Audi TT, el deportivo que todos quieren

Juan · 3 marzo, 2018
El Audi TT es uno de los deportivos clásicos de los últimos tiempos, se renueva volviendo a su imagen inicial pero con toda la tecnología de la actualidad a su servicio

En la gama de Audi hay modelos que pueden llamar la atención más que otros por motivos obvios. ¿Quieres un coche que nada más verlo se piense en lujo? tienes el A8. ¿Un excelente deportivo? para eso está el R8.

Lamentablemente, éste último está al alcance de unos pocos, por lo que para los mortales la marca nos propone el interesante Audi TT.

El pequeño deportivo de Ingolstadt queda situado dentro del segmento compacto, con multitud de componentes compartidos con el Audi A3, con el chasis como elemento principal. Utiliza la conocida plataforma MQB de motores delanteros transversales del grupo.

Inspirado en el TT original

Nuevo Audi TT 2018.

Desenfadado pero sobrio, deportivo pero elegante. Estos podrían ser fácilmente los adjetivos que definirían de primera mano el estilo del pequeño TT desde que llegase al mercado en 1999.

Desde entonces, ya han pasado tres generaciones. Como buen deportivo, uno de los detalles más importantes son las proporciones, y el alemán cumple con nota.

 

El frontal cuenta con una de las primeras parrillas anchas de la marca, y es que el TT fue lanzado en 2014 y fue el primero en integrar bastantes elementos que a día de hoy están más extendidos en la gama.

Un ejemplo de esto son los faros Matrix LED, una evolución de los anteriores Full LED. Cuentan con numerosas funciones para mejorar la visión nocturna sin perjudicar al resto de coches, así como con intermitentes dinámicos.

Nuevo Audi TT 2018 interior.

En el lateral una de las premisas ha sido recuperar un poco el diseño de la primera generación, con unos pasos de ruedas redondeados muy marcados y una caída del techo más redondeada.

Aún así el nuevo TT se desmarca con un pliegue en la unión del pilar C con la aleta (parece algo simple, pero según la marca fue duro integrar ese detalle en una pieza que abarca 1/3 del perfil del coche).

Sin embargo, la zaga ha sido el punto más conservador de todo el coche, en lo que más destaca es el alerón retráctil y el retorno de las dos colas de escape semi-centrales, idea extraída también de la primera generación del modelo.

No se podía esperar mucho más de un coche que tiene que mantenerse fiel a su estilo cuando la propia marca no es muy dada a las revoluciones.

Audi puso la directa en el desarrollo del interior del TT. Es una oda al minimalismo y la tecnología.

Aún con todo, el interior si que supone una revolución, rompiendo con todo lo visto anteriormente hasta entonces. Fue el primer Audi en implementar el Virtual Cockpit, que además supone el único sistema de infoentretenimiento en todo el coche al prescindir de una pantalla central.

Es controlado mediante controles en el volante y el MMI Touch. Destaca la poca presencia de botones físicos, ya que hasta los controles de la climatización están integrados en las tomas de ventilación de éste.

Versiones

Mecánicamente Audi ha configurado una gama muy correcta para un deportivo, con varias versiones disponibles en cuanto a gasolina pero tan sólo una opción de gasóleo, que si bien cuenta con una potencia suficiente para un coche de este tipo, es comparable a los gasolina más básicos.

Nuevo Audi TT 2018 roadster.
Audi TT roadster.

Audi ofrece muchas combinaciones de motor-tracción-transmisión, por lo que si no encuentras tu Audi TT perfecto, es que no existe.

Sea como fuere, quien se compra un deportivo diésel es porque quiere, más aún cuando se trata de un coche como es el TT, enfocado al placer de conducción.

Para los coherentes dispuestos a comprárselo con una mecánica de toda la vida, la marca ofrece una opción por debajo de los 200 CV, otra por encima de esa barrera –230 CV– y para los conductores más rápidos, el Audi TTS de 310 CV.

De tal manera, las combinaciones motor-tracción-transmisión son bastantes, como la opción entre la tracción delantera o total Quattro y tres transmisiones diferentes.

Hay un cambio manual de seis velocidades y dos opciones S-tronic automáticas: de seis y siete velocidades. Si no encuentras tu Audi TT a medida, es que no existe.

Datos Audi TT

  • 3 puertas
  • 2+2 plazas (Coupé) y 2 plazas (Roadster)
  • Maletero: 305 litros (Coupé) y 280 litros (Roadster)
  • Tracción delantera o total Quattro
  • Motor de de cuatro cilindros con potencias comprendidas entre los 180 CV hasta 310 CV
  • Consumo y emisiones: Desde 4,7 l/100km y 124 g/km de CO2
  • Cambio automático manual de 6 velocidades o automático S-tronic de 6 y 7 velocidades
  • Precio: desde 37 490 euros