Honda HR-V 2019, maquillaje necesario

Alberto Fuentes · 25 abril, 2019
El Honda CR-V 2019 trae las suficientes mejoras como para hacer 100 % competitivo al modelo japonés

El nuevo Honda HR-V 2019 no es más que una actualización del modelo que la marca japonesa sacó en el año 2015. Cuenta con mejoras estéticas y cambios en las mecánicas, con una lapidación total al diésel.

Sus principales rivales son los modelos más de moda del momento, como el Nissan Qashqai, Opel Crossland X o el Volkswagen T-Roc; qué sencillo es conseguir ventas cuando perteneces a este segmento…

Diseño exterior del Honda HR-V 2019

Los cambios con respecto al modelo anterior son sutiles pero muy efectivos, y es que el coche mejora notablemente la primera impresión y parece mucho más refinado que antes. Con muy poco han puesto al día a un modelo que ya le costaba mucho competir con sus rivales en cuanto a estética.

Honda HR-V 2019, trasera.
Honda HR-V 2019, parte trasera.

En el frontal se han realizado cambios en los focos, que ahora pueden ser de LED. Además, se ha aumentado el tamaño de las entradas de aire para darle un toque un poco más deportivo al HR-V.

En la parte trasera los cambios son menos llamativos, con unos pilotos oscurecidos, cosa que siempre queda muy bien a casi cualquier modelo, y una banda cromada que los une, un detalle que hace un poco menos espartanas las líneas traseras de este Honda HR-V 2019.

El conjunto mejora mucho más de lo que pueda parecer viendo los cambios que se han realizado. Veremos si esto favorece su aceptación en nuestro país, donde muchos rivales le estaban comiendo terreno.

Diseño interior y habitabilidad

El espacio interior no varía respecto al modelo precedente, por lo que sigue presumiendo de un espacio en las plazas traseras muy superior a la media, además de contar con el sistema Magic Seat System, con el que se pueden plegar los asientos posteriores de manera vertical.

Honda HR-V 2019, interior.
Honda HR-V 2019, diseño interior.

Los cambios se han centrado en nuevas tapicerías, de mejor calidad según Honda, nuevos acolchados para mejorar el confort en las zonas de apoyo y unos asientos más cómodos y envolventes, algo que echábamos en falta en el anterior modelo y que son algo fundamental para afrontar largos viajes sin fatigar la espalda.

El sistema multimedia de siete pulgadas es exactamente el mismo que el de su hermano mayor, el CR-V, por lo que goza de una gran facilidad de uso, aunque la resolución y la rapidez de respuesta son solo correctas.

El navegador, disponible en las versiones mejor equipadas, no funciona tan bien como esperas de un vehículo moderno. Viene de la mano de Garmin, informa de forma poco precisa y en muchas ocasiones lo hace mal; un punto a mejorar para el Honda.

En cuanto al diseño del salpicadero, lo primero que destaca son esas enormes salidas de ventilación que están justo delante del copiloto, quizás excesivas, pero que aportan ese plus de riesgo en el diseño que tanto falta en los coches de hoy día.

El maletero de 470 litros también es superior al de la mayoría de rivales y, a pesar de ser un pequeño SUV de 4,34 metros, es capaz de satisfacer las necesidades de casi cualquier familia.

Honda HR-V 2019.
Maletero del Honda HR-V 2019.

Motores del Honda HR-V 2019

La mayor novedad es la desaparición del magnífico motor diésel de 120 caballos que tenía la anterior generación, pero no temas porque Honda ha añadido un toque de picante a la receta incorporando el magnífico 1.5 Turbo VTEC que ya equipan sus hermanos de marca y que desarrolla unos prometedores 182 caballos.

El motor de gasolina 1.5 atmosférico de 131 caballos que ya existía se mantiene, y es todo un acierto porque da unas prestaciones muy buenas, un consumo reducido y un placer de conducción en peligro de extinción.

Ambos están disponibles con cambio manual de seis velocidades o automático, con lo que queda cubierto la mayor parte del público potencial de este modelo, aunque aún quede mucha gente que sigue siendo fiel a los motores diésel

Precio

El precio, con descuentos incluidos, es de 21 150 euros con el acabado Comfort y el motor gasolina de menor potencia. Es una cantidad muy contenida para lo que ofrece este japonés, y más ahora que ha limado las pequeñas carencias que tenía el anterior modelo.