Ferrari F8 Spider, la nueva referencia

Alberto Fuentes · 5 octubre, 2019
El nuevo Ferrari F8 Spider mejora un producto que ya era casi perfecto: el 488 Spider, y lo hace tanto técnica como estéticamente

El sustituto natural del 488 Spider hace su aparición con una estética mucho más innovadora de lo que venía haciendo la marca italiana. El nuevo Ferrari F8 Spider enamora a primera vista, a la segunda y a la tercera…

Su principal rival será el McLaren 720 S Spider, aunque el Lamborghini Aventador S Roadster también le robará ventas a pesar de ser un vehículo mucho más grande; rivalidades crónicas…

Diseño exterior del Ferrari F8 Spider

Uno de los cambios más significativos en este nuevo Ferrari F8 Spider es el diseño de su carrocería. Recuerda ligeramente al Ferrari 488, pero incorpora los suficientes cambios como para dejar anticuado al modelo anterior.

Frontal del Ferrari F8 Spider.
Ferrari F8 Spider, diseño frontal.

El frontal es la parte más continuista, con unos focos muy afilados y un morro radicalmente bajo. La parte baja del paragolpes es ahora más voluminosa y luce detalles en negro brillante que acentúan sus angulosas formas.

La trasera es toda una obra de arte. Los cuatro pilotos redondos son ahora más grandes y sobresalen ligeramente de la carrocería. Además, se ha incluido un enorme difusor trasero que hace que las salidas de escape estén colocadas más arriba y en una posición más centrada.

Diseño interior

Ferrari nunca ha dado a sus deportivos el refinamiento y el lujo que puedes encontrar en un Aston Martin o un Maserati. Sin embargo, todas y cada una de sus asimétricas formas están pensadas para facilitar la vida al conductor y agilizar el pilotaje.

Prueba de ello son la multitud de funciones que se pueden realizar desde el propio volante, donde el nuevo Ferrari F8 Spider sigue manteniendo algo que ya es parte de la historia de la marca: la palanca roja con la que se selecciona el modo de conducción.

Ferrari F8 Spider, diseño interior.
Interior del Ferrari F8 Spider.

El diseño del salpicadero es casi idéntico al del 488, pero no es uno de esos interiores que te deja sin aliento. La simplicidad reina en cada rincón, y todo está concentrado en el volante y el cuadro de instrumentos.

Como dato dato curioso, frente al asiento del copiloto puede llevar una pantalla de siete pulgadas en la que aparecen datos básicos como la velocidad, indicaciones de navegación, marcha seleccionada…

En lo que respecta a la capota, se trata de una pieza dura escamoteable que se puede plegar o desplegar a una velocidad inferior a 45 km/h, para lo que necesita alrededor de 14 segundos.

Motor del Ferrari F8 Spider

En cuanto al motor, es exactamente el mismo que el del F8 Tributo, ligeramente mejor que el del 488 Spider. Se trata de todo un V8 colocado en posición central-trasera, pero con una cilindrada llamativamente baja de solo 3,9 litros.

Que este último dato no te desanime, ya que cuenta con dos turbos y es capaz de generar 720 CV de potencia a 8000 rpm, lo que nos da una idea de lo bien que debe estirar ese V8. Con tan poca cilindrada y tanta potencia, consigue 185 CV/litro, una cifra escandalosa.

Trasera del Ferrari F8 Spider.
Parte trasera del Ferrari F8 Spider.

Por otra parte, Ferrari ha decidido dotar al F8 Spider con tracción trasera en vez de total, todo para hacer más puras las reacciones del coche y darle ese toque de pimienta que todo buen deportivo necesita.

En lo que respecta a la caja de cambios, es automática de doble embrague y siete relaciones. Es una transmisión especialmente rápida que consigue que el F8 acelere de 0 a 100 km/h en solo 2,9 segundos y que alcance los 340 km/h de velocidad punta, nada mal para un descapotable…

Según la marca, la conducción del nuevo Ferrari F8 Spider será más sencilla y placentera para conductores con cualquier nivel de experiencia, ya que se ha retocando el Slide Slip Angle Control, un control de deslizamiento que actúa sobre el eje posterior y regula la fuerza entre ambas ruedas para mantener el coche bajo control.

Para que este sistema tenga la eficacia que se espera de él, la marca italiana no ha escatimado en el tamaño de las ruedas, con llantas de 20 pulgadas y 305 milímetros de grosor en el eje trasero y 245 en el delantero.

Precio

Aún no tenemos datos sobre el precio de este increíble Ferrari F8 Spider, pero viendo los 286 000 euros que costaba el modelo al que sustituye, no puede andar muy lejos.