DS, la apuesta lujosa y deportiva del grupo PSA

Un camino difícil tiene por delante marca francesa, pues partió con la 'losa' de ser Citröen mejorados, si bien es cierto que la calidad de materiales empleados en estos vehículos es de primer nivel

Historia de la marca DS

En el año 2014 el Grupo PSA lanzó al mercado la marca DS, derivad de las expresiones Different Spirit o Distinctive Series, por lo que se separa definitivamente de la mano de Citroën, donde llevaba desde el año 2009 representando la rama lujosa de la marca.

En ese año 2009, y con motivo del homenaje a uno de sus vehículos más emblemáticos como es el Citroën DS, también llamado tiburón, sacaron al mercado una serie de modelos derivados de sus propios coches, pero con un plus de exclusividad.

La marca francesa dotaba a sus recién llegados de una calidad de fabricación, una deportividad y un diseño superiores, lo que incrementaba también su precio.

Pero había un problema, se acercaban peligrosamente al precio de coche premium y, aunque el valor estuviera justificado, en la parrilla aparecía el símbolo de Citroën. Esto no convencía a muchos y nunca llegó a destacar a nivel de ventas.

La separación como marca independiente no fue muy significativa, ya que mantenía los mismos modelos que comercializaba con Citroën. Esto cambió en 2015, se realizó una actualización de todos los modelos, el emblema de Citroën desapareció y dejó paso al nuevo.

Novedades

Siguiendo las tendencias actuales del mercado, la marca francesa lanza al mercado su primer SUV: el DS 7 Crossback, modelo que desde el mes de enero está disponible en los concesionarios.

DS 7 Crossback

Se trata de un vehículo de 4,57 metros de longitud que viene a plantar cara los Peugeot 3008, Audi Q5 o Volvo XC60. Su equipamiento de serie es muy abundante y viene cargado con un nivel tecnológico que pocos rivales de etiqueta pueden igualar.

De momento, su variedad mecánica está limitada a tres modelos de gasolina; con 130, 180 y 225 CV y dos diésel: con 130 y 180 CV.

Futuro

Para el DS 7 Croosback, la marca francesa tiene preparada una versión híbrida con 300 CV de potencia, pero tendremos que esperar a mediados de 2018 para disfrutarla.

En este 2018 también se espera la renovación del DS 5, vehículo que en su día sorprendió al mundo con un diseño totalmente futurista, pero que lleva en el mercado desde 2011, y eso son muchos años.

DS 5 2016

Aunque recibió un restyling en el año 2015, apenas ha sufrido cambios. Su edad la notamos sobre todo en el interior; su salpicadero cuenta con una cantidad de botones inusual para un coche de última generación, pero con una calidad de materiales notable y unas formas muy originales. Su sistema de infoentretenimiento sí ha sido mejorado y actualizado.

Competición

DS hizo sus primeras apariciones en el Campeonato Mundial de Rallys de la mano del Citroën DS3. Competía contra rivales muy asentados en este mundillo, como es el Ford Fiesta o el Volkswagen Polo.

Con la creación de la nueva división, Citroën anunció su retirada de la competición para el año 2016, con la idea de reincorporarse en el 2017 con la nueva variante DS e intentar mejorar el ya de por sí exitoso Citroën DS3 WRC.

Citröen DS 3 WRC

Aparte del mundo del rally, DS hizo un pacto con la escudería británica Virgin Racing Formula E Team con el fin de participar en el campeonato mundial de Formula E. Con este acuerdo, desarrollarían sus propios motores eléctricos para la competición. Así nació el DS Virgin Racing Team, preparado para la temporada 2015-2016.

Poco a poco, DS se fue especializando en el mundo de la competición y aprovechó todo lo aprendido para crear la división deportiva DS Performance del Grupo PSA, algo parecido a los que ocurre con AMG en Mercedes.

El Grupo PSA está invirtiendo en una marca deportiva que seguramente entrará en los libros de historia. Poco a poco está consiguiendo la aceptación del público, pero, bajo nuestro punto de vista, le va a costar mucho más que si directamente hubiera aparecido como marca propia, ya que a día de hoy sigue arrastrando el símbolo de Citroën.

No son baratos y en Europa cuesta mucho cambiar de ideas al gran público, que no dudará en escoger una marca de primer nivel con más trayectoria y prestigio que la recién llegada.

Creemos que cuando aterricen los nuevos modelos, únicamente vistos en nuestras calles con el nuevo escudo en el morro, la marca conseguirá la distinción que busca y que sin duda merece.

Te puede gustar