Abarth 695 Rivale: el coche nacido en el agua

· 4 noviembre, 2017
La unión entre Abarth y el fabricante naval Riva, da como resultado este impresionante pequeño 695, repleto de lujo y deportividad.

Si por algo destaca la fabricante italiana Abarth, es por su dedicación al mundo de la competición. La marca no busca la elegancia y el lujo, sino el placer de la conducción. Sin embargo, Abarth ha hecho una excepción con su modelo 695 Rivale.

Este pequeño utilitario ha logrado una magnífica fusión entre la filosofía agresiva y deportiva propia de sus diseños y un destacable nivel de elegancia. Eso sí, sin llegar al nivel del 124 Spider.

Esto se ha logrado gracias a la colaboración con la empresa Riva, famosa fabricante náutica con alagados diseños de barcos y yates. Los ingenieros de ambas compañías se han puesto manos a la obra en el Centro Stilo de Turín para desarrollar esta edición especial. Esta se limita a 1 390 unidades, 695 por cada tipo de carrocería.

Esta no es la primera colaboración entre la fabricante de automóviles FCA y la fabricante naval Riva. En 2016 lanzaron una versión del Fiat 500. Eso sí, esta no llegaba a compartir diseño con un yate de Riva en la medida en que lo hace el 695 Rivale.

El Abarth 695 Rivale es una edición limitada disponible con carrocería cerrada y en versión descapotable. El exterior tiene una reconocible apariencia bicolor, en Blu Sera Riva y Shark Grey. Ambos colores están separados por una línea aguamarina.

La fusión entre el coche y el yate

El objetivo del 695 Rivale es abrazar el encanto y la sofisticación de los diseños de Riva desde la características agresivas y deportivas de los coches Abarth. Con parachoques similares a los del Abarth 595 Competizione, el 695 Rivale añade detalles cromados que dan un acabado exterior más distinguido. Estos asemejan el vehículo al modelo de yate Riva 56 Rivale.

El habitáculo tiene un aspecto aún más sorprendente, rebosante de lujo y elegancia. La sección superior del volante y la visera del cuadro de mandos tienen tapizado azul. Además, los asientos, con el mismo tapizado, incorporan detalles cromados a la altura de la nuca de los pasajeros.

Con todo esto, el detalle más destacable es el acabado en madera del salpicadero, que acerca el diseño interior al de un yate lujoso. El resto de piezas son en negro mate, en una buena combinación con los colores anteriores.

Además de los detalles cromados ya presentes en el yate de Riva, el 695 Rivale posee una rejilla sobre el portón trasero. Esta también en color cromado, lo que imita a las que el 56 Rivale tiene a babor y a estribor. Todo este nivel de elegancia hace que el 695 Rivale parezca un pequeño Aston Martin, quizá recordando al DB11 o al Rapide S.

Los pedales son de metal con el atractivo detalle del escorpión de Abarth grabado en ellos. Mientras tanto, el pomo de la palanca de cambios puede elegirse en un acabado de caoba o fibra de carbono. El sistema multimedia incorpora la tecnología Uconnect con una pantalla HD de 7 pulgadas. Por su parte, la conectividad Apple Car Play y Android Auto permiten adaptar cualquier smartphone.

La mecánica del 695 Rivale

La marca del escorpión no se ha cortado en el desarrollo de su nuevo modelo, y ha mostrado uno de sus mejores proyectos. El motor es el 1.4 Turbo del Abarth 595 Competizione, con un potencia máxima de 180 CV y un par de 250 Nm. Esta potencia gestiona el par delantero. Esto hace que el pequeño cuatro ruedas pasar de 0 a 100 km/h en 6,7 segundos. La velocidad punta llega hasta el elevado valor de 225 km/h.

Además, incorpora el tubo de escape Akrapovic, llantas de 17 pulgadas, frenos Brembo y suspensiones Koni. La ligereza propia de los modelos Abarth destaca en esta edición limitada, que solo pesa 1 045 kg.

Por su pate, el cambio de marchas se puede elegir entre manual o secuencial robotizado.  Este se acciona mediante botones en la consola central y partir de levas en el volante. Ambas configuraciones tienen 5 velocidades.

Una edición especial sobre otra

Sobre la exclusividad del 695 Rivale, Abarth celebra los 175 años colaborando con Riva con el 695 Rivale 175 Anniversary. Esta exclusiva edición se limita a 350 unidades, divididas a partes iguales entre coupés y cabrios.

Para empezar, el 175 Anniversary incorpora llantas de 17 pulgadas similares a las del 695 Rivale, pero con un diseño específico. Los detalles bicolor, la tapicería azul y negra y el salpicadero en fibra de carbono son iguales al 695 Rivale. La gran exclusividad de este modelo se muestra en una placa conmemorativa grabada colocada junto al freno de mano.

Los precios del Abarth 695 Rivale varían entre los 28 000 y los 30 000 euros según se elija la versión coupé o cabrio, respectivamente. La variante 175 Anniversary cuesta 31 695 euros en su versión coupé y 33 695 en la versión descapotable. El reducido número de modelos hace enormemente dificul su acceso, aunque siempre queda vigilar el mercado de segunda mano.