Abarth 124 Spider: el nuevo y agresivo roadster italiano de origen japonés

Quizás no lo supieras, pero este deportivo biplaza está basado y construido sobre la plataforma del icónico y actual Mazda MX-5, si bien el Scorpione cuenta con su propia personalidad: turbo y más elementos 'racing'

La marca del escorpión lanzó el pasado año la seductora nueva versión del Abarth 124 Spider. Este es un roadster biplaza que pretende ofrecer el más puro disfrute de la conducción.

Combina la emoción, tecnología y seguridad de un roadster de origen japonés, ya que se ensambla sobre la misma plataforma del Mazda MX-5 en la planta de la marca nipona en Hiroshima (Japón); todo ello se mezcla con un atractivo y clásico toque de diseño italiano, con aires retro. Los principales valores de la marca se reflejan en este proyecto: rendimiento, artesanía y técnica excelentes.

La innegable agresividad del 124 Spider

El diseño exterior se caracteriza por unas formas afiladas en el capó. Los fans de la compañía podrán reconocer un guiño al 124 Spider clásico en la línea horizontal que recorre a lo largo toda la carrocería, que se une al trazo de la parte trasera.

En la parte posterior destacan los alerones y las ópticas horizontales, similares a las de su modelo predecesor. Por otro lado, la sección delantera y la calandra llaman la atención sobre el espíritu del vehículo y la agresividad que Abarth pretende reflejar.

Las formas hexagonales de la parrilla acentúan el aspecto afilado de la parte delantera, bien marcado por los relieves del capó. Aquí se puede encontrar otra referencia al 124 Spider clásico, con unas formas en el capó que sugieren la posición central-delantera longitudinal del motor. Por su parte, las luces traseras y delanteras incorporan tecnología LED, que aportan un atractivo especial tanto de noche como de día.

La ergonomía interior

No es posible lograr una buena inmersión en la conducción si el habitáculo no lo favorece. El 124 Spider posee unos asientos de piel sumamente cómodos. Sus ajustes permiten al conductor sentarse en una posición ideal tanto en altura como en distancia al volante; todos los mandos de este bólido quedan a mano del piloto.

alt="Interior del nuevo Abarth Spider 124"
Interior del Abarth Spider: todo queda a mano y perfectamente ubicado para una conducción deportiva

Asimismo, todos los controles están colocados para mejorar la experiencia de conducción; gracias a la fina calibración de los pedales, y a los cortos y precisos recorridos de la palanca de cambios, da la sensación de estar totalmente conectado al coche.

En este sentido, también goza de un buen tacto del volante, pese a contar con una dirección electromecánica. El motor de esta va montado directamente en la cremallera de la dirección, en lugar de hacerlo sobre la caña, de manera que no sufre las torsiones producidas por esta; y es que transmite mucho mejor la información de lo que pasa por debajo de los neumáticos que la grandísima mayoría de los coches modernos.

Por otra parte, el salpicadero aporta interesantes detalles de deportividad, como por ejemplo un amplio cuentarrevoluciones con el fondo en color rojo y situado en el centro del panel.

Además, destaca la calidad del interior con los asientos calefactados, la insonorización del parabrisas, la luna trasera de cristal y una capota lograda en aislamiento a pesar de ser de lona. Pese a ser un coche que transmite muchas sensaciones, aumenta en gran medida la comodidad del conductor y es más placentero en viajes largos. El techo se puede abrir y cerrar en pocos segundos con el mecanismo de apertura más rápido del mercado.

Los toques de seguridad

El Abarth 124 Spider incorpora una completa colección de dispositivos de seguridad. Los frenos antibloqueo ABS, con pinzas BREMBO de cuatro pistones se complementan con un sistema EBD (repartidor electrónico de la frenada) para distribuir la fuerza idónea hacia cada eje en cada momento.

Dinamismo, agresividad y seguridad a partes iguales en el 124 Spider

Además, cuenta con un control de estabilidad con subfunción de superficies deslizantes, ideal para situaciones críticas como pérdida de adherencia por hielo o nieve. Este controla la aceleración en caso de detectar diferencia entre el ángulo de guiñada del vehículo y la cantidad de giro del volante que el conductor aplique.

Cabe reseñar lo interesante que es la posibilidad de que todos estos sistemas de seguridad pueden desactivarse voluntariamente, lo que permite una conducción pura y más divertida para el piloto. Siempre hay que ser responsable y muy frío con el pedal del gas cuando no se llevan conectadas estas ayudas.

Por último, para aquellos que piensen que un coche ligero es inseguro en caso de accidente, pueden observar el test de seguridad Euro NCAP del actual Mazda MX-5 (debajo de estas líneas) para darse cuenta de que esa apreciación no se corresponde con la realidad. Sencillamente, sería una valoración subjetiva.

Euroncap Mazda MX-5: test seguridad: Fiat Abarth 124 Spider
Test de seguridad Euroncap del Mazda MX-5, cuya plataforma es sobre la que se ensambla el FIAT o Abarth 124 Spider

El Miata es el deportivo más seguro del mercado, y esto es perfectamente extrapolable al FIAT o Abarth 124 Spider, pues ambos parten de la misma plataforma, como ya hemos mencionado más arriba. De hecho, el italiano comparte la gran mayoría del componentes del nipón.

La técnica adaptada a las últimas tecnologías

Este vehículo incorpora un conmutador para alternar entre dos programas. El primero está dedicado a la conducción diaria, mientras que el segundo está pensado para un pilotaje puramente deportivo.

Hay que señalar que al variar entre una opción y otra, la electrónica del Abarth 124 actúa sobre el par desarrollado, la respuesta de los pedales y el sonido del escape.

En cuanto al motor, el 124 Spider incorpora un 1,4 litros de cuatro cilindros y tecnología MultiAirLa potencia máxima que desarrolla es de 170 CV a 5 000 rpm y el par motor de 250 Nm a solo 2 500 rpm. Este propulsor va asociado a un cambio de marchas de seis velocidades manual o automático secuencial, con un cambio de alta velocidad ya sea con la palanca o con las levas del volante.

Todo ello con un peso en vacío de poco más de 1 000 kilos; que además, gracias a sus reducidas dimensiones –solo 4,05 metros– y a su corta batalla de 2 300 mm es muy ágil en carreteras reviradas, el hábitat natural de este deportivo.

Adicionalmente, cuenta con un diferencial autoblocante de tipo mecánico. Este ayuda a traccionar a la salida de las curvas al igualar la diferencia de giro de la rueda interior –que pierde más motricidad– y la exterior; además, ayuda a disfrutar de una conducción al límite con mayor control.

alt="Vista posterior del nuevo Abarth Spider 124"
Vista posterior del Spider 124, con su difusor y escape de cuatro salidas, con el característico y atronador sonido Abarth

Además, respecto a su gran carácter deportivo, el escape posee el sistema Record Monza, que modifica la ruta de salida de los gases en función del régimen del motor. Esto varía el sonido del vehículo, que es una de las señas de identidad de los Abarth.

La edición especial 124 Spider Scorpione

Abarth ofrece una variante del 124 Spider, con el sobrenombre de Scorpione. Esta versión incorpora una carrocería en Nero San Marino 1972 con detalles en Grigio Forgiato, aunque también existe la opción Bianco Turini 1975. Esta estética hace honor a los rallyes con los que Abarth ha cosechado tantos éxitos, y con los que ha dejado huella en la historia de la automoción.

Las características mecánicas y las prestaciones del Scorpione son iguales a las del Abarth 124 Spider estándar. En el interior, se distingue por unos asientos de piel y microfibra negros que aportan máxima sujeción.

Estos pequeños detalles aumentan la sensación deportiva de la conducción, además de incorporar atractivos toques estéticos. La página oficial no muestra datos relativos al precio del Scorpione, sin embargo, los precios del Abarth 124 estándar parten desde los 38 000 euros.

Te puede gustar