Volkswagen T-Cross, el hermano SUV del Polo

Enrique Canivell · 25 diciembre, 2018
El Grupo VAG lanza un nuevo todocamino del segmento B, el más pequeño de la gama de la marca alemana, con una edición limitada a 300 unidades denominada Volkswagen T-Cross First Edition

Ya se pueden hacer los primeros pedidos del nuevo Volkswagen T-Cross. La versión crossover del Volkswagen Polo es básicamente un SUV urbano de reducidas dimensiones y gran amplitud interior, una opción sin duda interesante para aquellos que tengan familia y necesiten espacio, pero, al mismo tiempo, precisen de un vehículo fácil de aparcar en la ciudad.

Basado en la plataforma MQB del Grupo VAG, como ocurre con el SEAT Arona y el SEAT Ibiza que comparten la misma plataforma, el Volkswagen T-Cross se sitúa en la gama por debajo de un Volkswagen T-Roc –del segmento C-SUV– que a su vez usa el mismo chasis que el Volkswagen Golf. No es algo nuevo que el gigante alemán ofrezca un surtido de productos diferentes que comparten buena parte de elementos mecánicos.

Este modelo ha sido presentado en Amsterdam y se ensamblará en la fábrica de Volkswagen en Navarra. Con motivo de su lanzamiento, la firma germana ofrece una edición limitada a 300 unidades denominada Volkswagen T-Cross First Edition.

Exterior del Volkswagen T-Cross

Lo cierto es que el diseño del Volkswagen T-Cross viene siendo continuista con lo que ha hecho hasta ahora el fabricante con su gama SUV: cintura alta, morro redondeado con una amplia calandra y unos pasos de ruedas que, sin ser exagerados, se hacen notar.

Volkswagen T-Cross First Edition: trasera
Trasera del Volkswagen T-Cross First Edition.

Aunque no suele ser lo habitual, la parte trasera llama la atención por sus pilotos, que se integran en las aletas y recorren todo el portón trasero como si de una sola pieza se tratase. Es, desde luego, una forma de que no quede ‘sosa’.

Interior del Volkswagen T-Cross

Al pertenecer al segmento B, es evidente la presencia de plásticos duros en el salpicadero, puertas, guantera… Pero, a cambio, el diseño está logrado en los trazos y formas dentro de su sencillez. Un acierto son la forma del volante, levemente achatado por debajo, y el empleo de inserciones de aluminio en este y otras partes del interior: tiradores, salidas de ventilación, consola central o salpicadero.

Ahora bien, por lo que sobresale el Volkswagen T-Cross es por su amplitud para la longitud total de 4,11 metros de la carrocería, solo 5 centímetros más larga que la de un Polo. Además de abatibles en proporción 60/40, los asientos traseros se pueden desplazar 14 centímetros longitudinalmente, lo que permite variar entre un mayor espacio para las rodillas y un volumen de maletero que oscila entre los 385 y 455 litros.

Volkswagen T-Cross First Edition: interior
Interior del Volkswagen T-Cross First Edition.

Motores del Volkswagen T-Cross

Los propulsores del Volkswagen T-Cross son todos de inyección directa y sobrealimentados por turbocompresor. En estos momentos se puede pedir un motor de gasolina 1.0 TSI de tres cilindros con potencias de 95 CV y 115 CV. La variante menos potente irá asociada a una caja manual de 5 velocidades, mientras que la más potente se podrá acoplar a una transmisión manual de 6 marchas o a un cambio automático DSG de doble embrague y 7 relaciones.

A partir de marzo de 2019 habrá un diésel 1.6 TDI de 95 CV con cambio manual de 5 velocidades.

Precio del Volkswagen T-Cross

Según fuentes oficiales, el precio del Volkswagen T-Cross partirá de los 17 600 euros. Ahora bien, si se quiere optar por la edición limitada a 300 unidades denominada como First Edition, habrá que desembolsar 22 500 euros. En ambos casos están incluidos los descuentos y las campañas aplicables.

El Volkswagen T-Cross First Edition cuenta con el motor de gasolina de 115 CV y parte del equipamiento Sport, que cuenta con: faros LED diurnos y de cruce, cámara trasera y cuadro de instrumentación digital. Además, añade el llamado paquete Design Nero, con llantas de 18″ en Black Adamantium, lunas tintadas, retrovisores en negro, un adhesivo decorativo tras la ventanilla trasera y apoyos lumbares en los asientos delanteros, entre otros elementos.