Conoce la nueva ITV, más flexible pero con más control

· 21 febrero, 2018
La lógica se apodera del funcionamiento de las estaciones de Inspección Técnica de Vehículos; ojo con 'afeitar' kilómetros, anular sistemas anticontaminación o manipular airbags que ya han saltado en un accidente

Es imposible no ponernos a temblar cuando se acerca la fecha en la que tenemos que pasar la ITV. La verdad es que luego nos damos cuenta de que no era para tanto y, que con un buen mantenimiento del vehículo y teniendo todo en regla, es fácil pasarla con éxito. ¿Ya conoces los cambios que han habido en esta? Te hablamos sobre la nueva ITV.

Aunque nos cueste reconocerlo, la ITV es una forma de velar por nuestra seguridad, ya que en esta revisión se aseguran de que nuestro vehículo esté en buen estado para conducirlo. No obstante, los temores acechan cada vez que la fecha se acerca.

Para que esto no te suceda, o al menos para que puedas puedas quedarte un poco más tranquilo, te hablamos de la nueva ITV. Así sabrás lo que te espera.

Cambios en la ITV en 2018

La nueva ITV, ¿flexible o rigurosa?

Por un lado, están los cambios en las revisiones de los vehículos. Es decir, una serie de requisitos que antes no se exigían y que ahora sí, pero que nos ayudarán a diagnosticar problemas mecánicos en nuestro coche. Estos son algunos:

  • Sistemas anticontaminación. Desde hace años algunos algunos los anulan en los coches diésel. Pues bien, ahora habrá una diagnosis que lo verifique.
  • Número de kilómetros. Lo de cambiar el kilometraje para vender los coches de segunda mano a un precio más elevado es algo que se ha venido haciendo desde hace años. Deshonesto, pero una realidad. Ahora, mediante la nueva ITV será fácilmente reconocible los kilómetros reales del vehículo, incluso en los más modernos que tienen la capacidad de almacenar datos en distintos módulos. Adiós al ‘afeitado’ de kilómetros.
  • Airbags. Muchos han manipulado los airbags de los vehículos después de un accidente para evitar ponerle unos nuevos, lo cual es muy costoso. En los coches que los llevan son obligatorios, y con la nueva ITV ahora se pueden detectar las trampas que se hayan podido hacer.

Además de estos cambios técnicos, hay otros cambios generales que seguro que te gustan:

Otros cambios en la nueva ITV

La segunda revisión en otra estación

No han sido pocas las veces en las que hemos culpado al que nos atendió en el túnel de la ITV de no haberla pasado. Quizá creímos que le caímos mal o que no tuvo un buen día. En ocasiones esto ha sido cierto, ya que no han sido pocas las veces en las que hemos tenido que volver porque se nos ha fundido una pequeña bombilla de un intermitente. ¿Quién creería que no vamos a poner algo de tan bajo coste?

Pasar ITV en otra estación

Para evitar que tengamos que cruzarnos con la misma persona y, de este modo, eliminar todas las sospechas, si tienes que repetir ITV, la segunda revisión la podrás pasar en otra estación, en la que tú elijas.

Ir por adelantado sin que la altere la fecha de la próxima

Si antes se pasaba la ITV por adelantado tenías que adherirte a la nueva fecha para el año siguiente. Pues esto ya se acabó. Ahora puedes ir a la cita incluso un mes antes del vencimiento sin ningún cambio de fecha en la revisión del año próximo.

Coches en el extranjero

Si comprabas un coche en el extranjero, sin importar la edad que este tuviera, tenías que pasar la ITV obligatoriamente. Siempre que el coche esté sujeto a las normativas del país de origen, si compras un coche en el extranjero no tendrás que pasar la ITV hasta que le corresponda. Eso sí, tendrás que hacer los trámites necesarios para demostrar que el coche no es robado.

Coches de alquiler

Los coches de alquiler pasan de tener que ir a revisión a los cuatro años en vez de cada dos, como era hasta ahora. Esto se ha logrado gracias al buen estado de estos vehículos –obviamente porque el 90% de su kilometraje está hecho en carretera– y los pocos fallos encontrados en antiguas revisiones.

¿Qué te parece la nueva ITV? ¿Crees que es mas flexible o más rigurosa?