Los mejores vehículos de ocasión de hasta 3 000 euros

Alberto Fuentes · 2 febrero, 2019
Los vehículos de ocasión de hasta 3 000 euros son una opción complicada, ya que las probabilidades de averías y el desgaste se multiplican con el paso de los kilómetros

El mercado de vehículos de ocasión de menos de 3 000 euros es muy variado, con modelos tan dispares como un pequeño utilitario de 55 CV o un enorme SUV gasolina de 280 CV; la depreciación entre unos y otros es muy diferente.

Vehículos de ocasión de menos de 3 000 euros

Apostar por este tipo de coches económicos puede ser una idea muy buena o todo un quebradero de cabeza en cuanto a averías se refiere, pero lo cierto es que si aciertas con un ejemplar en buen estado, la compra se vuelve una auténtica ganga.

Hemos elegido los tres vehículos de ocasión de menos de 3 000 euros que mejores resultados de fiabilidad y seguridad están ofreciendo, pero hay algo que nunca se puede hacer: meterte prisa para comprar.

Ford Focus II

El compacto americano es uno de esos coches con los que te diviertes conduciendo, y por 3 000 euros ya puedes conseguir unidades del 2004-2005 en bastante buen estado. Se trata de un coche con un nivel de seguridad razonable y una fiabilidad más que contrastada, sobre todo si optas por los diésel de 1,8 o 2,0 litros TDCI o los 1,6 litros de gasolina atmosféricos.

Vehículos de ocasión: Ford Focus 2004
Ford Focus 2004.

Está disponible con carrocería hatchback con tres y cinco puertas, sedán y familiar, y todos ellos destacan entre sus competidores por ofrecer una habitabilidad muy buena y un maletero de referencia que parte de 385 litros de capacidad.

Su chasis le dio toda una lección de efectividad a rivales como el Peugeot 307, Citroën C4, Opel Astra y compañía, y era capaz de soportar motores muy potentes sin inmutarse, cosa que Ford aprovechó muy bien con varias versiones deportivas.

La estética sigue siendo bastante actual y el nivel tecnológico es lo suficientemente moderno como para viajar con total comodidad. Aunque no esperes niveles de conectividad ni infoentretenimiento en su interior.

Toyota Corolla

El modelo japonés se ha convertido en uno de los vehículos más buscados en el mercado de ocasión económico por su merecida fama de ‘coche duro’. Y no nos extraña, ya que por menos de 3 000 euros tienes un coche que, si ha estado bien cuidado, puede serte fiel durante muchos años.

Toyota Corolla 2004
Toyota Corolla 2004.

No tiene un chasis especialmente eficaz ni una estética llamativa, pero si quieres un coche fiable, cómodo, eficaz y seguro, el Toyota Corolla es una apuesta segura.

El motor diésel 2.0 D4D de 110 CV es más que suficiente para circular por cualquier tipo de vías sin echar en falta más potencia. Y puedes encontrar ejemplares del año 2006 con alrededor de 120 000 kilómetros por unos 2 900 euros.

Si optas por un modelo de gasolina tampoco te arrepentirás, y nuestro consejo es que escojas el 1.6 VVTi de 110 CV, un motor muy agradable de conducir y con mucha fuerza.

Como punto negativo está su maletero, que con 289 litros se queda a la altura de un utilitario actual, y unas plazas traseras que, si bien son suficientes, también quedan demasiado justas para tres adultos.

Volkswagen Golf IV

No podía faltar en la lista de los vehículos de ocasión de menos de 3 000 euros más recomendables el compacto alemán, uno de los modelos más vendidos y probados de nuestro país y que todavía inundan con un gran número nuestras calles: por algo será…

Parte de la fama que consiguió este compacto era gracias al rapidísimo 1.9 TDI, y más concretamente el de 110 CV, suficiente para hacer pasar al Golf de 0 a 100 km/h en 10,6 segundos. La entrega de fuerza es otro de sus puntos fuertes, con mucho par motor en la zona baja del cuentarrevoluciones.

Volkswagen Golf IV de 1997.
Volkswagen Golf IV de 1997.

También es muy interesante cualquier motor de gasolina, en especial el 1.8, del que hay una versión con turbo y otra sin él. El aplomo que ofrece para tratarse de un coche de 4,15 metros de longitud es muy bueno, y su reducido peso hace que sea un vehículo muy divertido de conducir.

Por algo menos de 3 000 euros hay multitud de unidades disponibles. Muchas de ellas superan ya los 180 000 kilómetros, pero si ha sido un coche cuidado no tiene por qué darte problemas dada la dureza y la calidad general del coche.

Sea cual sea la elección en un coche de segunda mano, realizar una prueba mecánica por parte de un profesional antes de la compra es una magnífica idea. Lo que te cobre el mecánico, que no será mucho, puede evitarte más de un disgusto inesperado.