 2 puertas
  • 2 plazas
  • Maletero trasero de 210 litros y delantero de 150 litros
  • Tracción trasera
  • Motor V8 4.0 de 720 CV de potencia y 770 Nm de par
  • Consumo y emisiones: desde 7,4 l/100km y 249 g/km de CO2
  • Cambio automática de 7 velocidades
  • Precio: desde 284 700 euros