DFSK 580, el SUV chino de 7 plazas y 7 años de garantía llega a España

Enrique Canivell · 29 julio, 2019
El DFSK 580 es un todocamino que puede funcionar con GLP y contar la etiqueta ECO. Según la marca asiática, ¡irá equipado hasta arriba a precio de derribo!

La globalización es un hecho en nuestros días. Es así hasta tal punto que incluso los coches de China irán haciéndose un hueco en el mercado. Por el momento, a España llega el gigante asiático Dongfeng con el DFSK 580, un todocamino del segmento D con 7 plazas que, probablemente, dé la batalla por un presumible bajo precio junto a un abundante equipamiento y una garantía de 7 años –o 100 000 kilómetros– por si no te fías de su calidad de fabricación.

Si ya los coreanos como Kia o Hyundai –pertenecen al mismo grupo automotriz y comparten componentes– ofrecían precios competitivos, con un gran relación calidad-precio y una fiabilidad contrastada y demostrada mediante generosas garantías oficiales, ¿por qué no lo iban a hacer los chinos? Lo tienen ‘fácil’, desde luego, dado que la mano de obra es todavía más económica que en Corea del Sur.

DFSK 580: lateral
Lateral del DFSK 580.

En 2019, previsiblemente, se incorporará a la gama de DFSK el iX5, un SUV cupé que entrará por los ojos, mientras que en 2020 se incluirán dos modelos más de los 30 que comercializa Dongfeng en todo el mundo.

Diseño del DFSK 580

Por fuera no hay mucho con lo que comparar, pues no hay una generación anterior de este modelo para hacerlo. Pero sí se puede observar que, pese a su procedencia china, la estética del DFSK 580 está hecha para los gustos de los consumidores europeos. Y es que el fabricante asiático cuenta con bases de investigación en Alemania y Suecia.

A pesar de que el diseño se ha adaptado al Viejo Continente, el frontal tiene un aire parecido a algún SsangYong de años atrás… Nada que ver, por supuesto, con el actual lenguaje de diseño de la marca coreana, estrenado en el SsangYong Korando 2019, nueva generación con tintes europeos.

DFSK 580: trasera
Trasera del DFSK 580.

Si nos centramos en algunos detalles, en la zaga destacan la antena de ‘tiburón’, el sutil alerón trasero y las salidas de escape trapezoidales, que le dan un empaque visual más que correcto. Sin embargo, las llantas de aleación de 17 pulgadas se antojan un tanto escasas en una carrocería voluminosa que alcanza los 4,68 metros de longitud.

Equipamiento del DFSK 580

El DFSK 580 nada tiene que envidiar a nivel de gadgets tecnológicos a buena parte de los vehículos del mercado europeo. Más allá del equipamiento de seguridad activa básico en los coches actuales, como son el ABS, la asistencia electrónica en frenadas de emergencia, reparto electrónico de frenada o el sistema de presión de neumáticos, este SUV cuenta con algunos detalles interesantes de equipamiento:

  • Cámara con sensor trasero.
  • Ordenador de a bordo.
  • Pantalla táctil multifunción.
  • Sistema de apertura y arranque inteligente.
  • Equipo de sonido HD.
  • Aire acondicionado dual electrónico.
  • Espejos retrovisores exteriores calefactados.
  • Luces LED delanteras y traseras.
  • Asientos de cuero.
DFSK 580: techo panorámico
Techo panorámico del DFSK 580.

El techo panorámico aporta un plus de sensación de amplitud al interior.

Motor adaptable a GLP = etiqueta ECO

El DFSK 580 cuenta con una mecánica que, gracias a la turboalimentación, probablemente resulte suficiente para cualquier tipo de uso. Se trata de un propulsor de gasolina, 1,5 litros y 146 CV asociado a un cambio automático de variador continuo.

Lo mejor es que esta motorización se puede adaptar al gas licuado de petróleo (GLP), combustible alternativo cuyas emisiones son mucho más bajas que las del diésel o las de la gasolina. De esta manera, el todocamino chino obtiene la etiqueta ECO de la DGT, por la que circular por el centro de las grandes ciudad no será un problema durante los episodios de alta contaminación. El GLP es cerca de un 50 % más barato que el diésel o la gasolina, lo que permite un importante ahorro.

Precio y conclusión

Si bien la marca no ha revelado el precio del DFSK 580, sí asegura en un comunicado oficial que su apuesta es “introducir modelos con un equipamiento premium a precios de modelos básicos”. Y es que viniendo de China podemos figurarnos de que será bastante económico en comparación con la competencia, entre la que podría figurar, por ejemplo, el Kia Sorento.

En cualquier caso, habrá que ver la diferencia de precio y la calidad de acabados del interior. Pero coincide con el SUV coreano en que tiene 7 años de garantía; aunque la del modelo de Dongfeng está limitada a 100 000 kilómetros por los 150 000 del Kia, a una media de 14 286 kilómetros anuales buena parte de los usuarios tendrán suficiente.