Hyundai Kona, novedad necesaria

· 12 enero, 2018
Estéticamente creemos que la marca coreana ha dado en el clavo con este Hyundai Kona. Además, disfruta de un interior muy espacioso y aprovechable, no solo para uso en ciudad.

Es la última incorporación de la marca coreana. El nuevo Hyundai Kona viene a cubrir uno de los segmentos más en auge del mercado, el de los SUV urbanos. Con 4,17 metros de longitud, se sitúa en una posición por debajo del Tucson y y tendrá que competir con modelos muy asentados como el Renault Captur o el Peugeot 2008.

En la presentación en el Salón de Frankfurt, no dejó indiferente a nadie. La marca tiene muchas expectativas con este modelo: han trabajado mucho para hacerlo lo más atractivo posible y se nota a primera vista.

Diseño del Hyundai Kona

La última generación de vehículos lanzados por Hyundai han experimentado un cambio radical de diseño, están introduciendo líneas mucho más internacionales que antes. Analicemos por partes este Hyundai Kona:

  • Frontal: la parrilla nos recuerda directamente a la del nuevo i30, pero con unos focos mucho más originales, separados en dos partes, algo que recuerda un poco al Citroën C4 Picasso. Los bajos delanteros están adornados con un plástico negro protector que se une con unos pasos de rueda muy marcados y con una forma muy original. El conjunto es un frontal muy SUV, con protectores por todos los lados, pero no te engañes, no vas a hacer todoterreno con él, a no ser que quieras pasar por el taller muy a menudo.
  • Trasera: esta parte nos recuerda ligeramente al Mazda CX-3, con unos pilotos afilados colocados en posición horizontal. Al igual que ocurre con la parte delantera, la marca coreana le ha dotado de numerosos plásticos protectores, tanto en la parte baja del parachoques como en los laterales.
  • Lateral: lo más llamativo son los pasos de rueda, mucho más voluminosos de lo habitual. Esto evitará las marcas que inevitablemente todos sufrimos en las ciudades, protegiendo gran parte del lateral del vehículo.

Interior

Como en toda la gama actual de Hyundai, el espacio interior está por encima de la media. Este Kona está a la altura de un buen compacto en cuanto a espacio interior.

En las plazas delanteras dispone de un espacio muy similar al que ofrece su hermano, el Hyundai i30, lo que dice mucho de lo bien resuelto que está, ya que es 17 cm más corto que este. El salpicadero es bastante minimalista, al estilo del también recién llegado Citroën C3 Aircross.

Interior del nuevo Hyundai Kona.
El interior del Hyundai Kona es algo sobrio.

Dispone de una gran pantalla situada en el mejor lugar posible, y esto es de agradecer si vamos mirando el GPS en ciudad, para no desviar la vista en exceso. Esta pantalla se ve complementada por una serie de botones muy bien distribuidos y bastante grandes. Se trata de un salpicadero muy bien resuelto, práctico, moderno y sencillo de manejar.

La calidad de materiales es correcta, al nivel de la mayoría de sus competidores, pero transmiten una sensación de solidez impropia de un vehículo de estas características. Estamos convencidos de que afrontará muy bien el paso del tiempo.

En las plazas traseras no llegan al nivel del i30 pero se quedan bastante cerca. Son muy aprovechables por dos adultos de talla alta, con unas cotas muy amplias excepto en la anchura para los hombros, algo habitual en el segmento, pero donde se defiende mucho mejor que rivales como el Captur.

El maletero, con 361 litros, se queda ligeramente por debajo de sus rivales más directos: el Captur ofrece 377 litros y el C3 Aircross ha conseguido sacar 401 litros de su pequeño SUV. El Ford Ecosport está muy por debajo, con 310 litros.

Dinámica

El Hyundai Kona no defraudará al usuario de un SUV urbano, en la urbe se mueve con mucha soltura, callejeando como si de un utilitario se tratara y con la ventaja de ver ligeramente por encima del tráfico. En vías rápidas se muestra muy aplomado, a medio camino entre el i20 y el i30, esto lo coloca en muy buen lugar dado el buen hacer del más pequeño.

En carreteras de montaña, como la mayoría de sus rivales, su centro de gravedad más alto le perjudica, mostrando un ligero balanceo de la carrocería, pero se mueve sin problema a velocidades legales. En este ambiente, un Ford Ecosport sale mejor parado, ya que dispone de un chasis más rígido y de una suspensión más firme que nuestro protagonista.

Motores

Aquí no veremos novedades, ya que los motores que monta ya los hemos visto en otros modelos de la marca; inicialmente el Hyundai Kona solo montará bloques de gasolina que ya montan el i30 o el ix20.

El motor de acceso al Kona será el conocido tricilíndrico 1.0 T-GDi, con 100 o 120 CV. Este último es la mejor opción por prestaciones, ya que necesita 12 segundos para realizar el 0 a 100 km/h, un dato correcto para el tipo de uso que tienen estos pequeños SUV.

Para el que busque algo más prestacional, Hyundai ha puesto a disposición un 1.6 T-GDi que rinde 177 CV. Este motor va obligatoriamente con tracción a las cuatro ruedas y cambio automático de doble embrague de siete marchas. En verano de 2018, el Hyundai Kona disfrutará de motores diésel, con el 1,6 litros como protagonista.

Precios

Parte de los 18 889 € de la versión 1.0T-GDi del acabado más básico hasta los 31 790 € que cuesta el Hyundai Kona con el motor 1.6 T-GDi con cambio automático y tracción total. Los precios muy similares a sus principales rivales y no supondrá un aliciente para decantarte por un modelo u otro.

Estéticamente creemos que la marca coreana ha dado en el clavo con este Hyundai Kona. Además, disfruta de un interior muy espacioso y aprovechable, no solo para uso en ciudad, sino para los largos viajes de pequeñas familias.

Argumentos no le faltan para triunfar, solo el tiempo nos dirá la aceptación que tendrá este pequeño SUV, desde luego parte con la ventaja de pertenecer al segmento más demandado actualmente, aunque también uno de los más competitivos.