Lotus Evora GT430 y GT430 Sport: máximo exponente

Analizamos las dos versiones más agresivas del Lotus Evora, los GT430 y GT430 Sport, con unas prestaciones mejoradas en busca de competir de tú a tú con el resto de deportivos del segmento

La firma británica no cesa en la búsqueda del límite del su Evora. Están seguros de que su chasis puede dar mucho más, por ello han sacado al mercado una variante aun más radical: el Lotus Evora GT430. Y para más inri, a esta excepcional versión han añadido otra con un vuelta de tuerca más, para la que se ha utilizado el apellido Sport.

Hasta hace pocos años, Lotus se caracterizaba por hacer coches increíblemente efectivos en circuito, con un interior espartano y la relación potencia-peso justa para hacer disfrutar al piloto en cada curva. Todo ello lo sigue manteniendo con el Exige y el Elise, pero con las nuevas versiones del Evora, se está metiendo de lleno en terreno peligroso.

El nivel tecnológico y de confort de las últimas versiones de la gama 400 son comparables a las que pueden ofrecer deportivos de la talla del Porsche 911 o un Aston Martin Vantage.

Lotus Evora GT430 silueta.

Con este Lotus Evora GT430 puedes disfrutar de unas tandas en circuito como con un Exige, pero puedes volver a casa con él con un nivel de comodidad asombroso para tratarse de un deportivo con la palabra Lotus en el volante.

Diseño

Las diferencias estéticas entre el Lotus Evora GT430 y Sport radican en la cantidad de piezas de fibra de carbono vista que se han añadido al modelo Sport, por lo que podrás diferenciarlos a simple vista. Gracias a esta serie de piezas, ha conseguido reducir el peso total del coche en 10 kilogramos respecto al GT430.

Las piezas afectadas están en la zona inferior del alerón o la calandra que cubre el motor. Por lo demás, el coche es prácticamente el mismo en cuanto a imagen se refiere, y luce esa silueta de bólido pegado al suelo que caracteriza al modelo.

Se nota que las formas del coche han sido moldeadas en el túnel de viento, con una trasera muy elevada para mejorar el apoyo del tren trasero en curvas rápidas y un morro afilado y aerodinámico. Todo el coche está lleno de detalles deportivos y consigue una imagen mucho más agresiva que la del Evora 400.

Lotus Evora GT430 interior.

Moto y dinámica

Ambos comparten motorización, un bloque de 3,5 litros V6 que, animado por un compresor volumétrico, desarrolla 430 CV de potencia. En el caso del Sport, la cifra sube hasta los 435 CV.  No está nada mal para un coche tan pequeño y ligero como este británico.

Con él, el Lotus Evora GT430 es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 3,8 segundos y alcanzar una velocidad punta de 305 km/h, unas cifras de auténtico deportivo.

Con las ligeras mejoras de las que disfruta el GT430 Sport, como son la mejora de potencia y la bajada de peso, las prestaciones mejoran sensiblemente: pasa de 0 a 100 km/h en 3,7 segundos y alcanza los 315 km/h de velocidad máxima. Esos escasos 1 248 kilogramos de peso se notan, y mucho.

Son número muy buenos para su nivel de potencia, un Jaguar F-Type con 551 CV necesita 4,1 segundos en pasar de 0 a 100 km/h y su velocidad máxima es de ‘solo’ 300 km/h. Una prueba más del buen hacer de la firma inglesa.

El paso por curva también ha sido mejorado, las reacciones respecto al Evora 400 se notan mucho más rápidas y directas, con unos cambios de apoyo más rápidos gracias a la mejora en el sistema de suspensiones.

Lotus Evora GT430 trasera.

Para que el piloto domine mejor las reacciones del coche, se han añadido unos fantásticos asientos Sparco de cuero y alcántara que proporcionan un agarre al nivel de un vehículo de competición.

Precio

El Lotus GT430 Sport parte de unos considerables 136 000 €, 3 000 € más caro que un Jaguar F-Type de 551 CV. Pero el nivel de exclusividad entre ambos es muy diferente; del Lotus solo se fabricarán 60 unidades, con lo que eso supone en el mercado de segunda mano.

La serie Sport será un coche de coleccionista entre los más puristas de la marca británica, de esas que se revalorizan con el paso de los años y que son noticia cuando aparece en alguna subasta mundial.

Por la diferencia de precio entre un Evora 400 y este modelo, y viendo la depreciación de ambos, el Lotus Evora GT430 Sport es una compra magnífica.

Te puede gustar