Ferrari F12 TDF: homenaje al 250 GT Berlinetta, tetracampeón del Tour de France

Enrique Canivell · 10 agosto, 2019
El Ferrari F12 TDF es una auténtica máquina de precisión, con mejoras aerodinámicas, uso intensivo de fibra de carbono ¡y un potente V12 que quita el hipo!

Solo 799 unidades se han fabricado del Ferrari F12 TDF. Sus siglas TDF hacen referencia al Tour de France, aquella mítica carrera de resistencia en la que la firma italiana arrasó durante la década de los 50 y de los 60. Concretamente, el modelo más exitoso en esta competición fue el Ferrari 250 GT Berlinetta, con cuatro triunfos consecutivos; en su día, fue conducido por Alfonso de Portago.

Ferrari siempre ha sabido dar una acertada vuelta de tuerca a sus bólidos, y en este caso se producen cambios a nivel estético que mejoran la aerodinámica y en cuanto a un interior que luce más deportivo y espartano. Asimismo, motor y chasis reciben modificaciones para mejorar las prestaciones, el agarre y la agilidad. 

Estética y aerodinámica, de la mano

A diferencia del Ferrari F12 del que deriva, el TDF presenta una carrocería más agresiva por motivos de aerodinámica y de reducción de peso por el uso de fibra de carbono. La marca italiana asegura que, con los cambios introducidos, la carga aerodinámica aumenta en un 30 %.

En el frontal, el paragolpes presenta una parte inferior hueca y más baja, con rejillas en sus laterales. Las taloneras también sobresalen de las puertas, sobre todo en la parte más cercana a las ruedas posteriores.

Las llantas de 20 pulgadas pasan del clásico diseño de estrella al de palos.

Ferrari F12 TDF: trasera
Trasera del Ferrari F12 TDF.

En cuanto a la zaga, hay una serie de modificaciones fácilmente distinguibles con respecto al F12 estándar:

  • El spoiler es de mayor tamaño, 30 milímetros más alto y 60 milímetros más largo.
  • El paragolpes trasero ha sido rediseñado, incluida la zona que integra los escapes.
  • El difusor presenta solapas más prominentes, las cuales son activas.
  • Triples branquias encima de los pasos de ruedas.

Interior con un toque espartano y sofisticado

El Ferrari F12 TDF presenta un habitáculo con un ambiente muy racing, pero al mismo tiempo sofisticado. Es así gracias al empleo conjunto de fibra de carbono, Alcántara y aluminio en el salpicadero. 

También destacan en fibra de carbono los siguientes elementos:

  • Paneles en las puertas.
  • Consola central.
  • Levas del cambio.
  • Parte inferior, superior y funcional del volante.
Ferrari F12 TDF: interior
Interior del Ferrari F12 TDF.

La guantera ha sido reemplazada por un acolchado para las rodillas, mientras que las alfombrillas son de aluminio impreso.

Exquisita dinámica del Ferrari F12 TDF

No solo los cambios afectan a lo que podemos percibir con la vista, sino que en comportamiento el Ferrari F12 TDF afina al máximo sobre una base que ya era perfecta para aquellos a los que le gusta la conducción, no solo en eficacia, sino en diversión y reacciones nobles al límite. Las claves son:

  • Motor atmosférico central-delantero con cambio transaxle y tracción trasera.
  • Reparto de pesos del 46 % para el eje delantero y 54 % sobre el eje trasero.
  • Inclusión de un eje trasero direccional, para mitigar el subviraje a la entrada.
  • Ruedas delanteras más anchas, 20 mm más de neumático y 0,5″ más de llanta.
  • Hasta 150 kilos más ligero (1 415 kilos en vacío) por el uso de fibra de carbono.

Así, el Ferrari F12 TDF cuenta con ruedas en medida 275/35 en llantas de 20 x 10 pulgadas delante, y 315/35 en llantas de 20 x 11,5 pulgadas detrás. Ello lo dota de un comportamiento más neutro y le provee de suficiente tracción para su potente motor. El V12 pasa de 6,2 a 6,5 litros, sube de los 741 CV a 780 CV a 8 500 rpm y de los 690 Nm a 6 000 rpm a 705 Nm a 6 750 rpm: el 0-100 km/h pasa de los 3,1 a 2,9 segundos.

El 80 % del par máximo está disponible a solo 2 500 rpm y el propulsor estira hasta las casi 9 000 rpm, con un sonido espectacular.

Por su parte, el de por sí instantáneo cambio automático de doble embrague y 7 relaciones se ha modificado para que suba las marchas un 30 % más rápido y es un 40 % más veloz para bajarlas.