Tipos de airbags

Junto al cinturón de seguridad, los airbags forman una de las mejores combinaciones para reducir lesiones en los pasajeros de un automóvil durante una colisión, y con el tiempo han ido avanzando en número, tipos y eficacia

El airbag es un instrumento de seguridad pasiva integrado a los automóviles. Como su nombre lo indica, se trata de una bolsa de aire que se infla a 300 kilómetros por hora al producirse un choque, protegiendo el cuerpo de los pasajeros.

La finalidad del airbag es amortiguar el choque, evitando que las personas se golpeen con los objetos dentro del automóvil. Además, se evita que pequeños cristales del parabrisas dañen la cara y ojos.

Las cifras confirman que disminuye hasta en un 30% el riesgo de muerte de un conductor y su copiloto en un choque frontal. Con el tiempo y gracias a la tecnología, el dispositivo se ha ido perfeccionando hasta asegurar la integridad física de las personas.

Tipología de airbags

Dependiendo del tipo y gama del automóvil, existen distintos tipos de airbags:

Airbag Frontal

Es el tipo de bolsa de aire más clásico. El airbag del conductor se encuentra en el volante, el del copiloto está en la guantera y es de un mayor tamaño. Estos airbags se abren en choques frontales y hay que destacar que son los que más vidas salvan.

Cinturon de seguridad y airbag en funcionamiento tras colisión
El uso del airbag es complementario al uso del cinturón.

Airbag Lateral

Ubicado en el asiento o las puertas del vehículo. Protege de los choques laterales a más y su finalidad es preservar el tórax y caderas.

Airbag de cortina

Se despliega al mismo tiempo que el airbag lateral, evita golpes en la cabeza y que puedan entrar elementos del exterior. Su propósito es proteger la cabeza y el cuello en caso de un choque de costado.

Airbag trasero

Ubicado detrás de los asientos, a la altura de los apoyacabezas, suele estar incluido en coches muy pequeños. Su objetivo es proteger la nuca de impactos fuertes por detrás.

Airbag de cinturón

Está situado en el cinturón de seguridad y potencia la función del cinturón, expande su área hasta en cinco veces y baja la presión en la caja torácica. También disminuye el riesgo de lesiones en pecho y abdomen.

Airbag para pies y piernas

Este airbag se sitúa en el lado del conductor, bajo el volante y en los pedales. Y tal como su nombre lo dice, sirve para resguardar piernas y pies en caso de un incidente.

Airbag central

Es poco común entre los diferentes tipos de airbags. Se ubica entre los asientos, evitando que los pasajeros se golpeen entre sí en caso de un accidente.

Airbag para silla de niños

Protege de golpes a los niños que viajan en sillas especializadas. Hay que recordar la importancia de que los niños nunca ocupen el asiento del copiloto, y que viajen en sus sillas especiales.

Consejos para viajar con niños.

Airbag para peatón

Ubicados en el parachoques y parabrisas. Su finalidad es amortiguar el golpe y así evitar que una persona atropellada sufra daños mayores.

Recomendaciones y precauciones con los tipos de airbags

  • El cinturón de seguridad siempre debe ir puesto. El airbag en ningún caso lo reemplaza, de hecho, si se activa sin el cinturón puesto podría causar serias lesiones.
  • Controlar anualmente el estado de los sensores del airbag.
  • Evitar situarse a una distancia menor a 25 centímetros del volante o guantera. Esta recomendación va dirigida especialmente a las personas que se apegan mucho al volante.
  • Nunca poner los brazos, piernas o pies en el airbag, pues si se abre y encuentra a la persona en una mala posición, las lesiones podrían ser aún más graves.
  • Revisar la fecha de caducidad de los airbags del vehículo. Suelen durar 10 años desde la fecha de fabricación.
  • Los niños, hasta los 13 años aproximadamente, deben ir en el asiento trasero. Nunca debe haber niños en los asientos de adelante.
  • El cuadro de mandos o tablero de control debe permanecer libre de elementos todo el tiempo; las piezas pequeñas pueden dispararse a alta velocidad y dañar gravemente a alguien.
  • No se recomienda comprar airbags de segunda mano en ningún caso.
  • Los airbags no se arreglan, una vez abiertos, deben cambiarse
  • El conductor debe conservar una buena postura, esto es: mantener la espalda recta y pegada al asiento, las manos bien puestas sobre el volante y los pies siempre en el suelo.
  • Los airbags no deben estar expuestos a temperaturas muy altas.
  • Si una mujer embarazada viaja en el asiento del copiloto, se debe desactivar el airbag. Si esto no es posible, se sugiere que vaya en el asiento de atrás.
Te puede gustar