Mahindra Goa GLX

Francisco María García · 8 diciembre, 2018
Si buscas un todoterreno, el Mahindra Goa GLX es una buena opción, pues tiene un estilo "clásico", que incluye todo lo que se necesita para moverse de manera efectiva en circuitos urbanos, carreteras, autopistas y, por supuesto, en condiciones off-road.

Para quienes buscan alternativas de movilidad prácticas y económicas, el Mahindra Goa GLX es una muy buena opción. Se trata de un todoterreno de estilo ‘clásico’, con lo necesario para desplazarse con solvencia en entornos urbanos, carreteras, autopistas y en aventuras.

De esencia austera y comprimida, pero sin prescindir de la comodidad para sus ocupantes. Es un coche que no presume de muchos complementos, que en muchos casos se convierten en elementos redundantes y estériles.

En este Mahindra se prima lo básico, la practicidad y la disposición de un coche para varios terrenos y tareas. Es ideal como herramienta de trabajo para labores rurales.

Diseño exterior

mahindra-goa-version-doble-cabina

A primera vista, este modelo fabricado en India por Mahindra Rise, muestra sin filtros su carácter. Es una combinación de robustez y fortaleza, con líneas que por algunos momentos echan mano a valores estéticos. Aún así, la imagen definitiva del Mahindra Goa GLX siempre será la de un todoterreno duro.

En su parte frontal, el Goa GLX exhibe una gran parrilla complementada por faros de gran tamaño. Además, un parachoques igual de imponente, con dos pequeñas luces anti niebla (de serie), que rompen con la dureza de su presentación.

Otro detalle que suaviza el cuadro es una salida de aire dispuesta sobre el capó. Un elemento que, a pesar de aportar un toque de elegancia, no deja de ser necesario dentro del buen funcionamiento de la máquina.

La retaguardia aporta piezas más elaboradas, aunque ninguna que no cumpla con un propósito utilitario. Ejemplo de ello es un alerón (de serie) dispuesto sobre el portón, del mismo color de la carrocería y en medio del cual se aloja la tercera luz de freno.

Siguiendo con su aspecto exterior, los pilotos principales son completamente verticales, ubicados en los extremos y en línea recta entre el paragolpes y el techo.

Otros detalles que pudiesen tomarse como superfluos, pero que cumplen con un fin específico y legítimo, son unos estribos colocados en los laterales del coche, bajo las puertas, que facilitan el acceso al habitáculo. También hay dos barras portaobjetos de diseño ligero, fijados en el techo.

Diseño interior

Interior del Mahindra Goa GLX

Pragmatismo también es el principio básico que rige el diseño interior del Goa GLX. Esto no implica una renuncia a ofrecer comodidad a sus cinco ocupantes.

Todas las plazas, incluida la del conductor, cuentan con el espacio suficiente para las piernas, al tiempo que las butacas son eficientes en su función. El habitáculo cuenta además con un buen número de espacios porta objetos, que facilitan el transporte de pequeños accesorios sueltos.

El apartado tecnológico es extremadamente básico. De serie, aire acondicionado con salidas orientables para las plazas traseras. Además de elevalunas eléctrico y radio FM, con reproductor de CD, puerto USB y lector de tarjetas SD. Como único elemento de seguridad activo se cuentan los airbags para conductor y copiloto.

Mecánica

El motor del Mahindra Goa GLX tampoco destaca por sus prestaciones extraordinarias, pero tiene un comportamiento más que eficiente. Es una máquina desarrollada en colaboración con la firma austriaca AVL, de cuatro cilindros, 16 válvulas, 2.6 litros de capacidad y 115 Caballos de Fuerza.

La motorización se combina con una caja de cambios manual de cinco relaciones y reductora; lo único opcional: puede portar tracción integral o 4×2.

Su carrocería es de 4,32 metros de largo y 1,75 de ancho de rueda sobre un chasis de largueros y travesaños. Tiene una suspensión desarrollada junto con la firma británica Lotus, con barra de torsión al frente, mientras que en la parte posterior es de eje rígido con cinco brazos.

Como resultado final, el comportamiento dinámico del Mahindra Goa sobre terrenos agrestes es más que destacable; en autopistas o carreteras con curvas puede resultar algo torpe.

Precio

Mahindra Rises mantiene en este 4×4 el precio ajustado con el que ha destacado fuera de la India, desde que arrancaron su cruzada expansiva a principios del siglo XXI. De serie, cuesta 20 900 €, lo que la convierte en la opción más económica del mercado. Incluso entre los todoterrenos catalogados como ‘económicos’.

Mahindra Goa GLX: un coche concreto

No es frecuente, pero en ocasiones ocurre. Hay usuarios que se quejan del exceso de accesorios que traen de serie muchos vehículos modernos. Este no es el caso con el Mahindra Goa GLX.

Este es un coche que solo busca destacar la experiencia de manejo ‘en estado puro’. No obstante, cuenta con la ventaja de llegar donde un turismo convencional nunca podrá hacerlo.