Consejos para conducir con niebla

· 20 abril, 2018
Siempre que podamos, debemos evitar las condiciones adversas a la hora de conducir, pero si nos es irremediable, con algunos consejos y mucha paciencia podemos minimizar los riesgos al volante

Ya sabemos que para conducir hay que estar atentos y ser precavidos, pero cuando el tiempo no nos acompaña, debemos tomar ciertas medidas más estrictas. Una de las ocasiones en las que hacer esto es al conducir con niebla. ¿Quieres saber qué debes tener en cuenta?

Conducir con niebla, consejos a tener en cuenta

La niebla es uno de los peores enemigos de los conductores, pues nos roba visibilidad y nos hace sentir que hemos perdido el control de la conducción. ¿Que hacer si nos vemos en medio de una niebla mientras conducimos?

Pon las luces antiniebla

Este es el primer paso que debes dar al conducir con niebla. Estas luces tienen una composición especia que permite que brillen de forma más intensa al resto para ser visible con niebla. Ponerlas, permitirá que tanto los que están detrás tuya como los que vienen de frente puedan verte con facilidad.

Cómo y cuándo utilizar las distintas luces de un coche.

No seas las largas

Muchos conductores comenten el error de creer que si ponen las luces largas del coche podrán ver mejor. Esto no es cierto, sino todo lo contrario.La niebla ‘se come’ las luces, es decir, que es como si las absorbiera, por lo que por muy largas que sean las de tu coche, no te ayudarán en lo más mínimo.

Reduce la velocidad

Por supuesto que de más está decir que debes reducir la velocidad en cuanto veas que la niebla comienza a acechar. Todos los vehículos lo harán, y esto permitirá que veas las luces de niebla de otros con más facilidad, además de que podrás tener un poco más de visibilidad.

La poca visibilidad hace que necesitemos un tiempo mayor de reacción y podremos tenerlo mucho más fácilmente si reducimos velocidad.

No pierdas la concentración

Este es un consejo que debemos tomar en cuenta siempre que conducimos, pero cuando se trata de conducir con niebla, aún es más importante. Un leve despiste podría costarte la vida. Concéntrate en la conducción, en el coche que tienes delante y en las señales que están pintadas de tal manera que sean visibles en todo momento sin importar el clima.

No adelantes

Es posible que otros muchos conductores tuvieran prisa como tú ante de verse sumidos en la niebla. Pero conducir con prisas en tales circunstancias no es beneficioso para nadie. Por tanto, no adelantes, pues la poca visibilidad no te permitirá ver el carril de enfrente.

Tómalo con calma, mantente en tu sitio y conduce con la mayor precaución posible.

Limpia tu parabrisas

La niebla suele ser una secuencia de las bajas temperaturas, así que es posible que tu parabrisas se llene de vaho casi sin darte cuenta. Pues bien, pon la calefacción para que este se vaya y te permita ver lo máximo que puedas.

Distancia de seguridad con lluvia

Usa el freno de forma intermitente

Si mientras conduces con niebla tienes que frenar, no lo hagas en seco. Da pequeños toques al freno para que la luz se encienda de manera intermitente y deje tiempo al conductor de atrás de reaccionar.

Si crees que no puedes más para

Conducir con niebla no es agradable, y cuando esta es demasiado espesa, el problema se acentúa. Si crees que es demasiado para ti, comienzas a agobiarte o piensas que realmente no ves nada, detente. Claro siempre que se pueda, porque puedes hacerlo saliendo por algún desvío o en un arcén ancho, pero nunca lo hagas en una carretera comarca por ejemplo.

Si decides parar en un arcén por ejemplo, no olvides señalizar con los triángulo para que otros vehículos puedan verte.

Conducir con niebla es peligroso, así que recuerda no tener prisa, estar siempre en el lado derecho y respetar a otros conductores facilitándoles la conducción con el uso de luces. Si sigues estos consejos no tendrás ningún problema.