Alpine A110S: menos peso, más potencia, mayor diversión

Juan · 14 junio, 2019
El Alpine A110S es la versión mejorada del deportivo galo; su motor gana 40 CV de potencia y se deja algunos kilos por el camino, para lograr un coche mucho más divertido de conducir y eficaz en circuito

Con motivo de la celebración de las 24 Horas de Le Mans de 2019, la marca Alpine ha mostrado al público su última creación. El Alpine A110S es la versión optimizada de su deportivo de motor central. Para su desarrollo, los franceses han usado los ingredientes clave: reducir el peso y aumentar la potencia.

¿Resultado? Mayor diversión al volante en un deportivo mucho más eficaz en circuito. Su precio va en consonancia con las mejoras, con un aumento sobre la tarifa de un Alpine A110 normal. Disponible desde ya por un precio que parte de los 66 500 euros en Francia, habrá que esperar a finales de año para que lleguen las primeras unidades.

Mejoras estéticas del Alpine A110S

En el plano estético, este nuevo Alpine A110S se puede diferenciar a simple vista por numerosos detalles que han cambiado con respecto al resto de la gama A110. Entre las mejoras encontramos un nuevo juego de llantas de diseño exclusivo, elementos en fibra de carbono, piezas en naranja y un nuevo acabado de pintura mate, Gris Thunder.

Alpine A110S: trasera.
Vista posterior del Alpine A110S.

De forma opcional, el techo puede ser de fibra de carbono, lo que ahorra 1,9 kilogramos extras.

Si la unidad equipa el techo opcional de carbono, además de la reducción de peso, se mejora el reparto de las masas y se reduce levemente el centro de gravedad del coche. También encontramos diferencias en el habitáculo, donde se ha trabajado con especial ahínco en la reducción de peso.

Los asientos tipo baquet están firmados por el fabricante Sabelt y, tras el tapizado de cuero con costuras en contraste, se esconde una estructura también de fibra de carbono. Cada asiento pesa unos escasos 13,1 kilogramos, mientras que el conjunto se conforma con solo 1114 kilogramos, todo un peso pluma.

Características técnicas

Mecánicamente hablando, se ha mantenido el mismo propulsor gasolina turboalimentado 1.8 TCe, aunque este ha sufrido una serie de mejoras que aumentan sus prestaciones. La potencia ha aumentado hasta los 292 CV –un extra de 40 CV– y el par motor se mantiene en 320 Nm.

Alpine A110S: interior.
Habitáculo del Alpine A110S.

Ya que comparten motor, Renault Sport ha acercado el rendimiento del propulsor del Alpine con el del otro deportivo de la casa del rombo, el Renault Megane RS Trophy-R de 300 CV. En el caso del Alpine A110S, la transmisión corre a cargo de un cambio automático de 7 velocidades y doble embrague que envía la potencia a las ruedas traseras.

Firma un 0-100 km/h en 4,4 segundos y una velocidad máxima de 260 km/h.

Son más los cambios técnicos introducidos más allá del aumento de potencia. El equipo de frenos, firmado por Brembo, monta discos de 320 mm en el eje delantero, mientras que los neumáticos han corrido a cargo de Michelin, con unos Pilot Sport 4 desarrollados expresamente para el deportivo galo.

Por último, se ha actualizado la puesta a punto con estabilizadoras y muelles más rígidos, además de reducir la altura de la carrocería en 4 milímetros. Con todo, se posiciona como una mejor alternativa a deportivos como el Porsche 718 Cayman. Aunque por precio sean similares, el Toyota GR Supra juega en otra liga en cuanto a motor.