Jaguar F-Pace 2021: imponente por dentro y por fuera

Alberto Fuentes · 13 octubre, 2020
El nuevo Jaguar F-Pace 2021 estrena diversas mejoras estéticas y un interior mucho más llamativo y tecnológico.

Ya han pasado cuatro años desde que la marca británica sacara al mercado uno de los SUV más bonitos de aquel entonces, tiempo suficiente para empezar a notar cierta veteranía en sus líneas.

El Jaguar F-Pace 2021 —el último integrante de esta gran familia— recibe una serie de pequeñas pinceladas exteriores para mantener su frescura y todo un remozado interior, una renovación necesaria que lo coloca en lo más alto a nivel tecnológico.

Para competir contra los Mercedes GLC, BMW x3 y Audi Q5, el trío alemán que se lleva la mayor parte de las ventas en el segmento premium, hace falta algo más que una estética llamativa. Por ello, se ha equipado al F-Pace con un interior a la altura de lo que puedes encontrar en todo un GLC, un gran cambio para tratarse de un simple restyling de media vida.

Diseño exterior del Jaguar F-Pace 2021

La parte del vehículo que más cambios ha recibido es el frontal, pero hay que estar muy familiarizado con el modelo de 2016 para notar las diferencias. Es cierto que parece un poco más moderno que su predecesor, pero cuesta saber por qué.

Jaguar F-Pace 2021, parte trasera.

Según Jaguar, en la parte delantera se ha modificado el capó, el paragolpes, los focos y se han agrandado las entradas de aire. Lo más evidente es el paragolpes, con nuevos detalles en negro brillante que le dan un aspecto más deportivo y dinámico.

En la trasera, los cambios son menos numerosos pero llaman más la atención. Los pilotos, aunque comparten la silueta lumínica de anterior modelo, se han perfilado en la parte inferior y se les ha dotado de una tecnología LED, lo que les otorga un aspecto tridimensional muy conseguido y que recuerda al F-Type.

Si lo que llama la atención del usuario es el lado más radical del nuevo Jaguar F-Pace 2021, la mejor recomendación es optar por el acabado R-Dynamic.

Interior

Cada día se valora más la estética del interior a la hora de comprar un vehículo, ya que, a fin de cuentas, es la parte que más vemos del coche. Por ello, las marcas ponen a trabajar a sus diseñadores para conseguir una presentación que combine diseño y tecnología y, por lo menos hasta ahora, Mercedes se ha llevado la medalla de oro en este aspecto.

Jaguar F-Pace 2021, interior.

A esta marca le ha surgido un duro rival gracias a los nuevos salpicaderos del Jaguar F-Pace 2021, mucho más llamativos a primera vista y con una dotación tecnológica que puede abrumar a cualquier consumidor.

En el centro del salpicadero se ha colocado una pantalla curva de 11,4 pulgadas con el sistema multimedia Pivi Pro. Además, se ha rediseñado todo el entorno que rodea a dicha pantalla.

Los paneles de las puertas también son completamente nuevos, con una ubicación más baja para los mandos de los elevalunas y un espacio de almacenaje mayor. También mejora el acolchado de los asientos, la función de masaje y el mando selector de la caja de cambios, detalles que hacen de la vida a bordo algo más agradable.

En cuanto a la habitabilidad y a la capacidad de maletero no hay novedades, por lo que sigue siendo un modelo muy amplio para cinco ocupantes y con un buen maletero de 650 litros de capacidad, por encima de la media del segmento.

Motores del Jaguar F-Pace 2021

Los motores del F-Pace no han cambiado tanto como su interior. En gasolina se mantienen los dos potentes mecanismos de 2.0 litros de 250 CV y 3.0 litros de 400 CV respectivamente, y la variante menos poderosa incluye un sistema de hibridación ligera con el que consigue la etiqueta ECO de la DGT.

Jaguar F-Pace 2021, versión híbrida enchufable.

Las mecánicas diésel tampoco cambian, pues presentan una serie de motores con especificaciones diversas: un 2.0 de 163 CV, un 2.0 de 204 CV y el potente 3.0 de 300 CV.

Lo que sí es novedad es la nueva versión híbrida enchufable PHEV 2.0 de 404 CV, con la que el vehículo puede circular hasta 53 kilómetros en modo 100 % eléctrico. Esto se consigue gracias a una batería de 17,1 kWh capaz de soportar carga rápida de 32 kW, lo que permite pasar de 0 a 80 % de carga en solo 30 minutos.

Esta última versión PHVE parte de un precio de 73 000 euros, lo que lo coloca muy por encima de un Audi Q5 50 TFSIe quattro, que parte de 59 910 euros, o de los 62 375 euros del Mercedes-Benz 300e 4MATIC. Desde luego, este vehículo no lo va a tener nada fácil sin una buena campaña de descuentos.