Alpine Electronics

Todos los nostálgicos recordarán aquel mítico bólido con ese azul tan impactante: el Alpine A110 pesaba solo 600 kilos y tenía el motor colgando del eje trasero, cualidades con las que se impuso en su debut en el mundial en el Rally de Montecarlo, allá por 1973, temporada en la que se erigió vencedor de la categoría; ahora, aquel coche ensamblado con piezas de Renault, se reedita con un propulsor 1.8 turbo de 250 CV del mismo grupo –pero Nissan– en posición central-trasera.

Alpine A110, el mito resucita

La marca francesa ha debido ver un filón para invertir más de 35 millones de euros en la fabricación de este nuevo Renault Alpine A110. Sin duda, un modelo que causó furor a mediados del siglo pasado y que ahora…