Kia Rio, el urbano de preferencia

Carlos · 12 noviembre, 2018
El Kia Rio ha sufrido la misma evolución que su fabricante, lo que le ha reportao el reconocimiento de un mercado europeo que hasta hace no demasiados años miraba con cierto recelo los modelos provenientes de Corea

El actual Kia Rio es una de las opciones atractivas que nos encontramos en el mercado de los urbanos, con el prestigio ganado a pulso por parte del fabricante coreano en cuanto a fiabilidad, su diseño es discreto y funcional. Su precio también es bastante asequible para las posibilidades que ofrece.

En su estreno, la tercera generación del Rio ha sorprendido con un aspecto muy distinto a su predecesor. Kia buscó mejorar su posicionamiento utilizando materiales de mejor calidad y añadiendo elementos que brindan más valor a este vehículo del segmento B. Ofrece una motorización orientada principalmente al diésel, y opciones algo escasas en gasolina.

Kia Rio actual: su apariencia

Se presentó en el Salón del Automóvil en París en el año 2016. Su diseño se llevó a cabo en Alemania y California, y tiene el firme objetivo de competir con coches como el Seat Ibiza o el Volkswagen Polo. La marca ha puesto todo su empeño para que este nuevo Rio sea un éxito, cambiando totalmente su concepto de vehículo urbano.

Kia Rio Sedán.
La novedad del nuevo Kia Rio es su carrocería sedán.

Se encuentra disponible en formatos de cinco puertas y sedán. A primera vista este Kia Rio es más grande que su anterior versión y ofrece un buen tamaño de habitabilidad con unas dimensiones de 4,07 metros.

Su maletero alcanza los 325 litros y cuenta con un doble fondo en el que se pueden guardar objetos pequeños más la rueda de repuesto. Una capacidad bastante generosa para su segmento.

Su parte frontal es más afilado tras la incorporación de la parrilla Tiger Nose, más ancha y fina, con un fondo en plástico negro brillante, faros totalmente nuevos que simulan la forma de una flecha y con unos LED más finos. Por los costados presenta unas líneas bien definidas y pequeños adornos cromados en los espejos y en los marcos de las ventanillas.

En la parte posterior, la versión sedán del Kia Rio muestra un diseño bastante serio y elegante. Sus faros abarcan desde los extremos de la compuerta del maletero hasta los costados posteriores. En la versión hatchback, el patrón de las ópticas se repite, pero el diseño de estas es un poco más cuadrado pero menos anguloso.

Diseño interior

El interior del coche es claramente más grande que en su versión anterior; con tapicería nueva y materiales de mejor calidad para mejorar el confort de los ocupantes. Kia se aseguró de incluir un equipamiento muy completo, donde destaca una pantalla LED de 7 pulgadas para el sistema de infoentretenimiento compatible con Android Auto o Apple CarPlay.

Interior del nuevo Kia Rio.

Dependiendo del nivel seleccionado de equipamiento, puede incluir: frenada autónoma de emergencia, alerta de ángulo muerto y cambio involuntario de carril; cámara de vídeo trasera, sistema de comunicación de emergencia, asientos con calefacción, climatizador automático, volante multifunción y tapicería de cuero.

De igual manera, podemos montar luces de conducción diurna de LED, ruedas de 15 pulgadas, control de velocidad crucero, seis bolsas de aire, frenos ABS —con discos en el eje trasero— y control de estabilidad. Como primicia, la versión sedán contará con apertura «Ábrete, sésamo», para poder abrir el maletero solo con acercarnos al sensor trasero.

Motorización

En cuanto al apartado del motor, nos encontramos con una amplia gama de última generación. A excepción del menos potente, un 1.2 MPI gasolina de 84 CV, los propulsores más recientes representan la última generación de mecánicas desarrolladas por Hyundai-Kia.

Presenta un bloque de 1,0 litros T-GDI gasolina de 99 CV y un 1.0 T-GDI de 120 CV; los bloques diésel cuentan con un 1.4 WGT de 71 CV y 90 CV. Las opciones en cuanto a cajas de cambio se reducen a transmisiones manuales de 5 o 6 velocidades según la motorización.

Kia Rio GT Line.
El Kia Rio GT-Line es su versión más deportiva.

La oferta de propulsores sencillos permite andar en ciudad con mucha tranquilidad, aunque las opciones más potentes solamente son recomendables para hacer viajes con mucha carga o todas las plazas ocupadas.

Precios

La gama de precios varía dependiendo de la potencia y el acabado que elijas. Los Concept están en un rango de precios de 14 600 a 17 500 euros. El acabado Drive se encuentra desde los 16 500 hasta los 18 800 euros. Y por último, las ediciones Tech van desde los 17 600 y 19 900 euros de rango.

Hay una gama de precios considerablemente amplia para elegir. Se debe tener en cuenta que dependiendo del combustible que elijamos, la potencia y el acabado podrían amoldarse a las exigencias de nuestro bolsillo.