GTA Spano: el superdeportivo español

Alberto Fuentes · 28 diciembre, 2019
Este bólido lo tiene complicado para ser competitivo en su segmento, debido a que hay marcas más populares que se sitúan en su rango de precio e incluso algún modelo se sitúa en la mitad; ahora bien, su gran baza es la exclusividad

Presentado en el Salón de Ginebra del año 2015, algunos lo catalogan como ‘el Ferrari español’. Pero lo cierto es que el ejemplo a seguir del GTA Spano no es la aclamada marca del cavallino rampante, sino otras como tan exclusivas como Koenigsegg o Pagani.

Solo se fabricarán 99 unidades para poder seguir fieles a la tan ansiada exclusividad que necesita el Spano, pero no lo tendrán nada fácil, ya que son muchas las marcas de deportivos aparecidas en la última década, y pocas conseguirán el éxito buscado.

El pasado año 2017 se hicieron las primeras entregas del GTA Spano presentado en Ginebra, resultado del ambicioso proyecto de Domingo Ochoa de fabricar un superdeportivo de primer nivel 100% español. Era un proyecto sumamente arriesgado, pero la ilusión volcada por el equipo era más fuerte que el miedo al fracaso.

GTA Spano: trasera
Trasera del GTA Spano.

Aún es complicado ver unidades por la calle, pero es muy habitual encontrarlo en ferias y exposiciones a nivel europeo. La marca está dando el resto en cuanto a lo que marketing se refiere, la mejor forma para exhibir sus poderosas líneas y darse a conocer.

Con el primer modelo del fabricante español no consiguió el éxito esperado y pronto empezaron los problemas económicos. Apenas se vendieron un puñado de ejemplares y el gasto para dar a conocer al Spano fue muy elevado. En 2015, GTA asegura haber superado esas dificultades gracias a inversores y patrocinadores.

Características del GTA Spano

De nada sirve todo el empeño del mundo por parte de la marca para dar a conocer al Spano si el coche no está a la altura de las circunstancias. Pero no temas, no han escatimado en nada.

GTA Spano: interior
Interior del GTA Spano.

Los cambios respecto al modelo anterior son mucho más profundos de lo que parece a simple vista. Es el primer vehículo en utilizar grafeno para la fabricación del chasis monocasco, lo que le otorga una mayor rigidez y ligereza.

La carrocería está hecha con fibra de carbono, un material muy utilizado en el mundo de los superdeportivos y del que ya conocemos sus beneficios. Con todo ello, el GTA Spano consigue unos contenidos 1 350 kilogramos de peso, 125 menos que un Ferrari 488 GTB.

Mecánicamente no se ha quedado atrás, ya que cuenta con un enorme V10 de 7,9 litros de cilindrada que le otorga una potencia de 925 CV. Para alcanzar esa desorbitada cifra se apoya en dos turbocompresores. El conjunto es capaz de dar un par motor de 1 220 Nm, una cifra al alcance de muy pocos.

Como cabe esperar, las prestaciones son espectaculares: acelera de 0 a 100 km/h en tan solo 2,9 segundos y alcanza una velocidad punta de 370 km/h. Estas cifras le hacen entrar de lleno entre los coches más potentes del mundo.

Un sistema electrónico de control de la potencia específico para este modelo permite que el conductor pueda regular la disponibilidad de la misma desde los 450 caballos hasta su potencia máxima, por lo que hace mucho más fácil la adaptación al empuje del coche.

GTA Spano: lateral
Lateral del GTA Spano.

Pero no solo disfruta de una potencia abrumadora, y es que el GTA Spano tiene sangre de circuito en cada pieza. El sistema de frenado no es menos espectacular que la capacidad de aceleración, a cargo de unos discos carbono-cerámicos AP Racing con ventilación forzosa y unas enormes pinzas de seis pistones, necesarios para una conducción deportiva al límite.

El deportivo español cuenta con unos neumáticos especiales Pirelli P Zero con unas medidas de 255/35ZR19 delante y unos enormes 335/30ZR20 en el eje trasero.

El sistema de suspensiones no se queda atrás con la configuración de doble trapecio, spoiler adaptativo con regulación electrónica, amortiguadores multiregulables y regulación electrónica de altura del vehículo en décimas de segundo para adecuarse al tipo de conducción.

Precio

El GTA Spano nos ha convencido en todos los apartados. De eso no hay duda, pero para poder adquirir una joya como esta hay otro argumento a tener en cuenta: el precio.

En este caso, la marca no lo pone fácil, ya que parte de 500 000 € sin impuestos, una cifra que le sitúa muy por encima de los superdeportivos más populares como Ferrari o Porsche.

Un Porsche 911 GT2 RS cuesta casi la mitad que nuestro protagonista, y aunque el nivel de exclusividad sea mucho mayor, no estamos seguros de que justifique semejante cuantía.