Hyundai Kona Eléctrico, potente y con gran autonomía

Enrique Canivell · 8 octubre, 2019
El Hyundai Kona Eléctrico es un B-SUV práctico para ciudad por su longitud, tamaño de maletero y por librarse de las restricciones al tráfico por emisiones

B-SUV y eléctrico parece que será una combinación ganadora en Europa. Y es que estos todocaminos presentan una gran relación entre longitud y espacio de maletero; caben las maletas de la familia y su contenido tamaño facilita aparcar por el centro de las grandes ciudades donde, además, el Hyundai Kona Eléctrico no tendrá ningún problema con las restricciones al tráfico por contar con la etiqueta medioambiental de la DGT más favorable, el distintivo Zero.

Además, esta versión eléctrica del Hyundai Kona cuenta con una autonomía envidiable, con la que hacer viajes de media-larga distancia no será un problema, siempre y cuando en nuestro destino –o  más o menos a medio camino– haya un punto de carga para coches eléctricos que nos permita ‘recuperar pilas’.

Diseño del Hyundai Kona Eléctrico

Lo bueno de los coches eléctricos del Grupo Hyundai-Kia es que apenas difieren por fuera de sus versiones con motor de combustión. En lo que respecta al consumidor es todo un acierto no tener que optar por estéticas más que cuestionables para disfrutar de las prestaciones y eficiencia de los eléctricos.

En cuanto a nuestro protagonista, cabe señalar que los cambios que se introducen en su carrocería simplemente se adecuan a sus características mecánicas. En este sentido, la clásica parrilla con rejillas de ventilación es sustituida por una calandra cerrada que mejora la aerodinámica.

Trasera del Hyundai Kona Eléctrico
Trasera del Hyundai Kona Eléctrico.

Lo mejor es que las opciones de personalización suman un total de 21 combinaciones posibles en cuanto a carrocería (7 colores) y techo (3 tonos). También tiene como opción la iluminación full led para todas las funciones.

Interior, equipamiento y maletero

El habitáculo del Hyundai Kona Eléctrico, si bien cuenta con plástico por todas partes al margen del volante de piel y de algunas inserciones de aluminio, presenta buenos ajustes y un diseño que, aunque aunque no encandila, tampoco defrauda. 

Sin estridencias, el ambiente que se respira es tecnológico gracias a la instrumentación digital –que refleja datos como el flujo de energía– y a un navegador que, afortunadamente, está en una posición elevada que permitirá no apartar tanto la vista de la carretera. Se gana, por lo tanto, en seguridad; y es que las distracciones son una de las mayores causas de accidentes.

Interior del Hyundai Kona Eléctrico
Interior del Hyundai Kona Eléctrico.

El head up display también contribuye a no quitar la vista de la carretera.

Asimismo, cuenta con un sistema de carga inalámbrica para smartphones y conectividad Apple CarPlay y AndroidAuto para un sistema de infoentretenimiento con pantalla táctil de 7 pulgadas y cámara de visión trasera.

Por último, se mueve en la media del segmento en lo relativo a la capacidad del maletero, con 332 litros, aunque llega hasta los 373 litros si se aprovecha el espacio reservado para el cable de carga. No está mal para sus 4,18 metros de longitud; es solo 1,5 centímetros más largo que el modelo estándar y dos centímetros más alto que este.

Motor del Hyundai Kona Eléctrico

El B-SUV eléctrico de Hyundai dispone de dos motorizaciones que, en función del uso, serán suficientes en lo que a autonomía se refiere; de potencia, en cualquier caso, no se queda corto porque la respuesta al pedal es inmediata y el par máximo llega desde abajo del todo.

  • Con una batería de 39,2 kWh, tiene 136 CV –acelera de 0 a 100 km/h en 9,7 segundos– y una autonomía de 312 kilómetros, según el ciclo de homologación WLTP.
  • Con una batería de 64 kWh, tiene 204 CV –acelera de 0 a 100 km/h en 7,6 segundos– y una autonomía de 482 kilómetros, según las citadas pruebas de homologación.

Precio y competencia

A pesar de que tiene buenas cualidades, no le será fácil competir con un rival como el Peugeot e-2008, pues lo cierto es que su estética encandila, y eso que la del Hyundai Kona Eléctrico también es atractiva.

Frontal del Peugeot e-2008

Habrá que ver el precio del francés para comparar, pero si se mueve en una horquilla similar, será un duro rival, aunque cabe señalar que el de la marca del león solo tiene una versión de 136 CV y 310 kilómetros de autonomía. En cambio, el coreano goza de una opción mecánica con una autonomía sensiblemente mayor.

Por desgracia, el precio de los eléctricos, en cualquier caso, sigue siendo elevado. Y para disfrutar del protagonista de este artículo tendremos que desembolsar al menos 38 500 euros por el de 136 CV y 42 500 euros por el de 204 CV. Cosas de la escasa demanda…