Honda NSX Type-S, la mejor versión para despedirse por todo lo alto

Tan solo se fabricarán 350 unidades del espectacular Honda NSX Type-S, desarrollado para demostrar hasta donde puede llegar el concepto del NSX y despedir al modelo tras no cosechar los objetivos previstos.
Honda NSX Type-S, la mejor versión para despedirse por todo lo alto

Escrito por Juan, 31 agosto, 2021

Última actualización: 31 agosto, 2021

Desde su introducción en 2016, la segunda generación del Honda NSX no ha podido alcanzar los objetivos previstos, ni siquiera los mas pesimistas. Se trata de una víctima de su propio éxito, pues la primera iteración del modelo (1989-2005) dejó el listón quizás demasiado alto. Así, llega la hora de cerrar la gama con el nuevo Honda NSX Type-S. ¿Es este el adiós definitivo?

Desarrollado por la filial de lujo de Honda en Estados Unidos, Acura, el NSX Type-S viene a demostrar hasta donde puede llegar el concepto del híbrido deportivo. Pocos podrán ponerse tras el volante de uno de ellos, pues la producción mundial se limita a 350 unidades, de las cuales 300 son para EE.UU y otras 30 destinadas a Japón.

El nuevo Honda NSX Type-S se distingue fácilmente del modelo normal con un kit aerodinámico exterior específico. Además de la revisión externa, se han introducido novedades a nivel mecánico, de chasis y en la puesta a punto de la suspensión. Todos estos cambios suponen una mejora de 4 segundos en el trazado de Suzuka con respecto al modelo de 2016.

Diciembre de 2022 supondrá el punto y final a la producción del Honda NSX de segunda generación.

Honda NSX Type-S: trasera superior.

Actualización aerodinámica

Como queda claro con el primer golpe de vista a las imágenes, donde más evoluciona el NSX es en lo visual. Los cambios no se presentan tan solo en un nuevo ejercicio de diseño, sino en el resultado de un exhaustivo trabajo en el túnel del viento y gracias a la adopción de ideas provenientes de la competición. Recordemos que el NSX corre en la categoría GT3.

Analizando las novedades, el frontal muestra una nueva fascia en la que se ha sustituido la anterior parrilla en forma de V por una más grande y angulosa. Esta se acompaña de sendas entradas de aire verticales a ambos lados, destinadas a la refrigeración de radiadores de aceite y discos de freno.

Las estriberas de formas más esculpidas y un faldón posterior reformado para dar espacio al nuevo difusor completan el conjunto, pero hay más. A estos cambios se le suman el extra de la fibra de carbono (material utilizado en el splitter delantero), los mencionados estribos, el alerón trasero, el techo y el difusor.

El nuevo difusor de carbono se ha tomado directamente del NSX GT3 de competición.

Opcionalmente, se puede añadir un paquete de reducción de peso. Este se compone de frenos carbocerámicos, cubierta motor en fibra de carbono y molduras también de fibra para el habitáculo. En total, con este opcional el peso total se reduce en 26,2 kilogramos.

Recuperando una antigua tradición de los Honda prestacionales, la tapa motor es en color rojo de serie. Para completar el conjunto de cambios, el modelo porta unas llantas forjadas de 5 radios dobles montadas sobre gomas Pirelli P-Zero que se han desarrollado expresamente para este coche.

Solo 70 de las 350 unidades equiparán el color Gotham Grey mate.

Honda NSX Type-S: frontal.

Mejoras mecánicas del Honda NSX Type-S

Pasando al apartado mecánico (en el que el Honda NSX ha presumido de un tren motriz híbrido), para el NSX Type-S se han mejorado tanto la parte eléctrica como la de combustión. Concretamente, las prestaciones son de 27 CV y 22 Nm y, gracias a las mejoras, el modelo logra alcanzar un total de 608 CV de potencia y 667 Nm de par máximo.

Cabe recordar que la base es un propulsor V6 biturbo de 3,5 litros asociado a 3 motores eléctricos que le confieren tracción total con vectorización de par al coche. La parte de combustión se ha mejorado, sustituyendo los turbocompresores por los usados en el NSX GT3 Evo, de mayor presión de soplado.

Las demás mejoras pasan por nuevos inyectores de alto flujo e intercoolers más grandes. Por su parte, la sección híbrida tan solo ha necesitado de baterías más capaces para que los motores eléctricos aporten más potencia que antes. La transmisión, de doble embrague y 9 relaciones, se ha recalibrado y es capaz de cambiar de marcha un 50 % más rápido.

Se ofrecen 4 modos de conducción: Quiet, Sport, Sport+ y Track. Este último está enfocado al circuito y muestra el lado más firme y eficaz de la nueva suspensión con amortiguadores adaptativos, además de endurecer la dirección y abrir las válvulas activas del sistema de escape para aumentar el sonido.

Honda NSX Type-S: trasera.

NSX, tres siglas con mucho peso

Desde antes incluso de llegar a los concesionarios, el primer Honda NSX traía mucha expectación y no era para menos. La fiabilidad de la firma nipona ya estaba fuera de toda duda y sería la primera vez que podría testarse al límite en un deportivo de altas prestaciones capaz de ridiculizar a un Ferrari. Todo ello por una fracción del coste de sus rivales.

El modelo resultó cumplir toda expectativa, con una puesta a punto impecable, chasis ligero y un puntiagudo motor V6 con tecnología VTEC. Además, en su desarrollo intervino el mismísimo Ayrton Senna, piloto de Fórmula 1 que junto a McLaren y Honda estaban haciendo historia a finales de los ochenta.

Con el paso del tiempo, la primera generación ha ido ganando misticismo, un nivel que no ha sido capaz de alcanzar su sucesor caro, complicado, y sin relación alguna con el concepto original. Estaba destinado al fracaso y así ha sido: más de 18 000 unidades del primer NSX en comparación con las casi 3000 del segundo modelo.

Te podría interesar...
Nuevos Honda Civic Type-R Limited Edition y Sport Line, para todos los gustos
Busco un cocheLeerlo en Busco un coche
Nuevos Honda Civic Type-R Limited Edition y Sport Line, para todos los gustos

Se vienen dos nuevas variantes de su polarizante Honda Civic Type-R, una con una estética muy radical y otra algo más adaptable todos los gustos.