La apuesta por la bajada de emisiones

· 30 octubre, 2018
Todas las medidas del sector apuntan hacia el mismo objetivo, las grandes ciudades europeas ya están implementando medidas que atacan directamente a los vehículos más contaminantes y los fabricantes empiezan a virar hacia la innovación eléctrica y de energías alternativas

Conseguir una bajada de emisiones en los coches más contaminantes reduzcan la contaminación parece ser una de las prioridades más importantes para los gobiernos. Para lograr que esto se convierta en una realidad, se están tomando medidas drásticas que nos pueden afectar a título personal, dependiendo del coche que tengamos. Te las contamos.

Por qué la bajada de emisiones es importante

En los últimos años no hemos escuchado hablar de otra cosa que no sea el medio ambiente, el cambio climático, reducir emisiones, quitar los diésel y cosas por el estilo. Durante años hemos estado actuando de manera despreocupada pensando que la Tierra va a durar eternamente sin importar el trato que le demos.

Vemos que parte de culpa tienen los coches de la contaminación en las ciudades.

Pues bien, tras varios años fabricando plásticos, químicos, y otros productos y objeto destructivos, nos hemos percatado de que estamos haciendo un daño importante a nuestro planeta y nuestra salud y que ahora, parece irreversible. Por ello, hemos comenzado a ponernos las pilas para intentar, si bien no solucionarlo, paliarlo en gran manera.

En este punto es cuando entra la fiebre del no plástico, no contaminantes, no químicos y nos sumergimos en la era del todo ecológico y del todo para el cuidado del medio ambiente. Y es aquí donde hay cambios en los coches.

Primero se descubrieron las perjudiciales emisiones emitidas por los vehículos diésel y se comenzaron a prohibir en muchas ciudades europeas. Ahora, se están tomando en cuenta aquellos vehículos, diésel o no que quedan circulando en muchas zonas pero que emiten grandes cantidades de gases tóxicos y se están tomando medidas para reducirlos.

Penalizaciones del Gobierno para la bajada de emisiones

Esta medida que te mencionamos a continuación se está llevando a cabo en España dado que el Gobierno se ha percatado de que aún existen altos niveles de contaminación preocupantes tanto para la salud como para el medio ambiente.

Tramos más peligroso de España carreteras

En los últimos años se ha escuchado hablar sobre muchos casos de cáncer y otras enfermedades extrañas e incurables en las personas que han llegado a números preocupantes, muchas de las cuales se creen que en cierta manera están influidas por los altos niveles de contaminación emitidos por los coches.

Es por esto que el Gobierno de España ha decidido penalizar a los coches más sucios a través del conocido impuesto de circulación, acción que ya ha salido publicada en el Plan nacional de calidad del aire y protección de la atmósfera 2013-2016.

En este documento se afirma que el precio de este impuesto se incrementará cada año para aquellos vehículos más contaminantes por su edad o constitución. Según la filosofía que subyace en esta normativa “quien contamina, paga”. ¿Ayudará esto para que las personas adquieran vehículos menos contaminantes?

Actualmente, este impuesto de circulación grava sobre la potencia fiscal del motor. Es decir, a mayor motor, mayor impuesto, pero esta nueva normativa hará que grave sobre el grado de contaminación que emite el vehículo. A mayor contaminación, mayor impuesto.

Como es de esperar, los coches más antiguos serán los que más paguen, pues su construcción obsoleta evita emitir menos emisiones contaminantes. Este incremento en el impuesto junto con las ayudas para obtener coches que cuiden el medio ambiente pretenden que todos aquellos que dispongan de uno de estos vehículos antiguos hagan el cambio.

No obstante, también hay que tener presente que el grado de contaminación emitido por los coches no es el mismo en ciudades pequeñas y menos transitadas que en las más grandes como por ejemplo Madrid y Barcelona. Así que este aumento en el precio del impuesto de circulación también irá en medida de esto.

Habrá que esperar para ver si surte el efecto deseado, quitar de la circulación los coches más viejos y lograr mejoras en el aire de la ciudad así como en la salud de las personas que la habitan. ¿Se logrará?

  1. Ballester F. Contaminación atmosférica, cambio climático y salud. Revista Espanola de Salud Publica. 2005.