Lamborghini Aventador SVJ

· 9 octubre, 2018
Hay quienes cuestionan la imagen externa que ofrece este vehículo; las nuevas prestaciones aerodinámicas, así como algunos retoques para marcar diferencias respecto a la generación previa, provocaron que algunos le acuñaran el adjetivo de 'feo'

Una obra de arte. Con esta frase puede resumirse lo que trae la automotriz italiana con su nuevo Lamborghini Aventador SVJ. Se trata de un coche que se convirtió en septiembre de 2018 en el modelo de producción en serie más veloz de la historia; batió el récord de la vuelta más rápida en el circuito de Nürburgring Nordschleife.

Sobre el trazado alemán, la nueva ‘bestia‘ de Sant’Agata Bolognese giró en 6:44.97 minutos; dejando en anécdota la anterior marca de 6:47.3 minutos, propiedad del Porsche 911 GT RS. Un registro que estuvo vigente por un año y que se antojaba como ‘insuperable’.

La duda que queda en el ambiente es: ¿importa la estética cuando se conduce el coche comercial más veloz fabricado hasta la fecha?

Diseño exterior

La intención de los diseñadores italianos con las líneas que estrena el Aventador SVJ están claras. Siendo la máquina más potente, la fuerza y la agresividad quedan latentes a primera vista. Contribuye en esta causa la renovada Aerodinámica Activa de Lamborghini (A.L.A. 2.0).

A destacar también el sistema estrenado en el Huracán Performance, mejorado sustancialmente en esta ocasión. Con esto se añadieron nuevos deflactores para los laterales y entradas de aire en la parrilla delantera y sobre el capó, a ambos lados del logotipo de la casa.

Exterior del Lamborghini Aventador SVJ.

En la retaguardia se suman dos grandes tomas de refrigeración. Unas ‘ventanillas’ construidas en fibra de carbono y que obligaron a elevar las dos salidas del sistema de escapes.

Destaca también en la parte trasera un gran alerón, que a pesar de su gran tamaño puede resultar discreto en comparación con el resto del dibujo ofrecido por el auto. En los laterales sobresalen unas llantas de diseño exclusivo, construidas en aluminio súper ligero.

Diseño interior

El habitáculo del Lamborghini Aventador SVJ es la definición misma de lo que es un modelo híperdeportivo. En esta renovada versión, se añade un equipamiento tecnológico digno de Bruce Wayne. (Por algo el primer Aventador fue el coche conducido por el álter ego de Batman en The Dark Knight Rises).

Interior del Lamborghini Aventador SVJ.

Esta joya del motor cuenta con un apartado multimedia completamente renovado. Lo encabeza una pantalla central con nuevo software, compatible con Apple Car Play y configurable a través de comandos de voz; es un dispositivo que también ofrece al conductor datos de telemetría en tiempo real.

El cuadro de mandos es completamente digital, muy práctico y con diferentes vistas, de acuerdo al modo de conducción elegido. (Strada, Sport y Corsa).

Mecánica

El Lamborghini Aventador SVJ es un coche para la velocidad, de clara inclinación para circuito. Lo confirma su enorme máquina: un motor atmosférico V12 de 6.5 litros y posición longitudinal posterior.

Sus prestaciones son asombrosas: 770 CV, con par máximo de 720 Nm a 6 750 rpm. El 0 a 100 lo hace en 2,8 segundos, mientras que alcanza los 200 Km/h en 8,6. Su velocidad punta supera los 350 kilómetros por hora, sensación de vértigo que difícilmente se podrá experimentar fuera de un trazado para carreras.

Pero no todo es aceleración. También es capaz de frenar de forma impresionante, pasando de 100 a 0 en solo 35 metros.

El nuevo Aventador cuenta con una aerodinámica digna de un aeroplano. El sistema A.L.A. 2.0 va acompañado por barras estabilizadoras 50% más duras y amortiguadores 15% más firmes, en comparación con el Aventador SVJ.

También destacamos los flaps en el fondo plano, con la misión de canalizar de forma más eficiente el flujo del aire. Todo complementado con cuatro ruedas directrices y neumáticos exclusivos: Pirelli P Zero Corsa.

De forma opcional, se pueden colocar los Pirelli P Zero Trofeo R, modelo usado por el SuperVeloce Jota cuando impuso el nuevo récord en el Infierno Verde.

No es un avión. Es el Lamborghini Aventador SVJ

Los primeros pedidos del nuevo Lambo empezarán a circular por las calles durante el primer trimestre de 2019. Se producirán solo 900 unidades, las cuales podrán personalizarse según las especificaciones de cada comprador.

Adicionalmente se venderán otros 63  vehículos pertenecientes a la edición limitada Lamborghini Aventador SVJ 63. Un homenaje a 1963, año en el que Ferruccio Lamborghini fundó la compañía y empezó su particular batalla con Enzo Ferrari.

Frank Sinatra, a finales de los 60, tomó parte de esta diatriba. Suya es la frase ‘uno conduce un Ferrari cuando quiere ser alguien y conduce un Lamborghini cuando ya es alguien’. Para entrar en la segunda categoría, la inversión mínima es de 350 000 €, más impuestos.