Aston Martin DBS 59, por el 60 aniversario del triunfo en Le Mans

Enrique Canivell · 24 abril, 2019
El Aston Martin DBS 59 hará las delicias de los nostálgicos de la carrera de resistencia más emblemática... ¡En su interior se respira un ambiente retro!

Celebrar 60 años es algo muy especial. Y más cuando se trata de un triunfo en la icónica carrera de las Le Mans. Por eso, la firma británica lanza el Aston Martin DBS 59, una edición limitada a 24 unidades del Aston Martin Superleggera para homenajear al DBR1.

En la edición de 1959, el Aston Martin DBR1 hizo un histórico 1-2 en la emblemática carrera. El bólido de los pilotos Roy Salvadori y Caroll Shelby cruzó la meta en primer lugar, seguido del coche de Maurice Trintignant y Paul Frére.

Este proyecto, fruto de la colaboración entre el departamento de personalización Q by Aston Martin y el equipo de diseño de la marca, pretende representar cada hora de las 24 Horas de Le Mans con los 24 ejemplares que se venderán.

Diseño del Aston Martin DBS 59

La estética exterior se inspira, en cierto modo, en la del DBR1 al presentar la pintura Aston Martin Racing Green, si bien el techo y el pequeño spoiler trasero con acabado en fibra de carbono contrasta con el clásico color verde de la carrocería.

Aston Martin DBS 59: lateral
Lateral del Aston Martin DBS 59.

Por otra parte, cabe señalar los detalles en bronce en el anagrama del capó, en el contorno de la calandra, en la zaga y en las pinzas de freno, resguardadas en unas oscuras llantas forjadas bitono de 21 pulgadas.

Además, en el alerón trasero se ha añadido una inscripción en bronce que se corresponde con el número de chasis y de motor del DBR1 que ganó Le Mans en 1959.

Aston Martin DBS 59: trasera
Trasera del Aston Martin DBS 59.

Interior con ambiente ‘retro’

En cuanto al interior, se analizaron los materiales empleados en el DBR1 para hacer una recreación del mismo tejido para los asientos –con el logo ’59’ inscrito– y los paneles de las puertas. De nuevo, el bronce cobra protagonismo en las levas del cambio, tras el volante.

Merece la pena mencionar detalles como un parasol en el que viene inscrita la fecha en la que se celebró la carrera con las 323 vueltas completadas en 24 horas. También hay accesorios como una réplica de un casco de competición, el atuendo de carreras de 1959 y una recreación de los guantes de Caroll Shelby.

Aston Martin DBS 59: interior
Interior del Aston Martin DBS 59.

Motor del Aston Martin DBS 59

Lógicamente, el motor es el mismo que el del DSB Superleggera del que deriva, y que en todo caso es una obra maestra. Y es que combina nada menos que la finura de un bloque V12 de 5,2 litros con dos turbos que entrega 725 CV y 900 Nm; así acelera de 0 a 100 km/h en 3,4 segundos y alcanza 340 km/h.

Por último, cabe destacar que el Aston Martin DBS 59 se suma a otra edición limitada presentada recientemente, que homenajea la presencia de la marca británica en la Fórmula 1: el Aston Martin DBS Superleggera TAG Heuer Edition, con esencia de F1.