Ferrari 250 GT Revival, manteniendo viva la historia de «Il Cavallino»

Juan · 15 septiembre, 2020
El Ferrari 250 GT Revival es una obra maestra artesanal fabricada a mano en Reino Unido mediante la indicación de los planos originales del modelo italiano.

El historial de deportivos clásicos de Ferrari es muy largo, pues se remonta desde la fundación de la marca en 1929 como escudería y en 1947 como fabricante. Uno de los vehículos más especiales de su historia es el Ferrari 250 GT SWB Berlinetta Competizione, con menos de 200 unidades fabricadas en su momento y menos aún existentes a día de hoy.

Su rareza se combina con un gran pedigrí en competición, con victorias en Le Mans y carreras de Gran Premio en 1960. Este mix lo convierte en uno de los Ferrari más codiciados: en subasta suele cambiar de manos por la vertiginosa cifra de 15 millones de euros.

Debido a su desorbitado coste, se ha optado por la comercialización del Ferrari 250 GT Revival, una versión renovada por un «modesto» precio de un millón de euros. Cabe mencionar que, por el momento, se han fabricado una treintena de unidades del Ferrari 250 GT Revival.

Fabricación artesanal

Ferrari 250 GT Revival: fabricación.

¿Cómo se construye un clásico sin ser el fabricante que originalmente lo hizo? La respuesta es sencilla: de forma artesanal. Todas las unidades del Ferrari 250 GT Revival son confeccionadas a mano por especialistas de la empresa dedicada, GTO Engineering. Para llevar a cabo su labor, estos se ayudan de los documentos originales de Ferrari.

Así es. Todos los componentes del Ferrari 250 GT Revival son fabricados y montados según las especificaciones y diseños originales de los archivos de Ferrari, al mismo tiempo que se integran elementos modernos. En conjunto, se consigue un coche más tolerable para un hipotético uso diario.

El Ferrari 250 GT Revival en sí está fabricado en aluminio, con un chasis multitubular. Se puede encargar el color a gusto del consumidor, al igual que los paragolpes, de los cuales se pueden prescindir si se precisa. Además, si el cliente lo desea, puede adornarse con todo tipo de equipamiento de competición, como arneses y jaula de protección.

Las llantas son de 16 pulgadas, pero opcionalmente pueden equiparse de 15.  Efectivamente, las opcionales son más pequeñas.

Accesorios modernos

Ferrari 250 GT Revival: interior.

Muchas empresas de clásicos especializadas en la fabricación de replicas homologadas de coches históricos suelen mejorar el tren motriz para adaptarlo a las necesidades actuales. GTO Engineering ha tomado una ruta diferente. Mientras que la construcción del Ferrari 250 GT Revival es casi idéntica al original, se permiten el lujo de añadir comodidades modernas.

En el terreno visual, el habitáculo de cuero, numerosos relojes, un volante de madera y cambio de aluminio no dejan entrever que nada cambie respecto al modelo de 1960. Sin embargo, si el cliente lo solicita, se pueden introducir elementos como el aire acondicionado o incluso un equipo de sonido con radio USB oculta tras el salpicadero.

Con estos detalles, además de abultar más el coste final, la marca consigue que el adinerado cliente tenga un coche que, aunque se use de forma ocasional, sea algo más cómodo para el usuario.

A todos nos fascinan los vehículos clásicos, pero pocos consumidores son capaces de soportar las concesiones en cuanto a equipamiento que estos acarrean. Por ello, podemos afirmar que GTO Engineering ha encontrado la solución.

Especificaciones

Ferrari 250 GT Revival: trasera.

Bajó el capó podemos encontrar hasta tres versiones de un mismo propulsor, un V12 Colombo con V a 60 grados. Este motor se basa en los planos originales de Ferrari y se construye a mano como el resto del coche. Puede elegirse entre 3 litros, 3.5 litros y 4 litros de cilindrada, con una potencia que ronda los 300 CV.

Para fabricar este motor se invierten más de 300 horas de trabajo manual. Cada pieza es meticulosamente montada para un resultado final perfecto. Además, la transmisión se ha mejorado respecto a la original. De cuatro o cinco relaciones (opcional), esta cuenta con sincronizadores, lo que logra un funcionamiento más moderno y sencillo.

Existen dos equipos de frenos, uno como el original y otro más potente, desarrollado como un sistema de frenado contemporáneo. También se puede equipar una dirección con un guiado más directo si se opta por la configuración de competición.