BMW Serie 7, la berlina más poderosa salida de Múnich

· 2 mayo, 2018
Con una apariencia más dinámica, y un comportamiento ágil pese a sus más de 2 000 kilos de peso, esta lujoso vehículo de representación se distingue de sus rivales alemanes, más centrados en el confort de marcha

La actual generación del BMW Serie 7 lleva entre nosotros desde 2015, año en el que se presentó en sociedad. Como de costumbre, se trata del buque insignia de la firma alemana y, como ocurre cada vez que se actualiza, se coloca a la última en cuanto a sistemas de seguridad y tecnología.

De hecho, hace unos años fue el Serie 7 el elegido para ser el primer BMW propulsado por hidrógeno, idea que fue desechada debido a sus bajas ventas. Aún así, la idea de una berlina de representación de bajo consumo continúa presente con el híbrido enchufable que sí que está a la venta a día de hoy.

Exterior clásico y contemporáneo

Estéticamente, el BMW Serie 7 no es un rompecuellos. No te vas a girar a mirarlo cuando pase por la calle, e incluso será difícil diferenciarlo del modelo previo si no eres un aficionado al automovilismo. Aún así, luce como debe: enorme, lujoso y caro.

El frontal ha adoptado la nueva característica de BMW de unir los faros con la parrilla principal, lo que dota al frontal de un aire más afilado, mientras que la sensación de anchura la aumenta una parrilla inferior. Por si fuera poco, los faros pueden equipar tecnología láser, la misma que estrenó el BMW i8 anteriormente.

BMW Serie 7: trasera
Trasera del BMW Serie 7.

El lateral incluye ahora una nueva moldura en la zona baja de las puertas y la aleta frontal, lo que ayuda a disminuir la sensación de peso que provoca tanta chapa libre. En la zaga los pilotos LED aumentan de tamaño y están unidos a través de un cromado que recorre todo el portón del maletero.

Habitáculo para no conducir

En cuanto al interior, un nuevo salpicadero forrado en materiales nobles como el aluminio, el cuero y la madera, te sitúa en lo más parecido a un despacho de lujo sobre ruedas. Los asientos, con función de masaje te invitan a conducir a gusto.

Además, estrenaba un tablero de instrumentos digital que, a su vez, es acompañado por una gran pantalla central de 10.25″ con función por gestos. Por si fuera poco, el BMW Serie 7 cuenta con una llave desde la que se puede aparcar y desaparcar el vehículo por control remoto.

BMW Serie 7: interior
Interior del BMW Serie 7.

Sea como fuere, el Serie 7 no es un coche para conducir, sino para ser conducido por otro, ya sea un chófer o similar. Todas las cualidades del interior se acentúan en las plazas traseras, con gran amplitud y múltiples opciones controladas a través de una pantalla para adaptar el espacio a nuestras necesidades.

Gama mecánica

Mecánicamente, el Serie 7 de BMW sigue demostrando su poderío tecnológico con la posibilidad de equipar motores de 6 cilindros en línea y V8. Además de un V12, la gama se amplía en esta generación con la llegada de un híbrido enchufable.

Para tratarse de una berlina de más de dos toneladas, estos motores de gran caballaje logran que, a pesar de su lastre, se maneje de forma ligera. Goza de un dinamismo superior al de sus rivales, el Audi A8 y el Mercedes Clase S, mucho más enfocados a la comodidad.

Por si fuera poco, se repite la formula de sustituir al hipotético M7 por una versión sobrepotenciada y firmada por M Motorsport. Al no recibir el tratamiento de un ‘pata negra’, se conoce como M760Li xDrive, y entrega unos descomunales 610 CV de potencia.

BMW Serie 7: habitáculo
Habitáculo del BMW Serie 7.

No cabe duda de que esta es la versión más destacada, pero hay una extensa gama inferior a esta que son los que en conjunto generan las mayores ventas. En propulsores de gasolina nos encontramos con el 750i, con 450 CV y con el 740e iPerformance, que se combina con un motor eléctrico y ofrece un total de 326 CV.

Pasando a atender la gama diésel, la oferta es mayor, con un repertorio protagonizado por los 730d, 740d y 750d. Cada uno de ellos ofrece 265, 320 y 400 CV respectivamente.

Disponible con tracción trasera o total xDrive (según motorizaciones), también incluye la posibilidad de la batalla larga, la cual aumenta el espacio en las plazas traseras. Para la transmisión, BMW ha optado por un cambio automático ZF de 8 velocidades en exclusiva para todas la gamas mecánica.

Precios

La variada gama mecánica del BMW Serie 7 hace que las tarifas sean también considerablemente variables. Por un lado, los diésel tienen un precio de partida de 97 450 euros para el 730d más accesible, seguido del 740d xDrive, disponible por 107 850 euros. Por último, el 750d xDrive se ofrece a partir de 131 650 euros.

El Serie 7 híbrido enchufable cuesta 105 350 euros y no se beneficia de ningún descuento del gobierno.

En cuanto a las variantes de gasolina, la mas asequible es el 750i básico, disponible desde 125 850 euros. A este se le puede añadir tanto la tracción total como la batalla larga. Todo ello nos deja un precio base de 141 550 euros. Como tope de gama, el M760Li xDrive hace lo propio desde 196 850 euros.

Datos BMW Seire 7

  • 4 puertas
  • 4 plazas
  • Maletero: 515 litros (420 litros en la versión híbrida enchufable)
  • Motores de 6, 8 y 12 cilindros con potencias desde 265 CV hasta los 610 CV
  • Caja de cambios automática de 8 velocidades
  • Tracción trasera o total xDrive
  • Batalla corta y larga
  • Consumo y emisiones: Desde 2,0 l/100 km y 45 g/km CO2
  • Precio: desde 97 450 euros