Ferrari F12, la combinación perfecta

· 20 diciembre, 2017
Si dispones del nivel adquisitivo suficiente, nuestro consejo es que no te lo pienses demasiado. Este Ferrari F12, reúne todos los requisitos para enamorarte y además, aportar comodidad.

La marca italiana sacó en 2012 el Ferrari F12, sustituto natural del 599 GTB Fiorano. Se trata de un coche pensado para todo aquel a quien le gusten las prestaciones de un 488 GTB pero desee un punto más de confort de marcha, espacio y lujo en el habitáculo.

Ferrari siempre ha tenido en sus filas dos tipos de modelos: los puramente prestacionales, como es el 488 GTB y los que además de ello, suman un toque de comodidad propio de un gran turismo, como este F12 o el GTCLusso.

No por satisfacer esa función se ha escatimado en nada que tenga que ver con el rendimiento o dinámica de conducción, todo lo contrario, han metido toda la carne en el asador, pero también han sido muy generosos con todo lo relacionado con el confort interior. Podemos ver esta filosofía en un salpicadero menos radical que el del 488 GTB y unos materiales muy cuidados.

Diseño

El gran protagonista del Ferrari F12 es el morro. Visto de perfil se puede apreciar el trabajo aerodinámico que la marca del cavallino ha hecho en este modelo. La parte frontal, es ahora más grande y alta que en un 488 GTB, y el capó ha sido perfeccionado en el túnel de viento para que genere mayor carga aerodinámica, mejorando así el agarre del tren delantero.

Ferrari F12 berlinetta coche deportivo lujo
La parte trasera del ferrari F12, fluye hacia el difusor.

Las líneas laterales del coche también son mucho menos radicales que en el 488 GTB, los trazos están más redondeados y, aunque los pasos de rueda están muy marcados, la mayor altura del vehículo le resta un poco de imagen deportiva.

La parte trasera, con líneas limpias y fluidas, es una belleza. Escoltada por cuatro enormes salidas de escape, el diseño general de la pieza posterior de la carrocería es todo un acierto, con líneas originales que bajan hasta el difusor trasero.

Interior

Los italianos han trabajado mucho en mejorar el espacio interior de los ocupantes. El Ferrari F12, no es solo un deportivo con el que pasártelo bien en una carretera de curvas, sino que se le han querido dar cualidades ruteras para afrontar largos viajes con comodidad.

Interior del Ferrari F12 2013 coche deportivo lujo
Interior del F12. Ferrari F12/Ferrari (ferrari.com).

Con el aumento del espacio en cabina, los ocupantes podrán acomodarse aunque sean de talla alta, gracias a que los reglajes son muy amplios y los asientos una delicia, tanto por sujeción como por comodidad.

La marca italiana ha tirado la casa por la ventana con los materiales empleados en el interior. Pocos vehículos en la actualidad se acercan a la calidad de materiales y ajustes que tiene este F12. Eso es un claro ejemplo de la filosofía que persigue este Ferrari.

El salpicadero no tiene la típica pantalla multifunción, dado que todo está colocado en el cuadro de instrumentos que va detrás del volante. Todo en este Ferrari F12 está orientado hacia el conductor.

Dinámica

Respecto al 599 GTB, Ferrari ha conseguido reducir el centro de gravedad en 25 milímetros. Para ello, ha bajado la posición del motor, el salpicadero y los asientos, dando una sensación de conducción más deportiva y mejorando el paso en curva.

El Ferrari F12 es más estrecho, bajo y corto que el 599, y se han empleado deferentes tipos de aluminio nunca antes utilizados en la automoción que reducen el peso respecto a su antecesor en 70 kilogramos.

El paso por curva se ha mejorado notablemente y, el reparto de pesos entre ambos ejes está mejor resuelto, junto a una carga aerodinámica que equilibra mejor el coche, manteniendo un paso por curvas rápidas de infarto.

El sistema de frenado también ha sido mejorado y se han introducido novedades en la refrigeración de los mismos. Gracias a todas las nuevas innovaciones, consiguen pasar de 200 km/h a 0 en 131 metros, siete menos que el 599.

Motor

Por fin llegamos al alma de este Ferrari F12, su esperado V12 de 6.262 centímetros cúbicos. Cada vez que la marca ha sacado un V12, ha generado una gran expectación entre el público, y con este bloque no ha sido una excepción. Entrega nada menos que 741 CV de potencia, datos al alcance de muy pocos superdeportivos.

El purista de la marca es atraído por este tipo de motores como los osos a la miel. Las sensaciones que provoca semejante corazón no pueden describirse con palabras. El sonido del escape es el característico de un V12, y el 80% del par lo entrega a solo 2500 rpm, con nada menos que 690 Nm.

Con estos ingredientes a nadie le sorprende que pueda pasar de 0 a 100 km/h en 3,1 segundos y lo que es más impresionante, de 0 a 200 km/h en 8,5 segundos. La velocidad punta es de 340 km/h, 10 km/h más que el aerodinámico 488 GTB. Las cifras hablan por sí solas.

Ferrari F12 coche deportivo lujo
El capó del Ferrari F12, ha sido diseñado con la ayuda del túnel de viento, para aportar mayor carga aerodinámica.

Precio del Ferrari F12

Aquí es cuando la inmensa mayoría agachamos la cabeza, ya que los 309.437 € lo convierten en un capricho con mayúsculas. Sus competidores más directos, como el Aston Martin DB9 o el Porsche 911 son más asequibles, pero no ponen sobre la mesa tantos argumentos como este Ferrari F12. Aunque el Aston también cuenta con un V12, entrega solo 517 CV y el Porsche que se acerca en motor. Además, el GT2, deja totalmente de lado el confort de los ocupantes.

Conclusión

No hay muchas alternativas reales que cumplan con los requisitos de este Ferrari F12. No consigue las prestaciones de un Lamborghini Aventador, pero se queda muy cerca y con un nivel de confort muy superior.

Si tu economía lo puede soportar y deseas un V12 por encima de todo, pocos te van a hacer sonreír tanto como el Ferrari, pero si lo que buscas es hacer tandas en circuito y sentir el asfalto como en un coche de carreras, hay alternativas mejores y mucho, mucho más baratas.