Infiniti QX70, exclusividad sin parangón

Alberto Fuentes · 28 noviembre, 2018
Analizamos en profundidad el buque insignia de la marca premium de Nissan; a primera vista es un coche que seduce, pero que si rascamos un poco bajo la apariencia nos quedamos con un coche un tanto irracional

El Infiniti QX70 es el vehículo más lujoso en el catálogo actual de la marca, incluso por encima del Q70. Se trata de auténtico desconocido en nuestro país, y es complicado cruzarse con uno por nuestras calles.

Con la calidad de detalle que ofrece y su imponente imagen, ¿por qué no consigue el protagonismo que merece? La respuesta es muy sencilla: BMW X6, Mercedes GLE cupé, Lexus RX

Diseño exterior del Infiniti QX70

Morro, mucho morro, eso es lo primero que llama la atención del Infiniti QX70. La proporción con el resto del coche es muy poco habitual, lo que da una imagen muy poderosa a costa de perder espacio en el habitáculo.

Silueta del Infiniti QX70.

La enorme parrilla cromada está escoltada por unos alargados faros delanteros. El capó se encuentra en una posición muy alta y luce unas formas muy dinámicas y deportivas, algo que se ve acentuado con unos marcados pasos de rueda delanteros.

La parte trasera también tiene mucha personalidad, con unos pilotos horizontales que transmiten sensación de anchura y solidez. La doble salida de escape es de serie y no oculta el enorme potencial que tiene bajo el capó.

Diseño interior

Transmite lujo, calidad y cuidado en cada detalle, pero necesita urgentemente una puesta al día si quiere competir con la modernidad que transmite un Mercedes GLE cupé o un BMW X6.

Interior del Infiniti QX70.

Está, literalmente, plagado de botones, algo que ha pasado a mejor vida hace ya unos cuantos años. De hecho, los primeros minutos que pasas en el interior resultan un tanto abrumadores.

El espacio en las plazas delanteras es muy bueno, con unas butacas muy cómodas y un tacto 100% premium allá donde toques. En las plazas traseras no encuentras el espacio que debería tener un enorme SUV de 4,87 metros de longitud, aunque dos adultos viajarán sin problemas.

Los inconvenientes aparecen cuando quieres meter el equipaje de una familia en sus escasos 410 litros de maletero. Aquí es donde más penalizan esos centímetros extra empleados en el morro del vehículo; qué falta le hacen aquí unos litros más de capacidad…

Maletero del Infiniti QX70.

Si comparamos el maletero del QX70 con los 580 litros que tiene el X6 o los 673 litros de Range Rover Velar, nos damos cuenta de lo mal repartido que está el espacio de este coche (y nos explicamos en parte el bajo número de ventas).

Motor y dinámica

Para terminar de rematar las posibilidades de éxito del Infiniti XQ70, la marca ha limitado sus bazas a un enorme 3.7 litros de gasolina de 320 caballos de potencia. Optar por una de las configuraciones menos vendidas en este tipo de vehículos, donde reinan los diésel y los híbridos, lleva a un fracaso total de ventas.

Con una carrocería tan voluminosa y pesada el consumo es totalmente escandaloso para las cifras actuales, con 12 litros/100 km. Hasta un BMW X6 M de 575 caballos consume menos.

Las prestaciones por su parte son bastante discretas para el nivel de potencia que declara. Necesita 6,8 segundos para pasar de 0 a 100 km/h y alcanza los 233 km/h, unos datos similares a los que consigue un Velar con un motor gasolina de 250 caballos.

Exterior del Infiniti QX70.

Dinámicamente cuenta con un as bajo la manga que le beneficia en curvas lentas: dirección en las cuatro ruedas. Esto evita en gran parte el subviraje y ayuda a trazar curvas lentas con menos balanceos.

En carreteras rápidas es un coche muy aplomado y estable, y apenas notas los 2 012 kilogramos de peso. La dirección es muy informativa y en todo momento transmite control y agilidad. En vías lentas se defiende sin problemas a ritmos legales, pero no esperes la deportividad de un X6.

Precio y conclusión

El precio del Infiniti QX70 arranca en 78 700 euros, por lo que es el coche más caro del fabricante, muy por delante de los 57 175 del Q70.

Se trata de un precio superior al de un X6 de 306 caballos, por el que los alemanes piden 75 400 euros. También resulta bastante más caro que los 63 000 euros que pide Jaguar por su F-Pace de 300 caballos, un coche más moderno y con un consumo mucho más ajustado.

En el momento de su lanzamiento, el QX70 no contaba con tantos rivales en el segmento, pero a día de hoy si algo hay en el mercado automovilístico son SUVs de todas las formas y colores. Algo más tendrá que hacer Infiniti para convencer al comprador…